Los ambiciosos planes de las tiendas físicas de Amazon no están cumpliendo con las expectativas: sus carros inteligentes tienen menos clientes de los previstos, según documentos filtrados

Clientes en el primer supermercado Amazon Fresh de Londres, Reino Unido.
Clientes en el primer supermercado Amazon Fresh de Londres, Reino Unido.

Reuters

El Dash Cart de Amazon, un carrito de la compra inteligente que permite realizar pagos sin necesidad de un cajero en sus tiendas físicas, está sufriendo para imponerse entre los compradores, aunque una de sus características clave está demostrando ser útil, según ha podido saber Business Insider.

Desde su debut a finales de 2020, el Dash Cart ha experimentado un descenso continuo en su uso, según un documento interno obtenido por Business Insider

Según el informe, el Dash Cart representaba solo entre el 11% y el 15% del total de las sesiones de compra en las tiendas que han estado abiertas durante más de cinco semanas a partir del pasado mes de agosto, frente al objetivo de Amazon de que manejara aproximadamente el 30% de todas las sesiones. 

Dash Cart solo está disponible en los 23 supermercados Fresh de Amazon.

La disminución del uso es un riesgo potencial para el equipo de tiendas físicas de Amazon, según el documento. 

Estos son los 13 directivos que marcarán el futuro de Amazon en España

El equipo culpa al pequeño tamaño del Dash Cart, que no es adecuado para productos de gran tamaño, y a la dificultad del vehículo para escanear artículos por la ralentización de la tracción. 

También señala los inconvenientes causados por no poder sacar el carro fuera, algo que los clientes sí pueden hacer con sus propios carros. Amazon, sin embargo, requiere que todos los dispositivos permanezcan en la tienda.

"Hemos visto un descenso constante en el uso del carrito y en el porcentaje de las sesiones iniciadas", dice el documento.

La falta de popularidad del Dash Cart es un revés para Amazon, que está apostando fuerte a que estas nuevas tecnologías atraerán a más clientes a sus tiendas físicas. 

La compañía tampoco ha cumplido sus previsiones de apertura de tiendas tras estrenar solo 6 establecimientos de los 26 previstos en Reino Unido en 2021 y solo una de los cientos de tiendas Fresh sin cajeros previstas, según ha contado anteriormente Business Insider

Aun así, Amazon tiene planes ambiciosos para ampliar sus tiendas físicas y sus tecnologías.

El Dash Cart, que permite a los compradores poner artículos en el carrito y pagarlos automáticamente sin tener que pasar por caja por separado, forma parte de una serie de innovaciones que Amazon ha llevado a esas tiendas físicas en los últimos años.

Otras son la tecnología sin cajeros Just Walk Out y el sistema de pago con lectura de la palma de la mano One, que están disponibles en las tiendas Go y Whole Foods de la compañía, así como en otras tiendas minoristas.

Por ahora, la empresa ha preferido no hacer comentarios.

Cuenta atrás

A pesar de los contratiempos, algunos clientes encuentran atractiva una de las principales características del Dash Cart: la pantalla del carrito que muestra un recuento de los artículos que han recogido. 

El recuento permite a los compradores ver el subtotal de los productos que han puesto en el carro y hacer un seguimiento de sus artículos mientras compran. 

Se trata de una nueva función que no se ofrece en la aplicación móvil de Amazon, una herramienta que la mayoría de los compradores utilizan para entrar en las tiendas sin cajeros de Amazon. 

Esto permite que, normalmente, cuando un cliente compra en las tiendas sin cajeros de Amazon, este reciba el importe de lo que ha comprado después de salir del local.

El atractivo de la función de recuento de compras está generando un fuerte apoyo a nivel interno.

Así crecen Amazon y sus filiales en España: 6.800 millones de euros de inversión en 10 años y el objetivo de alcanzar 25.000 empleados indefinidos en 2025

Amazon planea ampliar su disponibilidad en sus aplicaciones de compra y en las tiendas físicas, "ya sea a través de un carrito, un teléfono o cualquier otra cosa en tiempo real" en los próximos 3 años, dijo Jeffrey Helbling, vicepresidente de tiendas frescas de Amazon, durante la reunión interna del equipo de comestibles en agosto.

"El recuento que se obtiene en el Dash Cart ha sido un elemento muy atrayente para muchos y ha sido un beneficio para el cliente más importante de lo que anticipamos", dijo Helbling, según una grabación de la reunión obtenida por Business Insider.

Amazon ha tenido durante mucho tiempo planes para vender el Dash Cart a otros minoristas, pero ese esfuerzo se ha estancado, según un exempleado directamente familiarizado con el asunto que ha hablado bajo condición de anonimato por tratarse de deliberaciones internas.

Amazon suele tratar de vender nuevas tecnologías y productos a otros minoristas después de probarlos internamente. 

La tecnología sin cajeros que se desplegó por primera vez en las tiendas Amazon Go, por ejemplo, se está vendiendo ahora a otros comercios minoristas, y el sistema de pago con lectura de la palma de la mano Amazon One está ahora disponible en los lugares de venta de entradas móviles de AXS. 

Whole Foods, propiedad de Amazon, introdujo la tecnología Just Walk Out en 2 de sus tiendas el año pasado.

La preocupación por hacer todavía más fuerte a su mayor competidor, Amazon, y por compartir con él los datos de los clientes y de las ventas ha hecho que los minoristas de EEUU eviten en gran medida considerar el Dash Cart, afirma un experto. 

En su lugar, Amazon está tratando de despertar el interés de otros mercados y países. Kroger, por ejemplo, anunció una asociación en 2020 para utilizar carros inteligentes producidos por Caper AI, una startup que posteriormente fue adquirida por Instacart.

Otros artículos interesantes:

Shopify tiene 20.000 millones de razones para apostar por su app 'Shop' y crear un sitio de compras que rivalice con Amazon

¿Cuánto cuesta Prime Video? La plataforma de streaming más barata que se ofrece como incentivo de la membresía a Amazon Prime

Barcelona sigue tratando de imponer la 'tasa Amazon' que gravará el uso del espacio público para repartir paquetes: ahora esperan que esté lista antes del verano

Te recomendamos