Pasar al contenido principal

Así puedes calcular tu indemnización en caso de accidente con tu vehículo

Accidente de coches con bomberos interviniendo
Gettyimages
  • La indemnización a percibir tras un accidente depende de la gravedad de las lesiones, la renta y del tiempo de recuperación. 
  • La compensación final solo se puede establecer una vez las lesiones estén estabilizadas, tomando como referencia los días de incapacidad.
  • Las aseguradoras tardan hasta tres meses en pagar un adelanto de la compensación final.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Calcular la indemnización que te corresponde tras un accidente puede ser una tarea compleja. Esta se estima según el Baremo de Accidentes y con arreglo a la gravedad de las secuelas, días de afección y renta de la víctima. Sin embargo, este baremo no es una simple tabla de consulta y algunos de los conceptos que observa son técnicos como la tasación de lesiones en una escala numérica según sus grados. 

Además, en todo caso solo está a mano de los jueces -o de un acuerdo extrajudicial entre abogados -el 70% de los litigios se resuelven así- o entre las aseguradoras estimar finalmente a cuánto puede ascender cualquier compensación, ya sea a consecuencia de un accidente de tráfico, de uno doméstico o de cualquier otra contingencia. 

Hay cientos de bufetes de abogados dedicados las reclamaciones de daños, varios de ellos ofrecen calculadoras web con las que hacer una estimación resulta bastante sencillo y rápido. Una de estas herramientas online, que puedes localizar con cualquier buscador, es la de Indemnización por Accidente.

“El Baremo se creo para establecer los pagos a consecuencia de accidentes de tráfico, pero con el tiempo su uso se ha ido extendiendo a todas las reclamaciones e indemnizaciones por daños”, afirma para AutoBild.es Ignacio González, responsable del departamento jurídico de Indemnización por Accidente. 

'Grosso modo', la calculadora de indemnizaciones tiene un primer módulo básico, sobre el que colocar la fecha de nacimiento -cuanto mayor es la edad, menos se cobra-, la del siniestro y el sueldo neto anual. Después, hay que seleccionar los días de incapacidad temporal a consecuencia del siniestro, que se dividen en muy grave (103 euros/día), grave (77 euros/día), moderado (53 euros/día) y básico (31 euros/día). 

Leer más: E-Rescue, el asiento de coche que puede salvarte la vida

La compensación final por un siniestro de tráfico solo se puede establecer una vez las lesiones estén estabilizadas, ya que la cuantía a pagar se fija con arreglo a los cuatro grados de gravedad de arriba, multiplicados por la cantidad de días que el afectado ha sufrido estas consecuencias. Así, resulta que las compensaciones más elevadas que se pagan son las que generan secuelas muy graves y permanentes, como las lesiones medulares

“La gente viene buscando justicia y lo que hay es una ordenación, que es lo que da el orden. La indemnización nunca es justa, al que tiene una lesión grave, nunca le va a parecer bien lo que cobre. En todo caso, no hay ni una sola víctima que deba gestionar todo esto sin una defensa profesional”, afirma Ignacio González.

indemnización por accidente
Distribución de los percances por coberturas y tipo de vehículo. Estamos Seguros.

En caso de fallecimiento, aunque el Baremo de Indemnizaciones 2019 establece un máximo de 93.000 euros por muerte de un cónyuge, es igualmente complejo establecer cualquier cuantía a priori dado que esta no solo dependerá de factores como la renta del fallecido, sino que también puede verse incrementada si, por ejemplo, había suscrita una póliza adicional como un seguro de vida. 

Culpa Vs Responsabilidad

En todo caso, es importante saber cómo y cuándo reclamar después de un accidente de tráfico. Entre otras cuestiones porque si tardas demasiado, se te puede pasar el plazo, de un año a partir de que las lesiones queden estabilizadas. La responsabilidad extra contractual -todo lo que no esté reflejado en la póliza- tiene un año de prescripción; la contractual tiene cinco años de prescripción, pero hay que reclamar ambas siempre. 

Uno mismo puede encargarse de enviar un burofax a todas las aseguradoras -y la propia-, por si el damnificado tuviera alguna cobertura desconocida. Y, si fuera necesario, hay que solicitar el atestado del accidente a la Guardia Civil o a la Policía Municipal para acreditar de quién ha sido la culpa. Sin embargo, teniendo en cuenta la situación personal o familiar que hay tras un siniestro grave, salvo que tengas experiencia en estas cuestiones, lo más fiable es encontrar un abogado especializado.  

Las aseguradoras tardan hasta tres meses en pagar un adelanto de la compensación final. La labor del abogado empieza procurando presentando reclamaciones formales a todas las aseguradoras que puedan estar interesadas, para que todas las coberturas se apliquen y tratando que el cliente cobre lo antes posible ese adelanto. 

Leer más: Qué es y para qué se utiliza un atestado policial

En caso de accidente, las aseguradoras deben aportar cantidades suficientes para cubrir el daño, aunque no siempre es así. Cuando la lesión es muy grave, generalmente sí lo hacen, pero si no hay abogado o reclamación detrás, a lo mejor se pueden hacer los remolones”, continua. 

Otra cosa es detectar las causas, que es a lo que se dedican los técnicos en los informes, pero dilucidar de quién es la culpa de un accidente es tarea de los cuerpos de seguridad y, si llega el caso, de un juez. Y este aspecto tiene una importancia capital en la indemnización que pueda percibirse, ya que si eres el responsable, la cuantía que cobrarás será notablemente más baja. 

Es más, para quienes provocan un accidente bajo los efectos del alcohol, los jueces suelen dictar compensaciones económicas para las víctimas a las que deben hacer frente los condenados. 
 

Y además