Pasar al contenido principal

Cao de Benós: "Es absolutamente ridículo que se plantee el Nobel de la Paz para Trump y no para Kim Jong-Un"

Alejandro Cao de Benós, presidente de la Asociación de Amistad con Corea (AFK)
Alejandro Cao de Benós

El pasado 2 de enero, Donald Trump utilizaba su cuenta personal de Twitter para lanzar el siguiente mensaje: "Kim Jong-Un ha dicho que 'el botón nuclear está siempre en su escritorio'. ¿Podrá alguien de ese debilitado y famélico régimen, por favor, informarle de que yo también tengo un botón nuclear, que es mucho más grande y más poderoso que el suyo? ¡Y que funciona!".

Una amenaza en la línea del intercambio de declaraciones entre los líderes de EE.UU. y la República Popular Democrática de Corea en el último y que para Alejandro Cao de Benós (Tarragona,​ 24 de diciembre de 1974) supuso un ataque gratuito más por parte de un "multimillonario acostumbrado a que todos hagan lo que le apetece".

Menos de medio año después, especula con que la reunión ─rodeada de alto secreto "por cuestiones de seguridad"─ que Trump y Kim Jong-Un planean celebrar en las próximas semanas para hablar de la desnuclearización de Corea del Norte podría celebrarse en un terreno neutral, como Pekín o Ginebra. Pero, ¿cómo se ha llegado hasta aquí y en tan poco tiempo? ¿Cuáles son las claves para que Trump haya pasado en apenas cuatro meses de amenazar con bombardear Pionyang a desear reunirse con el "muy honorable" Kim Jong-Un?

Cao de Benós lo tiene claro: "Trump está obligado a negociar [...] porque ya hemos completado nuestro arsenal nuclear disuasorio". Un punto clave que, según el presidente de la Asociación de Amistad con Corea (AFK), también ha servido para iniciar las conversaciones con Corea del Sur acerca de una eventual reunificación, un hito en la historia de la península por el que cree que Kim Jong-Un y Moon Jae-in deberían ganar el Nobel de la Paz, en lugar de Donald Trump, como proponen algunos.

Business Insider: ¿Es posible la reunificación en Corea?

Cao de Benós: Sí es posible, porque la gente de Corea comparte una misma historia y una misma cultura. El país fue dividido artificialmente por EE.UU. tras la Segunda Guerra Mundial.

BI: ¿Quiénes cree que han sido los mayores artífices de que Kim Jong-Un y Moon Jae-in se hayan reunido?

CdB: Ellos mismos. Ellos mismos han trabajado para conseguirlo. Pero, sin el beneplácito de Trump, Corea del Sur no puede hacer nada, ya que el control militar de sus tropas está todavía bajo el mando de Washington.

BI: ¿Está de acuerdo con quienes piden el Nobel de la Paz para Donald Trump por propiciar un cambio de rumbo en el gobierno coreano (y la reunión con Corea del Sur)?

CdB: Eso es absolutamente ridículo. Una persona que se ha dedicado precisamente a insultar a Kim Jong-Un llamándole Little Rocket Man y que ha bombardeado Siria no puede ser Nobel de la Paz. Trump no tiene ningún mérito. Los premios Nobel siempre han sido una herramienta política del capitalismo y, en todo caso, se lo deberían entregar a los verdaderos protagonistas, Corea del Norte y del Sur, y a sus líderes.

BI: ¿El programa nuclear de la RPDC tiene algo que ver, en este sentido?

CdB: Tiene todo que ver. Es indiscutible y perfectamente constatable que cuando un país desarrolla un programa nuclear, no se le ataca. Es gracias a nuestro desarrollo del armamento termonuclear que Trump se ha visto obligado a negociar y a cambiar su política imperialista de Fire and Fury [en referencia a la amenaza que lanzó Trump el pasado 8 de agosto] y destrucción total de la República Popular Democrática de Corea, a sentarse en la mesa con nuestro Líder y a llamarle "muy honorable".

