Pasar al contenido principal

Carrefour experimenta con el "modelo Mercadona" para ganar la guerra de los supermercados

Carrefour Centro Comercial
Getty Images

El futuro de la cadena de supermercados Carrefour pasa por potenciar su marca blanca del mismo modo que han hecho otras compañías como Mercadona y Lidl.

La firma gala ha lanzado este mes de septiembre un plan para conocer la respuesta de los clientes ante una posible supresión de todas las referencias de primeras marcas de sus estanterías.

De este modo, ha retirado prácticamente todas las marcas reconocidas de cuatro establecimientos ubicados en Francia, ha informado la página francesa Grande Conso. Los dos mayores locales afectados se reparten entre las localidades de La Ville du Bois y Saran, ambas al sur de París.

Sin embargo, la empresa no descarta aplicar el modelo a la enseña Market, por lo que también ha probado eliminar las referencias de terceros en dos supermercados de Rubelles, también al sur de la capital, y Rouvroy, a pocos kilómetros de la frontera con Bélgica.

Con esta estrategia, la firma trata de imitar a Mercadona, que presume de que el 58,2% de sus ventas procede de la marca blanca. Para acercarse, Carrefour ha lanzado varias gamas premium, como Selección y Nuestra Tierra. Delicious de DIA, Seleqtia de Eroski, Deluxe de Lidl y MMM de Auchan siguieron el mismo camino.

Leer más: Mercadona acapara casi la mitad de las ventas de marca blanca en España

"Hoy en día la marca blanca representa el 22% de nuestras ventas, pero queremos que alcance el 33% en 2022", ha desvelado el presidente de la compañía, Alexandre Bompard. Será por etapas, pues productos como el jamón cocido o los zumos no entraron en el experimento.

Las principales batallas de la marca blanca de Carrefour

Mientras trata de potenciar su marca blanca, Carrefour ya vive inmersa en España en una batalla frente a otros productos propios de la competencia. Como se ha explicado con anterioridad Mercadona desafió al gigante galo en el segmento del sushi con un producto más barato.

La pelea se traslada también en los lineales de leche, donde las agresivas ofertas de la firma francesa desbancan a las de su competidor valenciano y otras cadenas como Lidl y DIA.

En las estanterías de dulces, el grupo está asociado con marcas locales como Elgorriaga y Cantalou para que se encarguen de su chocolate y así poder competir con los de la competencia, que llevan el sello de Antiu Xixona (Mercadona) y Fin Carré (Lidl).

 Artículo Original de Economía Digital

Te puede interesar

Lo más popular