CaixaBank se pone como meta una rentabilidad superior al 12% en 2024 y destinará 9.000 millones para dividendos y recompras de acciones

Unos operarios colocan el logo de CaixaBank en las que eran las oficinas de Bankia tras la fusión con esta entidad.
Unos operarios colocan el logo de CaixaBank en las que eran las oficinas de Bankia tras la fusión con esta entidad.
Reuters

Reuters

CaixaBank ha presentado su plan estratégico hasta 2024 en el que prevé una rentabilidad superior al 12% para esa fecha. Además, la entidad estima una ratio de eficiencia del 48% en 2024, así como un incremento del 8% de su margen de intereses y la generación de alrededor de 9.000 millones de euros de capital,

Los objetivos que se ha marcado la entidad  en el Plan Estratégico 2022-2024 que el banco ha remitido este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se centran en impulsar el crecimiento del negocio, fortalecer el liderazgo en el segmento de particulares, convertirse en el primer banco de más empresas, evolucionar el modelo de atención para adaptarlo al máximo a las preferencias de los clientes y consolidarse como "un referente en sostenibilidad en Europa".

Respecto a las cifras concretas,  CaixaBank aspira a elevar sus ingresos a un ritmo del 7% entre 2022 y 2024, impulsados por la actividad de seguros, donde quiere crecer más de un 10% y la evolución moderada de las comisiones, que sitúa en un crecimiento superior al 2%, con estas cifras estima un crecimiento del margen de intereses del 8%, que se reforzaría por el nuevo entorno de tipos. 

El plan estratégico apunta que la rentabilidad (ROTE) llegará al final del periodo a situarese por encima del 12%, lo que supone casi duplicar los niveles actuales, mientras que la ratio de eficiencia mejorará 10 puntos en comparación con 2021, hasta colocarse por debajo del 48%. 

Otro pilar será el control de la morosidad, que previsiblemente descenderá por debajo del 3% a finales de 2024.

Los objetivos de capital 

Durante el periodo de vigencia del plan, CaixaBank se ha marcado el objetivo interno de situar el capital de máxima calidad CET1 entre el 11% y el 12%, aplicando una "atractiva" política de remuneración a los accionistas que se apoyará en el aumento de ingresos y la neutralización de costes tras la fuerte reducción acometida en 2022 por la captura de las sinergias tras la fusión con Bankia.

En concreto, prevé generar alrededor de 9.000 millones de capital, incluyendo los dividendos (con un pay out superior al 50%), el exceso de capital sobre el 12% y la entrega de 1.800 millones correspondientes al plan de recompra de acciones que se repartirán este año.

En cuanto a estas acciones de recompra, CaixaBank ha anunciado este martes que la recompra de acciones tendrá un importe monetario máximo de 1.800 millones de euros, no excederá del 10% del capital social del banco, su duración máxima será de 12 meses y su gestor será Morgan Stanley Europe SE.

Otros artículos interesantes:

La gran banca avanza hacia la recuperación, pero sigue sin liberar el capital apartado por la crisis del COVID-19 ante el nuevo escenario de incertidumbre

Recortes de plantilla, salidas a bolsa y fusiones: la banca mediana acelera los movimientos para acabar con la reestructuración del sector

La banca seguirá buscando rentabilidad en 2022, mientras lucha con las 'fintech' por atraer a los clientes más digitales sin perder de vista a Google o Facebook

Te recomendamos