Pasar al contenido principal

La primera carretera solar de Francia es un fracaso, poco eficiente, ruidosa y frágil: así se compara con otros proyectos alrededor del mundo

Solar road normandía
La Ministra francesa de Ecología, Sostenibilidad, Desarrollo y Energía, Segolene Royal, en la inauguración de la carretera solar del norte de Normandía. Reuters
  • Dos años después de que la primera carretera solar del mundo —la de Normandía en Francia— viera la luz, ha quedado demostrado que es un fracaso.
  • La vía se encuentra en un estado muy deficiente, no produce la energía que prometía y la circulación sobre ella es ruidosa.
  • Si bien la carretera solar estadounidense ha corrido la misma, sino peor, suerte; el proyecto holandés arroja un halo de esperanza sobre el futuro de las mismas.

Las carreteras solares prometían ser una de las revoluciones sin precedentes no de la energía renovable, sino del sector energético en general. La de Normandía fue la primera del mundo: suma 2.800 metros cuadrados de superficie, y 1 kilómetro de los mismos fueron inaugurados el pasado 2016 en Tourouvre-au-Perche (Francia).

Dos años después de que esta carretera solar viera la luz para probar la tecnología, los medios locales han informado de que se trata de un proyecto que ha resultado ser un fracaso, además de que no es eficiente ni rentable. 

Lo cierto es que esta vía se encuentra en un estado muy deficiente, tanto que no merece la pena ni repararla. De hecho, el pasado mayo se eliminaron 100 metros que estaban demasiado deteriorados como para arreglarlos, según informó Le Monde. Al parecer, las juntas que componen la carretera están irregulares, los paneles se han desprendido y se han astillado las placas fotovoltaicas. 

Pero más allá de los destrozos, resulta que la vía solar de Normandía tampoco ha alcanzado a cumplir su propósito en términos energéticos. El objetivo era llegar a producir 790 kW/h cada día, una cantidad de energía que podría iluminar una población de entre 3.000 y 5.000 habitantes, sin embargo, se quedó al 50% de las estimaciones, en 149.459 kW/h. 

Leer más: Los 5 paneles solares más potentes para dar el salto al autoconsumo, según la OCU

En el segundo año de vida, la producción energética de esta carretera se redujo todavía más, y se quedó en los 78.397 kW/h de media. Y la misma tendencia a la baja se constató a principios de 2019, lo que deja entrever el problema de eficiencia de esta carretera solar. 

Entre otros factores, la responsable es la mera descomposición de las hojas que dañan la superficie de la vía, así como las tormentas eléctricas. Además, la vía es muy ruidosa, motivo por el cual el límite de circulación se rebajó a 70 km/h.

El otro fiasco: la Solar Roadway en Estados Unidos

Solar Roadway
El prototipo de Solar Roadway Solar Roadway

La carretera solar de Francia, sencillamente, replica el caso de lo que sucedió con la de Estados Unidos. Bautizada como Solar Roadway, empezó a estar operativa en 2016 y ya se la conoce como el mayor fracaso del país porque no genera nada de energía y el 83% de sus paneles están rotos, según denunció en una investigación Phil Mason, un conocido químico británico por sus vídeos en YouTube. 

La estadounidense recaudó más de 2 millones de euros en una plataforma de crowdfunding y recibió más de 1,5 millones de dólares en subvenciones, pero la inversión de la francesa poco tenía que envidiarle: su precio fue de 5 millones de euros en una iniciativa promovida, principalmente, por intereses políticos.

Tanto es así que desde la compañía que se encargó de desarrollar la vía han reconocido que el sistema no está maduro para tráfico de larga distancia y la lógica de la producción de energía es irrelevante. 

Mejores perspectivas para Solar Road en Holanda y su carril bici

Solar Road Holand
La inauguración del carril bici solar en Holanda SolarRoad

Pero no todas las carreteras solares han corrido la misma suerte. Prueba de ello es el caso de Solar Road en Holanda, un carril bici de 70 metros de longitud con placas solares en su superficie.

La empresa tras el proyecto indicó que, en 2018, los resultados habían superado las expectativas. Si se habían marcado como objetivo conseguir entre 50 y 70 kW/h por metro cuadrado al año, el primer tramo obtuvo 73 kW/h, y el segundo 93 kW/h

Este año Holanda ha estrenado sus dos primeros tramos de carretera con paneles solares encima del asfalto. Se trata de dos vías de paneles solares ubicados en dos tramos de carreteras holandesas: uno de 50 metros cercano al aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol y otro de 100 metros a pocos kilómetros de Róterdam, en un carril-bus.

Y además