La empresa de carsharing Zity espera ser rentable a finales de 2021 pese a la pandemia: ya ha alcanzado los 360.000 usuarios en Madrid

Jóvenes entrando en un coche compartido de Zity
Gettyimages
  • La empresa de carsharing Zity, impulsada por Ferrovial y Renault, espera alcanzar la rentabilidad en 2021, según asegura su consejero delegado, Javier Mateos, en una entrevista con Business Insider España.
  • Sería la primera empresa del sector en conseguirlo, aunque también han anunciado que llegarán al break even el año que viene el servicio de patinetes Lime y las motos eléctricas de Cooltra.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La empresa de carsharing Zity, impulsada por Ferrovial y Renault, espera alcanzar la rentabilidad en 2021, según asegura su consejero delegado, Javier Mateos, en una entrevista con Business Insider España.

"El break even [punto de equilibrio] estaba previsto para 2020 pero, con el impacto de la pandemia, hemos quedado lejos. Ahora  prevemos alcanzarlo a finales del año que viene", señala.

El servicio cuenta con unos 360.000 usuarios en Madrid —donde tiene desplegados unos 800 coches— y con 30.000 en París, las dos ciudades en las que opera en la actualidad. Zity calcula que ha sumado aproximadamente un 10% de nuevos usuarios a los que tenía entre enero y febrero por el recelo de algunos usuarios a utilizar el transporte público en plena pandemia.

A la vez, desde que lanzó en mayo su servicio de larga duración, está registrando usos más largos de sus coches blancos y verdes, de 2 y 3 días, en lugar de por unos pocos minutos, lo habitual desde su lanzamiento, en 2017. "Se ha visto como una buena opción durante todo el verano", señala Mateos. 

Aun así, ha registrado un menor uso que un verano normal, alcanzando cotas de un 85% con respecto al anterior. Por eso, prevén terminar 2020 con una bajada de sus ingresos entre el 35% y el 40% en relación a 2020. La entrada en beneficios, no obstante, se aproxima.

"Tenemos muy cerca la rentabilidad", asegura Mateos. "Hemos llegado a cuotas de viajes muy buenas".

Preguntado por si estos servicios pueden dar beneficio cobrando los viajes a unos 20 céntimos por minuto, —un precio que es casi igual en los servicios de bicicletas y de motos eléctricas compartidas— y sin otro tipo de ingresos, el directivo asegura que es posible si se combina un buen precio por minuto con un tiempo por viaje prolongado y un número de viajes adecuado.

La rentabilidad sigue siendo el Santo Grial de la movilidad compartida

La entrada en rentabilidad de un servicio de carsharing como el de Zity es relevante porque sería la primera empresa del sector en conseguirlo, aunque también han anunciado que llegarán al break even el año que viene la de patinetes Lime y la de motos eléctricas Cooltra.

A la vez, distintos expertos del sector de los vehículos compartidos que vaticinan una concentración a la que solo sobrevivirán unas pocas empresas.

Por ejemplo, Paul Asel, socio director de NGP Capital e inversor en Lime, aseguró en una entrevista con Business Insider que solo 2 o 3 empresas de patinetes sobrevivirán al coronavirus, ya que esta crisis ha provocado el parón de su negocio la falta de capital les obliga a centrarse en ahorrar efectivo.

Cientos de robos, un mercado de piezas en Wallapop y desbandada de compañías: todo lo que les ha fallado a las empresas de patinetes en su primer año en España

De la misma opinión es el CEO y cofundador del Grupo Cooltra, Timo Buetefisch, en otra entrevista con este medio en la que vaticinó un proceso de concentración en el sector del sharing en los próximos 18 meses que terminará con 3 o 4 actores globales como Uber y FreeNow.

Zity también pretendía lanzar su servicio en otras ciudades europeas este año, planes que tiene "en pausa" hasta que no vea "la luz" tras la pandemia. Al menos, asume que esta ralentización "afectará también al resto de competidores".

Por otro lado, ahora contará con el apoyo del Gobierno madrileño, que ha aprobado unas ayudas al sector a través de sus usuarios: concederá bonos de 1.250 euros para el alquiler de vehículos eléctricos a cambio de achatarrar otro más contaminante. 

He vendido mi coche tras 20 años y me he pasado al carsharing: ¿crisis de los 40 o pragmatismo aplicado a la movilidad?

Las ayudas están destinadas a propietarios de vehículos con más de 10 años de antigüedad o sin distintivo ambiental y que se hayan achatarrado desde el 1 de enero de 2020. Los detalles pueden consultarse en la página web de la Comunidad de Madrid. 

En Zity calculan que esos 1.250 euros solventan las necesidades de movilidad de un año para un usuario medio activo, es decir, aquel que gaste habitualmente unos 100 euros al mes en servicios de carsharing.

Otros artículos interesantes:

Caravelo, la startup española que pretende revolucionar la manera en la que compramos billetes de avión con suscripciones a las aerolíneas al estilo Netflix

Estos 4 jóvenes españoles han creado una startup para desinfectar aviones, colegios, hoteles y oficinas que ya ha cautivado a Iberia

Las aerolíneas europeas se enfrentan a una crisis histórica que podría derivar en recortes masivos en sus flotas: cuántos aviones tenían Iberia, Ryanair o Lufthansa antes de la pandemia