El comunicado con el que Elon Musk anunció despidos en Twitter es un ejemplo de lo que no se debe hacer: las tecnológicas deben ser empáticas al anunciar recortes

Elon Musk saluda en una gala.

Reuters

  • Los recortes en plantilla nunca son fáciles, pero la actitud de los directivos al anunciarlos es clave para sobrellevar situaciones como las que se han dado en Meta, Twitter o Stripe.
  • Expertos en Recursos Humanos (RRHH) señalan que los líderes deben evitar la falta de empatía y responsabilidad que ha demostrado Elon Musk.

Es un tipo de comunicado de empresa que —sorprendentemente— todo el mundo quiere leer. 

Cuando las compañías anuncian su intención de aplicar recortes de plantilla, los trabajadores no dudan en leer el comunicado para conocer la gravedad de la situación: cuántos puestos de trabajo se destruirán, a qué departamentos afecta, o si habrá más recortes en el futuro.

Los trabajadores, preocupados, suelen encontrar detalles acerca de la logística del proceso, información sobre los planes de indemnización y declaraciones vacías de cómo estos recortes han supuesto una "decisión difícil". Sin embargo, en los mejores comunicados, tanto los empleados que se quedan como los que deben abandonar la empresa puedenencontrar algo más: consuelo.

Los recientes despidos que se han producido en Meta, matriz de Facebook, WhatsApp e Instagram, así como en Twitter y en la firma de pagos online Stripe, han evidenciado las distintas formas que tienen las organizaciones de enfocar estas dolorosas reducciones de personal. Los resultados pueden ser una moraleja para saber cómo no hacer más difíciles estos momentos.

La responsabilidad, apuntan los expertos en cultura corporativa, es clave. 

 

El miércoles, cuando Meta despidió a más de 11.000 empleados, Mark Zuckerberg, CEO de la compañía, afirmó en un comunicado lo siguiente: "Me equivoqué y pido disculpas por ello". 

El 3 de noviembre, cuando Stripe anunció que despedía al 14% de su plantilla, Patrick y John Collison, cofundadores de la firma, aseguraron que lamentaban "mucho" dar "este paso". "John y yo somos plenamente responsables de las decisiones que lo han provocado", reconocían. 

Ambas declaraciones contrastan con el correo electrónico que el 3 de noviembre fue enviado a los cerca de 3.700 empleados de Twitter que acababan de ser despedidos

El comunicado, que llegó después de que la empresa retirara a los trabajadores el acceso a sus herramientas de trabajo y canales de comunicación, incluía toda la información necesaria sobre cómo debían proceder, pero le faltaron 3 elementos clave: simpatía, una disculpa y una firma.

Los comunicados de despido de Meta y Stripe son un ejemplo de cómo las empresas deben aplicar la responsabilidad y la empatía

Los procesos de despido son "la prueba definitiva de la empatía de los líderes", explicó en su momento a Business Insider Justin Schmidt, el vicepresidente de Marketing de la consultora Compt. El nuevo dueño de Twitter, Elon Musk, no ha superado esa prueba. 

El nombre de Musk no aparece en ningún punto del comunicado, que se firma simplemente como "Twitter". Además, en lugar de disculparse, el CEO de Tesla y SpaceX, recalca que la compañía está perdiendo demasiado dinero como para no contemplar los recortes de personal. 

El pasado 9 de noviembre, el multimillonario envió un correo a las 2 y media de la mañana —hora local— en el que informaba a los trabajadores que no habían sido despedidos que tendrían que volver a la oficina al menos 40 horas semanales

Al igual que está ocurriendo con su forma de gestionar Twitter, la manera de Musk de enfocar estos despidos no es algo que el resto de directivos deba imitar.

Ni disculpa, ni asunción de responsabilidad

El comunicado en el que Twitter anunció los despidos indicaba lo siguiente: "Lamentamos informarle de que su puesto en Twitter se ha visto perjudicado".

Otros directivos han demostrado mucha más empatía en sus cartas de despido, especialmente en los últimos meses, cuando varios CEO del sector tecnológico se han tenido que disculpar por aplicar recortes. Esto se debe en parte a que los empleados de hoy en día son mucho más propensos que los de generaciones anteriores a hablar cuando creen que su empresa les ha maltratado.

Una disculpa puede hacer que una situación de por sí horrible, como un despido, sea un poco menos terrible para aquellos que deben pasar por ella. 

El que fuese cofundador y director general de Twitter, Jack Dorsey, pidió disculpas por los despidos que iban a tener lugar ahora, a pesar de haber abandonado la dirección de la red social a principios de año, según él por haber hecho "crecer el tamaño de la empresa demasiado rápido".

Ni una explicación de por qué perdían su puesto de trabajo

El correo enviado a los trabajadores despedidos de Twitter no explicaba el motivo de los recortes. Los expertos en RRHH señalan que mostrar claridad en torno a lo que las compañías denominan "reducción de plantilla" —o RIF, por sus siglas en inglés— es importante.

"Hay que ser claro acerca de las razones que hay detrás de un RIF y cuál es el estado real de la empresa", expresaba Steve Cadigan, el director de la consultora Cadigan Talent Ventures, en una guía sobre despidos elaborada por la plataforma Emtrain. 

"Haz saber a la gente que tuviste en cuenta muchas otras alternativas y tomaste otras medidas antes de llegar al punto de tener que despedir a la gente", detallaba.

Los despidos inundan Silicon Valley: inversores, emprendedores y expertos explican por qué es solo el principio

En sus respectivos comunicados, Zuckerberg y los hermanos Collison hacen referencia a factores macroeconómicos y sostienen que recortar el gasto en cuestiones como los bonos empresariales y los salarios no era suficiente. 

"Sé claro siempre que puedas", recomendaba a Business Insider en su día Lars Schmidt, que también es director de la plataforma de búsqueda de ejecutivos Amplify Talent. Esa claridad "contribuirá en gran medida" a reforzar la marca de la empresa y la lealtad de los empleados que permanezcan en ella, según Schmidt.

La carta de despido de Musk dejaba a los trabajadores que habían sido despedidos con la incertidumbre: "Seguimos agradecidos por todo lo que has hecho por Twitter a lo largo de tu mandato y te deseamos lo mejor en tu próximo capítulo". 

Esa incertidumbre se ha traducido más adelante en las peticiones a exempleados de que volviesen a la misma compañía que los acaba de despedir y ha continuado con las destituciones de los trabajadores que estaban subcontratados y que se habrían enterado del cese de su actividad después de que la empresa les hubiese bloqueado sus claves de acceso

Otros artículos interesantes:

Los comunicados de despido de Meta y Stripe son un ejemplo de cómo las empresas deben aplicar la responsabilidad y la empatía

Mark Zuckerberg no descarta más despidos en Meta, pero promete pensarlos más que Elon Musk con Twitter

Los despidos inundan Silicon Valley: inversores, emprendedores y expertos explican por qué es solo el principio

Te recomendamos