Pasar al contenido principal

Estos son los 8 mayores cambios que experimenta el cuerpo humano al pasar mucho tiempo en el espacio según la mayor investigación de la NASA hasta la fecha

Scott y Mark Kelly: gemelos astronautas.
Scott y Mark Kelly, los gemelos que han servido como sujetos de estudio en la investigación sobre qué efecto tiene sobre el cuerpo humano vivir en el espacio. NASA
  • La conquista del espacio es un sueño de la NASA, que trabaja activamente para llevar al ser humano cada vez más lejos. 
  • Un estudio con dos gemelos astronautas explica los cambios que suceden en el cuerpo humano. 
  • Las alteraciones en la visión y el acortamiento de telómeros son algunos de los riesgos que conlleva una estancia en el espacio.  

La NASA quiere colonizar el espacio y llevar al ser humano cada vez más lejos. Las próximas misiones en el horizonte son volver a la Luna y aterrizar en Marte, pero no se presentan como una tarea fácil, especialmente el planeta rojo. 

Para poder conquistar el espacio es importante saber cómo afecta a la salud humana vivir lejos de la Tierra y a la NASA se le presentó una oportunidad única de averiguarlo gracias a dos gemelos astronautas, Mark y Scott Kelly. 

Durante un año, la NASA ha estudiado cómo ha afectado a Scott vivir en el espacio durante una estancia en la Estación Espacial Internacional de 340 días mientras su hermano Mark permanecía en la Tierra como sujeto de control. 

A principios de 2018 ya se publicaron resultados detallados sobre las diferencias que los investigadores detectaron entre los hermanos gemelos pero, ahora, tres años después de que Scott Kelly (ya jubilado) regresara a la Tierra se acaba de publicar un macroestudio en la revista Science que representa un retrato pormenorizado de todos los retos a los que se enfrenta el cuerpo humano al estar en el espacio con unos datos —moleculares, fisiológicos y de comportamiento— que serán muy valiosos para futuros programas espaciales.

Los autores explican que ya se conocían algunos efectos en la salud humana, pero recabados de misiones de menos duración y sin un sujeto de control que pudiera aportar una comparación tan precisa: los investigadores han podido estudiar a dos individuos con el mismo material genético que han estado en dos ambientes muy diferentes (y controlados) a lo largo de casi un año.

Durante el año que pasó allí, un equipo de más de 80 investigadores de 12 universidades ha ido recogiendo y analizando pruebas para determinar qué cambios suceden en el cuerpo humano y su peligrosidad.

El macroestudio, eso sí, subraya que la muestra es demasiado pequeña al contar solo con dos individuos —los hermanos Kelly— y también expone que futuras investigaciones deberán también analizar duraciones más prolongadas (superiores a un año) para determinar mejor todos estos cambios y poder establecer límites seguros para los propios astronautas.

No es nada común que existan gemelos astronautas. De hecho, Scott y Mark han sido los primeros. A pesar de que algunos astronautas en el pasado tenían (o tienen) hermanos gemelos, no hay casos de otros gemelos monocigóticos (idénticos) astronautas, como ellos. De ahí que por ahora no existan planes de llevar a cabo estudios similares.

De cualquier manera, a continuación puedes repasar todos los cambios que experimentó el astronauta Scott Kelly para que lo tengas en cuenta cuando vayas a reservar tu billete al espacio. 

Leer más: La NASA selecciona las cinco mejores casas para habitar Marte

Alteraciones oculares y de la vista

Astronautas en la Luna
Muchos entusiastas del espacio han esperado durante mucho tiempo construir una base en la Luna, pero el duro entorno de la superficie lunar no es el lugar ideal para que los humanos prosperen. NASA

Los cambios de presión en el cerebro también afectan a la visión. Las alteraciones de la visión que parecen tener más persistencia incluso una vez acabada la misión son los edemas de papila (alteraciones del nervio óptico) y los pliegues coroideos (alteraciones de la retina).

El tiempo en el espacio también aumenta el riesgo de sufrir cataratas. 

Pérdida de densidad ósea y masa muscular

La astronauta Sunita "Suni" Williams [RE]

En el espacio puedes llegar a perder hasta un 12% de la densidad ósea en sólo un año, y también es común la pérdida de masa muscular y de fuerza. Sin embargo, prevenir esto es relativamente fácil ya que la nutrición y el ejercicio pueden mitigar el fenómeno. 

En el caso de Kelly, una lesión le impidió hacer ejercicio al mismo ritmo durante la segunda parte de la misión y perdió más densidad ósea y masa muscular. 

 

Elongación de los telómeros en el espacio...y luego acortamiento en la Tierra

El astronauta Mike Hopkins [RE]
El astronauta Mike Hopkins NASA

NASA

Este fenómeno observado en Scott Kelly es uno de los descubrimientos más sorprendentes del estudio. Los telómeros son los extremos de los cromosomas y en el espacio sufren un alargamiento. Sin embargo, al volver a la Tierra no solo vuelven a su tamaño natural, sino que algunos son más cortos que antes del vuelo. 

La menor longitud de los telómeros acelera el envejecimiento y aumenta las posibilidades de sufrir cáncer y enfermedades cardiovasculares. 

La expresión genética

Astronauta flotando en el espacio
NASA

Las alteraciones de la actividad genética en el espacio son muy comunes. Sin embargo, en el caso de Scott Kelly lo curioso es que un pequeño porcentaje de las alteraciones en la expresión de sus genes —muchos relacionados con el sistema inmunitario y la reparación del ADN— no han vuelto a la normalidad después del viaje espacial. 

 

Alteraciones cardiovasculares

Estación Espacial Internacional: astronauta
NASA

El tiempo en el espacio provoca algunas alteraciones vasculares como el aumento de la masa ventricular izquierda, distensión de la arteria carótida o el engrosamiento de algunas paredes.

Estos cambios suelen asociarse con un aumento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. 

Cambio en la dirección de los fluidos corporales

Astronauta de la NASA en el espacio
NASA

El desplazamiento del fluido hacia la cabeza, en vez de hacia los pies, se produce inmediatamente después de la entrada en la ingravidez y resulta en una disminución del plasma y del volumen sanguíneo. 

Esto se produce porque, al no haber gravedad, nada obliga a los fluidos a ir hacia tus pies. El cambio de dirección de los fluidos de tus pies a la cabeza puede llenar una botella de dos litros en sólo un año.

Inflamación

El astronauta David Saint-Jacques
El astronauta David Saint-Jacques. NASA

 El estudio revela que la inflamación durante el vuelo es normal y parece ligada a alteraciones en los fosfolípidos. Por un lado aumentan los lisofosfolípidos que contienen ácidos grasos proinflamatorios y disminuyen los que contienen ácidos grasos antiinflamatorios. 

 

Rendimiento cognitivo más lento

Serena Auñón-Chancellor
La astronauta de la NASA, Serena Auñón-Chancellor, es atendida nada más regresar de un viaje de 197 días en el espacio. NASA

Las misiones largas también tienen implicaciones negativas en el rendimiento cognitivo, lo que dificulta la realización de determinadas operaciones técnicas. 

Sin embargo, Kelly no pareció presentar ninguno de estos síntomas en el espacio: aunque sí cuando volvió a la Tierra ya que se cree que la reentrada en la atmósfera terrestre y la adaptación a la Tierra provoca una cierta lentitud cognitiva al principio. 

Y además