Los primeros camiones autónomos salen a la carretera, lo que representa un gran hito para el sector pero una grave amenaza para cientos de miles de trabajadores

Un camión autónomo de la compañía TuSimple en la carretera
Un camión autónomo de la compañía TuSimple en la carretera
TuSimple
  • Compañías como TuSimple ya están realizando las primeras pruebas de camiones autónomos en Estados Unidos. 
  • Esta innovadora tecnología suponer una revolución en el sector de la logística y el transporte, ya que abaratará los procesos y optimizará muchos de esos trayectos.
  • La incógnita es que sucederá con los camioneros, recientes estudios señalan que se perderán miles de empleos en el futuro, pero actualmente el sector vive una situación de falta de conductores. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Los camiones autónomos están más cerca de lo que se piensa. A la actual carrera por poner a rodar los primeros coches autónomos con empresas como Tesla o Apple a la cabeza, se suman ahora los camiones, lo que supone una revolución en el sector de la logística y el transporte. 

Estos camiones autónomos pueden reducir el tiempo de los trayectos, no tienen que parar a descansar, ni comer, e incluso son más seguros. En este sentido, en Estados Unidos ya existen muchas compañías que están desarrollando esta tecnología, como TuSimple, Waymo, Aurora o Embark, así como empresas de la dimensión de Amazon o Walmart, que han invertido dinero en ellas. 

En Europa, la empresa de logística DB Shanker también ha comenzado a hacer pruebas de conducción autónoma de camiones, y se espera que en el año 2025 se pueda ver este tipo de vehículos por las autopistas europeas. 

Aunque todavía es pronto para decir que los camiones sin conductor son una realidad, la compañía TuSimple ya está realizando pruebas con camiones de este tipo en Estados Unidos. De hecho, en el verano de 2017, otra empresa, Starsky Robotics —hoy desaparecida— realizó uno de los primeros trayectos de larga distancia en el que cubrió más de 100 kilómetros sin la ayuda de un ser humano. 

TuSimple es actualmente la compañía más grande del sector. Tiene oficinas repartidas en Estados Unidos, China y Europa y está valorada en más de 1.000 millones de dólares. Gracias a la tecnología que han desarrollado, sus camiones son capaces de ver hasta un kilómetro de distancia, mientras que la distancia que procesan los coches autónomos es de 250 metros. 

Mediante un gran número de sensores distribuidos a lo largo del camión, puede recoger información de lo que sucede a su alrededor en una visión de 360º. Toda esa información llega al ordenador de abordo, que cuenta con un sistema de Inteligencia Artificial capaz de realizar 600 billones de operaciones por segundo asegura la compañía. Además, la velocidad de reacción ante un problema de un camión TuSimple es de 0,15 segundos. La de un ser humano medio es de 1,5 segundos. 

El camión es capaz de hacer todo esto bajo cualquier condición atmosférica, ya sea lluvia, viento, niebla o nieve. 

Proteger a los camiones de ciberataques, el reto inminente para una industria logística en pleno proceso de digitalización

Sin embargo, toda esta industria de la conducción autónoma adaptada al sector logístico y el transporte, plantea diversas preguntas relacionadas con la automatización y la pérdida de empleo. Mientras las compañías aseguran que optimizarán los procesos de reparto y harán las carreteras más seguras, miles de conductores se preguntan qué pasará con ellos. 

En Estados Unidos, según recoge la cadena CBS, se estima que podrían desaparecer hasta 300.000 empleos en este sector. En el año 2017, cuando esta industria todavía era incipiente, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ya alertaba de que los camiones autónomos supondrían la eliminación de más de 4 millones de puestos de trabajo en 2030 tanto en Estados Unidos como en Europa. 

A pesar de estos datos, el sector del transporte por carretera vive actualmente un problema completamente diferente a las predicciones, ya que desde diferentes organizaciones del sector, aseguran que hacen falta más conductores. Recientemente la Confederación Española del Transporte de Mercancías, denunciaba en un comunicado que actualmente falta “personal cualificado en las empresas de transporte”. 

Este problema, general en todo el mundo, aseguran desde la Confederación, ha hecho que en el Reino Unido se vivan situaciones de desabastecimiento en tiendas y supermercados, ya que las empresas de transporte no cuentan con suficiente personal que cubra la alta demanda. 

Esta emprendedora, llamada a convertirse en una de las futuras líderes económicas de España, ha fundado una startup que automatiza el diseño de plantas solares

Sin embargo, todavía esta tecnología de conducción autónoma está en fase desarrollo, y harán falta varios años para ver las cabinas de los camiones vacías sin nadie al volante. 

Los camiones de TuSimple necesitan un conductor de seguridad  al volante para supervisar en todo momento el sistema, además de un ingeniero de seguridad en el asiento del pasajero mientras opera de forma autónoma, asegura la compañía. 

A pesar del problema del empleo, fruto de la digitalización y la automoción, esta tecnología supone una revolución en las carreteras. Con respecto a seguridad puede implementar importantes avances, ya que según la DGT, 1 de cada 3 accidentes de tráfico se deben a distracciones al volante. 

Además, estudios realizados por la Escuela de Ingenieria Jacobs de la Universidad de San Diego, han investigado como los camiones autónomos reducen hasta un 10% el consumo de combustible. 

Otros artículos interesantes:

Proteger a los camiones de ciberataques, el reto inminente para una industria logística en pleno proceso de digitalización

Aurora, la startup de coches autónomos respaldada por Amazon, firma un acuerdo con Paccar para implementar su software en camiones

Waymo, Aurora y TuSimple lideran el sector de los camiones y los vehículos de reparto autónomo a medida que cae la expectación por los famosos robotaxis