¿Tienes derecho a finiquito después de una baja voluntaria? Esto es lo que debe pagarte la empresa si te marchas

Un hombre abandona su trabajo
Getty

Marcharte de un trabajo siempre implica ciertos riesgos, sobre todo si no tienes nada atado ni otra empresa en la que seguir desarrollando tu carrera.

Sin embargo, es posible que hayas llegado a esta decisión y que lo tengas bastante claro, por ejemplo, si estás quemado con tu actual trabajo o simplemente quieres tomar un respiro.

En estas situaciones es importante tener en cuenta aspectos como el finiquito, ya que esta cantidad de dinero puede ayudarte a estar más tranquilo y a no tener tantas prisas por buscar empleo.

Estos son todos los permisos laborares retribuidos que puede solicitar un trabajador a la empresa

Calcular cuánto dinero te corresponde por el finiquito es un aspecto clave. Pero antes debes resolver una pregunta: ¿puedes cobrar el finiquito después de marcharte voluntariamente del trabajo?

A continuación, se explica qué ocurre con el finiquito una vez has dejado tu trabajo por decisión propia.

¿Existe el derecho a finiquito en una baja voluntaria?

La respuesta es afirmativa: vas a cobrar finiquito después de una baja voluntaria.

Todos los trabajadores tienen derecho a finiquito tras dejar un empleo, ya sea por un despido o porque han querido marcharse.

En el finiquito se incluyen pagos que debes cobrar de manera obligatoria, como el sueldo que corresponde hasta el último día trabajado, la parte proporcional de las pagas extra no prorrateadas, las vacaciones que no has disfrutado o las horas extraordinarias.

Lo que no cobrarás si te vas de la empresa es una indemnización. Además, tampoco tendrás derecho a paro.

Cómo calcular el finiquito tras una baja voluntaria

El importe del finiquito es el mismo en todas las situaciones, ya sea un despido o una decisión del trabajador, tal y como detallan desde el bufete Campmany Abogados.

Cómo solicitar el fin del contrato por sobrecarga de trabajo: esta es la indemnización que corresponde si estás sometido a demasiado estrés

Para calcular el finiquito debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Últimos días de sueldo: tienes que averiguar tu salario diario y multiplicarlo por los días de trabajo que has estado en activo en el mes actual.
  • Vacaciones no disfrutadas: debes multiplicar los días de vacaciones que restan en el año presente por tu salario diario.
  • Pagas extra no prorrateadas: si tienes el sueldo en 14 pagas debes consultar la cantidad que cobraste en la última paga extra, así sabrás lo que te corresponde en la siguiente y que se debe incluir en el finiquito.

Sumando estas 3 cifras tendrás el finiquito que te corresponde.

Recuerda que también has de añadir otros conceptos como bonus, horas extra no remuneradas hasta ahora o complementos varios.

Otros artículos interesantes:

10 motivos por los que los reclutadores te siguen rechazando en entrevistas de trabajo

Las 'soft skills' son un motivo de despido: por qué ahora parece más importante que seas resiliente a que hagas bien tu trabajo

La justicia concede el teletrabajo a una empleada para favorecer la conciliación, a pesar de que la empresa estaba en contra

Te recomendamos