Pasar al contenido principal

Caixabank tiene argumentos para subir de media un 20% en los mercados tras presentar sus cuentas, según los analistas

Jordi Gual, presidente de CaixaBank y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank.
Jordi Gual, presidente de CaixaBank y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank. Caixabank
  • Tanto el margen de intereses como las comisiones netas de Caixabank podrían mostrar estabilidad en comparación con el cuarto trimestre del pasado ejercicio, según los analistas.
  • Más del 80% del consenso opta por comprar acciones de la entidad catalana en estos momentos, descontando todos los datos que se espera que publique.
  • Credit Suisse espera mayor claridad sobre el impacto total de los costes de reestructuración asociados a la reducción de plantilla y el cierre de oficinas.

La temporada de resultados siempre trae ganadores y perdedores. Las expectativas que se presentan antes y el punto de partida inicial hace que muchos inversores se puedan anticipar al movimiento que los valores, posteriormente, describan en la bolsa.

En este sentido, dentro del sector bancario se esperan beneficiados y perjudicados. Aunque todo en base a las estimaciones de los analistas.

Uno de los que pueden sorprender positivamente, según el punto de vista de la media de los analistas, es Caixabank. Tanto el margen de intereses como las comisiones netas podrían mostrar estabilidad en comparación con el cuarto trimestre del pasado ejercicio.

Los expertos de Renta 4 señalan al respecto que se verá compensado con la aportación positiva de ROF (48 millones de euros, sobre el descenso de los 45 millones de euros del último periodo del pasado ejercicio. Esto debería canalizarse óptimamente en los mercados, apuntan.

En comparativa anual, el fuerte descenso estimado del resto de ingresos viene explicado por menores ROF y menor aportación “de las entidades valoradas por puesta en equivalencia que recoge principalmente la venta de su participación en Repsol (95 millones de euros, frente a los 266 millones de euros que tenía un año atrás)”, describen desde la firma.

Por su parte, Credit Suisse considera a CaixaBank su principal apuesta. Y es que esperan mayor claridad sobre el impacto total de los costes de reestructuración asociados a la reducción de plantilla y el cierre de oficinas.

En relación a la incertidumbre sobre la sentencia europea del índice hipotecario IRPH, que puede tener un impacto importante en su cuenta de resultados si es contraria a CaixaBank, recuerda que “la sentencia no se conocerá hasta el 24 de junio, por lo que no habrá novedades en este aspecto”.

Leer más: 8 factores por los que España es uno de los países preferidos por Goldman Sachs para invertir

Por tanto, a pesar de que el primer trimestre se espera sea algo más débil a lo que cabría haber esperado en lo que a ingresos recurrentes se refiere, los analistas de Renta 4 no esperan la entidad “vaya a hacer cambios en los objetivos de evolución de ingresos”, con un margen de intereses subiendo un 2% y unas comisiones netas avanzando a un ritmo del 3%.

Esto podría reflejarse como catalizadores positivos para su cotización en bolsa.

Igualmente, Credit Suisse espera que CaixaBank mejore un 3% su margen de intereses, hasta 1.239 millones, aumente un 4% sus ingresos por comisiones, hasta 647 millones y mejore un 1% el negocio de seguros, hasta 140 millones.

Con todo, el beneficio neto caerá un 22% respecto al primer trimestre de 2018, hasta 546 millones (el consenso anticipa 541 millones), aunque no debería afectar a su evolución bursátil.

Atractivo para los analistas

Lo que parece claro es que Caixabank goza del beneplácito de la media de las firmas de análisis. Más del 80% del consenso opta por comprar sus títulos en estos momentos, descontando todos los datos que se espera que publique. De no ser así, habría una reacción bien diferente.

Credit Suisse aconseja sobreponderar sus títulos, porque cuenta con una habilidad superior para impulsar sus ingresos 'core' en relación a sus competidores.

Tal y como estima, la entidad catalana es una inversión atractiva porque el mercado “no da valor a su posición de solvencia superior en relación a sus competidores, ya que su cuenta con una ratio de capital adicional de 250 puntos básicos sobre la competencia”.

De igual modo, Renta 4 mantiene ese mismo consejo y establece el precio objetivo en los 4,14 euros, lo que le da un potencial de más de un 30%. Para la firma de análisis, los factores que rodean al valor son atractivos desde el punto de vista de la inversión y cotiza a unos múltiplos baratos.

Con todo, hay entidades de banca privada que van aún más allá con sus pronósticos. HSBC, la más moderada, en un último informe, situaba la meta para el valor con una capacidad de crecimiento en los mercados de un 15%. Jefferies, Morgan Stanley o KBW, centraban el precio objetivo hasta un potencial de revalorización del 25%, 39% y 20%, respectivamente. No cabe duda de que las expectativas están altas. 

Y además