Pero el problema de fondo no es tanto que Corea tenga armas nucleares como que pueda vender esta tecnología a otros países que no la tienen. Eso es realmente lo que preocupa a EE.UU. Que Corea tenga 40 ó 50 cohetes no es una amenaza, porque ellos tienen 7.000.

P: ¿Cuándo y dónde se van a reunir Trump y Kim Jong-Un?

CdB: Aún no hay una fecha cerrada y depende de muchos factores, incluida la seguridad. Pekín o Ginebra serán las opciones más lógicas, porque cuadra con lo que querrían Kim y Trump. De momento es todo especulación. 

Leer más: Lanzan una campaña mundial para que Trump gane el Nobel de la Paz por mediar entre Corea del Norte y del Sur

BI: ¿Habrá algún tercer invitado en la cumbre? No me imagino a Kim Jong-Un y Trump sentados en la misma mesa...

CdB: Sí, sí se sentarán. Trump es un hombre de negocios y sentarse en una mesa a negociar es lo que mejor se le da, aunque será complicado porque es muy caprichoso, como multimillonario acostumbrado a que todos hagan lo que le apetece. En cualquier caso, nuestro gobierno quiere tratar los temas directamente con EE.UU. y sin intermediación. Esa es nuestra política en asuntos exteriores. Podría asistir alguien más, pero sólo como observador.

BI: Hablemos de economía: ¿los últimos acontecimientos implican un aumento del comercio exterior en la RPDC?

CdB: Eso va a depender exclusivamente de Trump, que es quien impone sus sanciones y obliga a los países satélite a votar a favor de ellas. Por parte de Corea, siempre queremos aumentar nuestro comercio exterior.

BI: En este sentido, ¿por qué se ha reducido el volumen de importaciones procedentes de EEUU desde los 4.752 dólares de 2015 a los 3 dólares de 2017, según los datos del International Trade Center?

CdB: A lo mejor esas cantidades [de 2015] son libros, o una pieza industrial que sólo se hacía en EEUU o algo así. Ahora mismo el embargo es total, pero hace un par de años no, y probablemente se deba a eso la diferencia. Ahora mismo es prácticamente imposible llevar a cabo cualquier acción comercial entre ambos países. De hecho, Trump deniega la visita a Corea del Norte de cualquier ciudadano con pasaporte de los EE.UU.; mientras, por nuestra parte, los turistas de EE.UU. son bienvenidos.

BI: Por mera curiosidad, si los datos son correctos: ¿Me podría especificar en qué se invirtieron esos 3 dólares de 2017 en importaciones desde EEUU que el ITC cataloga como "discos, cintas, dispositivos de almacenamiento no volátiles, tarjetas de memoria y otros medios de almacenamiento"?

CdB: Imagino que corresponderán a una tarjeta de memoria de 2 GB de segunda mano o algo así. Son cantidades insignificantes, pero pienso que será de algún diplomático nuestro en Nueva York, el único lugar de EE.UU. en el que hay presencia de Corea del Norte, y será algún tipo de dispositivo comprado físicamente allí y facturado con una dirección en Corea, porque ya no se puede importar mercancía alguna.

BI: ¿Quiere añadir algo más?

CdB: Tanto la República Popular Democrática de Corea como Corea del Sur están preparadas para la paz. En nuestro caso, lo tenemos claro, pero Corea del Sur depende totalmente de EE.UU., por lo que al final va a depender del beneplácito de EE.UU.

BI: ¿Cree que va a haber ese beneplácito por parte de EEUU?

CdB: Yo creo que sí. Trump está obligado a negociar. Eso le valdrá también para mejorar su valoración entre los votantes y alzarse como victorioso defensor de la paz, cuando en realidad ha perdido en su intento de destrucción de Corea y ya hemos completado nuestro arsenal nuclear disuasorio.

Te puede interesar