La multa de 200 euros que te pueden poner las cámaras de la DGT sin que te des cuenta

Cámara de vigilancia en una carretera
Getty

La DGT dispone de numerosas medidas de control en carretera para hacer cumplir la normativa de seguridad vial.

Radares, agentes de tráfico e incluso drones son algunos de los recursos con los que cuenta la DGT, y que en un momento dado pueden llegar a multarte.

En este sentido, las cámaras cumplen un papel fundamental: pueden cazar a los conductores imprudentes sin que se den cuenta de ello, consiguiendo de este modo que deban respetar las normas de tráfico en todo momento.

Si no contestas a este correo de la DGT podrías recibir 1.500 euros de multa: ignorar este aviso se considera una infracción muy grave

Hay un aspecto relacionado con tu propia seguridad que no has de pasar por alto, y que está relacionado directamente con la vigilancia que hace la DGT a través de las cámaras en carretera.

Se trata del uso adecuado del cinturón de seguridad cuando haces un trayecto. En caso de que no lo lleves puesto o que esté colocado de manera incorrecta, la DGT te puede poner una sanción.

Así lo ha advertido Tráfico en un mensaje en sus redes sociales:

La multa es de hasta 200 euros y la pérdida de 3 puntos en el carnet de conducir, dependiendo de si no lo llevas puesto o lo has hecho mal.

Pero ojo, que la nueva ley de tráfico va a endurecer todavía más esta norma: a partir del 21 de marzo, esta infracción va a costarte 4 puntos en el permiso de conducción.

Si te has desajustado el cinturón para ir más cómodo o directamente has prescindido de él, debes saber que en cualquier momento una de las cámaras de la DGT puede identificarte y hacer que recibas una sanción.

En cualquier caso, el uso del cinturón debes respetarlo en todo momento por una cuestión de seguridad: en caso de accidente será de gran ayuda para evitar males mayores.

Para colocar correctamente el cinturón debes dar una serie de pasos realmente sencillos.

Lo importante es ajustarlo a tu altura, dejando la parte superior del cinturón en la zona interior del hombro. Jamás lo dejes cerca del cuello, pues si hay un accidente puedes sufrir cortes.

En la parte inferior has de colocarlo junto a la cadera. Si lo pones demasiado alto, es decir, cerca del abdomen, puedes sufrir heridas importantes, por ejemplo, la rotura del bazo.

El cinturón también te ayuda a mantener la postura correcta en situaciones de riesgo, como cuando tienes que dar un giro brusco al volante para esquivar un elemento inesperado en carretera.

Otros artículos interesantes:

La DGT explica qué es el 'efecto pasillo' y cómo puede ayudarte a salvar vidas en carretera

El mejor truco para usar el móvil de forma segura en el coche y librarte de la multa de 200 euros de la DGT

Esta es la multa de 1.000 euros que puede poner la DGT a los conductores de patinetes eléctricos

Te recomendamos