Pasar al contenido principal

Apple lanza un órdago a la millonaria industria de la publicidad online con un pequeño retoque en los ajustes de privacidad de iOS 14

Tim Cook, CEO de Apple
El CEO de Apple, Tim Cook. Getty

  • El nuevo iOS 14 de Apple preguntará a los usuarios cuando abran las aplicaciones si desean que estas recopilen datos para enviarles anuncios personalizados.
  • Esta nueva pregunta, sumada a los cambios que ya se añadieron en iOS 13, que permitían a los usuarios intentar ser irrastreables para estos programas que crean perfiles de consumo, pone en jaque a la industria de la publicidad en línea.
  • Varias asociaciones de marketing y publicidad europeas criticaron a la firma de Cupertino por no haber colaborado para llegar a una solución de consenso con la que lograr el consentimiento de los usuarios y mantener el sector.
  • Si muchos usuarios de iPhone rechazan la idea de recibir publicidad personalizada en función de sus gustos, se abre la puerta a que este mercado cambie drásticamente en los próximos años.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El nuevo sistema operativo de Apple para sus iPhone, iOS 14, todavía no tiene fecha de lanzamiento. Pero muchos profesionales del sector de la publicidad en línea temen ese momento.

La firma de Cupertino presentó su iOS 14 en la WWDC 2020 del mes pasado, y una de las novedades del sistema operativo pasaron desapercibidas por otros anuncios. Con esta nueva versión de iOS, los teléfonos preguntarán a los usuarios si aceptan que las aplicaciones recopilen datos sobre ellos para generar perfiles con los que segmentar mejor la publicidad.

En realidad esta opción ya la introdujo Apple con el lanzamiento de iOS 13, que estuvo disponible para todos los clientes de iPhone en septiembre del año pasado. Lo que ocurría es que la opción estaba escondida en un recóndito rincón en el menú de Ajustes de los terminales.

Ahora, en iOS 14, tu iPhone te preguntará cuando abras o cierres una aplicación si consientes que esta te rastree y recopile datos sobre ti para mejorar tu perfil como consumidor. Y la pregunta anima a negarse: ¿aceptarías que una aplicación vea lo que haces "a través de otras apps y páginas de otras compañías"?

Este pequeño retoque, sumado a las nuevas características del iOS 14 centradas en la privacidad, están provocando muchos quebraderos de cabeza a muchas apps de terceros presentes en el entorno Apple. Por ejemplo, muchos usuarios en Reddit avisaban a finales de junio que gracias a iOS se sabía cómo muchos programas accedían al portapapeles de los usuarios en iPhone.

En otras palabras: muchas aplicaciones accedían de forma indiscriminada a lo que tuvieses copiado en ese momento para pegarlo en otro sitio.

Leer más: 10 predicciones de Steve Jobs sobre el futuro de la tecnología que se han hecho realidad y 2 en las que se equivocó por completo

Ante la probabilidad de que muchos usuarios rechacen dar estos permisos a las aplicaciones, varias agencias de marketing y publicidad en todo el mundo, muchas de ellas respaldadas por gigantes como Google o Facebook, han comenzado a quejarse.

Lo avanzaba la agencia Reuters a principios de julio: una asociación de agencias europeas criticaban que Apple no ha colaborado con el resto de agentes de la industria en la búsqueda de un método con el que conseguir el consentimiento de los usuarios para elaborar "bajo las normativas europeas de privacidad" estos perfiles para anunciantes.

Días después, el medio especializado Mac O'Clock abundaba en esta polémica. En este artículo, la publicación advertía que Apple acababa de "matar a la millonaria industria publicitaria con una sola pregunta". Forbes, por ejemplo, también considera que este sector está "convulsionando" después de que Apple haya acabado con los perfiles publicitarios de esta forma.

Aunque a juicio de este último medio, Apple no ha acabado en sí con los IDFA. Los IDFA son los identificadores de consumidor en el entorno Apple, y se elaboran en función del uso o gustos de los clientes. Gracias a ellos, los anunciantes pueden segmentar sus mensajes comerciales.

Leer más: Por qué los usuarios de iPhone no pueden suscribirse a Netflix o a Spotify desde las apps oficiales

Forbes entiende que Apple no ha acabado con estos IDFA, sino que los ha dejado inservibles, ya que ahora muchos usuarios rechazarán que las aplicaciones tanto de la marca de la manzana como de terceros puedan recabar información sobre ellos.

Facebook o Google, entre las principales damnificadas

La industria de la publicidad en línea va a cambiar. Muchos anunciantes segmentan sus comunicaciones comerciales mediante instrumentos de Facebook o Google, tecnológicas que facilitan la creación de perfiles de anunciantes sobre sus usuarios.

El profesor, consultor y experto tecnológico Enrique Dans dedicó una reciente entrada en su blog a esta controversia suscitada por el nuevo iOS 14. "¿A dónde va Apple? Simplemente, a tratar de acabar con un sistema tan profundamente absurdo, que realmente merece su fin".

"El estado actual de la publicidad en la red ha sido calificado como de engaño, de enorme burbuja, de fuerza negativa que destruye internet y el mundo, y como responsable de hacernos cada vez más infelices, hasta el punto de haber surgido voces que reclaman directamente su prohibición", detalla.

Dans continúa: "La única manera de arreglar un sistema que castiga a los usuarios, engaña a los anunciantes y únicamente beneficia a unos pocos es introducir en el sistema toda la claridad y transparencia que sea posible. ¿Quieres recibir publicidad segmentada? Pues dilo expresamente".

Leer más: El Tribunal de la Unión Europea rechaza la devolución de 13.000 millones de euros en impuestos de Apple a Irlanda

Según recuerda en su artículo Mac O'Clock, Google ha estado desde hace tiempo pagando más de 1.000 millones de dólares al año a Apple para que mantenga a Google como su motor de búsqueda por defecto en iOS. Pero el mismo medio incide en que este podría ser el siguiente paso, dado que con iOS 13 y 14, Apple está vetando, de facto, el rastreador de Google Analytics, un código que permite a las páginas web discernir cuál es el perfil de sus visitantes.

De hecho, a principios de junio un juzgado californiano aceptó una demanda colectiva contra Google que pedía indemnizaciones de hasta 4.500 millones de euros por rastrear a los usuarios incluso en el modo incógnito de los navegadores. Estos rastreadores de Facebook y Google son capaces de seguir a los visitantes de las páginas incluso bajo el modo incógnito.

La situación en la que esta medida de Apple deja a Facebook es todavía más delicada. La red social de Mark Zuckerberg ya se está enfrentando a un boicot de cientos de anunciantes porque la plataforma no restringe sus políticas de contenidos para evitar discursos de odio o racistas.

Y además