Pasar al contenido principal

Carsharing en tiempos de desconfinamiento: las medidas de Emov, Zity, Wible y Share Now para evitar contagios por coronavirus

Car2go
Un coche eléctrico compartido de Car2go circula por Madrid. REUTERS/Juan Medina
  • Las empresas de carsharing están empezando a volver a la normalidad en las ciudades en que operaban tras el parón provocado por la pandemia.​
  • Buscan erigirse como buenas opciones para quien prefiera evitar el transporte público a la vez que intentan dejar claro a los usuarios que se preocupan por su salud.
  • Pero cada compañía de coches eléctricos compartidos ha tomado medidas para evitar los contagios de coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Las empresas de carsharing están empezando a volver a la normalidad en las ciudades en que operaban tras el parón provocado por la pandemia.

Así, Free2Move (Emov) arranca este lunes, mientras que Zity y Wible lo hicieron la semana pasada, aprovechando para erigirse como buenas opciones para quien prefiera evitar el transporte público a la vez que luchan por garantizar a los usuarios que se preocupan por su salud.

De esta manera, cada compañía de coches eléctricos compartidos ha tomado unas medidas para evitar los contagios de coronavirus.

El asunto no es baladí en su negocio –basado en un modelo según el cual cualquier usuario, de sus aplicaciones pueden coger un coche que se encuentran a pie de calle, dejarlo en otra parte de la ciudad y dar así el relevo a otro cliente– en un momento de desescalada en que el Gobierno pide máxima precaución para que no repunten los infectados por el virus –ahora la mascarilla es obligatoria en la calle.

Pero las compañías presumen de haber conseguido que familias vendan su coche en pro de sus vehículos compartidos y por eso, muchas han decidido volver para atender a estos usuarios –aunque, otras como WishiLife prefieren mantenerse al margen hasta que el riesgo sea menor.

Leer más: He vendido mi coche tras 20 años y me he pasado al carsharing: ¿crisis de los 40 o pragmatismo aplicado a la movilidad?

"No tiene que haber factor miedo porque hemos tomado todas las medidas para minimizar cualquier posibilidad de contagio", apuntan a Business Insider España desde Emov, indicando que confían en la responsabilidad de los usuarios a la hora de utilizar sus vehículos.

Estas son las medidas que ha tomado cada empresa de carsharing para evitar los contagios:

Emov

Emov, que comienza a operar de nuevo este lunes 25 de mayo, ha activado un protocolo de seguridad y prevención de cara a esta etapa, según ha explicado a sus usuarios en una comunicación a la que ha tenido acceso este medio.

Entre las principales nuevas medidas se incluye:

  • el uso obligatorio de mascarillas para conductor y pasajeros, y de guantes para el conductor
  • en el vehículo el usuario encontrará un kit de seguridad con fundas para las partes del vehículo con mayor exposición –volante y freno de mano–, guantes desechables y gel hidroalcohólico

Además, Emov ha incorporado la higienización de la flota con virucidas y ha creado patrullas de limpieza que atienden los vehículos que están en la calle, aunque no especificado cada cuánto llevará a cabo la desinfección.

Igualmente, el servicio de renting del Grupo PSA también anima a desinfectarse las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico antes de subir al vehículo y al finalizar el viaje y a que los pasajeros mantengan la distancia de seguridad recomendada.

Zity

Por su parte, los cambios de Zity –activo desde el pasado miércoles 20 de mayo– son los siguientes:

  • son obligatorias las mascarillas dentro del vehículo
  • la empresa pide a sus usuarios que se tomen la temperatura antes de usar el servicio, y a no usarlo si superan los 37 grados
  • así como que no viajen más de dos personas si no son convivientes, en cuyo caso el pasajero deberá viajar en la fila trasera. Si son convivientes, pueden ocupar las 5 plazas

El servicio de Renault y Ferrovial también ha incrementado la limpieza de su flota, asegurando que como mínimo se hará una vez cada 48 horas, pero busca llevar a cabo una desinfección diaria de toda la flota.

Share Now

El un proveedor de carsharing resultante de la unión entre Car2Go (Daimler) y Drive Now (BMW), que también regresa este lunes, busca que sus coches sean "espacios seguros", por lo que han decidido desinfectar todos los días sus coches con virucidas y desinfectarlos también a lo largo del día mediante patrullas itinerantes.

Su responsable de desarrollo de negocio en España, David Bartolomé, ha explicado a este medio que han incorporado métodos específicos de desinfección como el ozono.

En los coches de Share Now también será obligatorio llevar mascarilla, aunque no la aporta la empresa, ni tampoco guantes, pero sí recomienda utilizarlos, así como gel hidroalcohólico.

Wible

Wible por ahora solo ha decidido reactivar su servicio de alquiler por días –entre 3 y 14–, entregando el vehículo en la puerta de casa del usuario, que se entregará "completamente higienizado" con productos antivíricos y "pulverización electroestática" que realiza la empresa MicroClean.

Leer más: Las empresas de carsharing se dividen entre aprovechar la desescalada para aumentar usuarios y el miedo a propagar contagios

En el coche el conductor encontrará asimismo un kit con productos higiénicos, compuesto de una mascarilla quirúrgica –es la única empresa que lo hace–, toallitas esterilizantes y un pequeño bote de gel desinfectante, para limpiarse las manos antes de utilizar el vehículo y también después.

Este servicio de carsharing, impulsado por Kia y Repsol, ha estado cediendo parte de su flota a los profesionales sanitarios para ayudarles en sus desplazamientos dentro de la Comunidad de Madrid durante el confinamiento.

WishiLife

Diferente es la decisión que ha tomado por lo pronto WishiLife, que ha apuntado a este medio que son "reacios" a volver por el riesgo de contagio que podrían suponer los coches.

"Hasta que no tengamos seguridad de que podamos desinfectar todos los vehículos no vamos a empezar a operar", ha sido tajante su director de proyecto, Fernando Pérez, en conversación con Business Insider España.

Y además