Pasar al contenido principal

Por qué la lucha contra el cambio climático puede ser una de las grandes oportunidades de inversión de las próximas décadas

cambio climatico
Business Insider España
  • Entre las alternativas de inversión interesantes que están surgiendo en los últimos tiempos se encuentran el medio ambiente y la sostenibilidad.
  • Se prevé que haya que reducir las emisiones de CO2 en un 80% en el mundo y, por ello, la lucha contra el cambio climático puede ser interesante  para obtener rentabilidades.
  • La transformación hacia un modelo más sostenible, algo que es realmente inevitable y el compromiso de los estados, crea oportunidades dentro del plano de la inversión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La inversión sale a la caza de nuevos activos alternativos en los que fijarse para engordar las carteras. Entre las tendencias que se observan en todo el mundo con mayor interés se encuentran el medio ambiente y la sostenibilidad, que están ejerciendo de catapulta para obtener rentabilidades.

Lo más importante es que de cara al futuro este enfoque puede ser el caldo de cultivo para que las carteras generen beneficios.

En este sentido, una de las grandes luchas de la actualidad se está convirtiendo en un espacio que podría crear rendimientos. Se trata del cambio climático. Y es que se prevé que haya que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 80% (así se expuso en la última conferencia sobre el cambio climático) para que la temperatura de la Tierra no aumente más de dos grados. 

Los grandes causas de este problema son la energía (24%), la agricultura (24%), la industria (21%), el transporte (14%), otros tipos de energía (10%), y los edificios (6%). Por tanto, la transformación hacia un modelo más sostenible (algo que es realmente inevitable) y el compromiso de los países con ello, crea oportunidades dentro del plano de la inversión.

Leer más: 4 maneras con las que puedes invertir en hábitos saludables

Posibilidades de crecimiento

¿Por qué pueden generar oportunidades en lo que respecta al rendimientos? Según Simon Webber, gestor de fondos de Schroders y experto en la materia, hay un importante potencial dentro de las energías limpias. Entre ellas, la solar y la eólica.

La razón fundamental es que el coste MW/h se ha reducido enormemente “en la última década”, lo cual abarata los costes de producción energética. Eso permite que haya una mayor implantación y que pueda crear más crecimiento en el largo plazo.

También se esperan avances en el transporte sostenible. Webber expone que en los próximos años se abaratará la compra de los vehículos eléctricos y esto favorecerá a las empresas que inviertan en ello. De hecho, en Europa ya estamos viendo un cambio en la industria de la automoción. 

En definitiva, se requiere una inversión de 2 billones de dólares por parte de todos los países, que supone un transfer value del 15% (lo cual equivale a la economía de Rusia). En la próxima década, el experto prevé un desembolso importante, que generará “atractivo”, desde el punto de vista de los inversores. 

Como ejemplo de compañías que se están comprometiendo con el medio ambiente y el cambio climático, tal y como describe Webber, estarían Hydro o Amazon. Esta última se ha comprometido a reducir sus emisiones de carbono de aquí a 2030. Igualmente, Vestas, que tiene 101 GW de los 592 GW de la energía eólica del mundo, sería una opción a tener en cuenta.

Oportunidades en España

Aerogeneradores de Siemens Gamesa
Aerogeneradores de Siemens Gamesa Siemens Gamesa

¿Y en el ámbito español? El gestor de Schroders explica que hay dos compañías que se están comprometiendo con el cambio climático que cotizan en el Ibex 35. Por un lado, Iberdrola, que es una de las “líderes renovables de todo el mundo” y que tiene buenos fundamentales para seguir creciendo.

Por otra parte, Webber apunta a Siemens Gamesa, porque está muy bien situada en el negocio de energía eólica marina y las previsiones apuntan a que va a mantener el ritmo de consecución de nuevos proyectos que ha tenido hasta ahora.
 

Y además