"No somos Louis Vuitton, queremos ser el Zara del sector inmobiliario": así pretende crecer en España el 'instant buyer' de vivienda Casavo

Francisco Sierra, director general de Casavo en España.
Francisco Sierra, director general de Casavo en España.

Casavo

  • Los objetivos de la firma para 2020 en España son lograr entre 160 y 200 operaciones, lo que supone multiplicar por cinco el número de firmas realizadas el año pasado. 
  • El algoritmo que utiliza la plataforma permite comprar la vivienda en menos de 30 días, la empresa luego la reforma y la vende en el mercado. El plazo ideal, entre 4 y 6 meses. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comprar viviendas, reformarlos y venderlos. Una operación habitual del mercado inmobiliario a la que Casavo quiere añadirle velocidad y volumen gracias a la tecnología. Con esos ingredientes, el instant buyer italiano desembarcó en España en 2020 y ahora su objetivo es crecer. 

La proptech ha nombrado para llevar este camino a un nuevo director general en España, Francisco Sierra. El directivo era hasta hace unas semanas el encargado de liderar la expansión del neobanco N26 en el mercado español desde su llegada en 2018, y en Europa como responsable de mercados europeos. 

Los objetivos de la firma para 2020 en España son lograr entre 160 y 200 operaciones, lo que supone multiplicar por cinco el número de firmas realizadas el año pasado. Por ahora, funcionan en Madrid, pero esperan abrir Barcelona alrededor del verano y además ampliar su red de colaboraciones con inmobiliarias. En Italia, el mercado más maduro, ya acumulan desde su nacimiento en 2017, 1.100 operaciones inmobiliarias por un valor total de 300 millones de euros.   

La aventura de comprar casa en 2021: la demanda volverá a crecer y se diversificará, pero la evolución de los precios sigue siendo una incógnita

"Al igual que en Italia, nuestro mercado de origen, el parque inmobiliario residencial en las principales áreas metropolitanas de España se caracteriza por tener inmuebles antiguos que pertenecen, en su mayoría, a propietarios particulares'', ha explicado Francisco Sierra en una rueda de prensa virtual para explicar los planes de la firma en 2021. 

Sierra ha explicado que este negocio ya lo realizan otras empresas en España, pero que la diferencia es por un lado la tecnología y por otro lado el tamaño. El directivo ha apuntado que hay grandes fondos que se dirigen al segmento premium del mercado, a las viviendas con un precio más elevado que les permite conseguir un mayor margen. 

Pero asegura que ellos van a otro segmento. "No somos Louis Vuitton, queremos ser el Zara del mercado inmobiliario", ha apuntado. "No somos un inversor inmobiliario, somos una compañía tecnológica que quiere mejorar el proceso de las operaciones financieras", ha añadido. 

Un algoritmo para comprar una vivienda en menos de 30 días

Sierra ha explicado que la tecnología lo que les permite es garantizar la compra directa de inmuebles en menos de 30 días. Cuando adquieren la vivienda, lo que hacen es reformarla para luego poder venderla a un precio superior y así obtener margen. Es un negocio de volumen, según ha explicado Sierra, lo que les permite negociar mejor los precios de la reforma. 

Para poder hacer las compras, Casavo cuenta con más de 100 millones de inversión de diferentes fondos entre capital y deuda. Esta capacidad financiera le permite comprar los inmuebles, pero eso sí tienen que tener unas características específicas que les permitan darles salida de forma ágil porque si no las cuentas no salen. 

"El objetivo es darle la máxima velocidad posible, la meta es venderlo en un plazo de entre 4 y 6 meses, podemos aguantarlo hasta un año con los inversores que tenemos de deuda e incluso lo podríamos tener hasta 2 años, pero no esperamos tenerla dos años", ha explicado Sierra. 

Este negocio disruptivo, que tiene más trayectoria en Estados Unidos que en Europa está empezando a despuntar en Europa y busca convertirse en una nueva categoría dentro del sector inmobiliario que utiliza la tecnología para optimizar el proceso de valoración y compra directa de inmuebles, sin intermediarios y evitando comisiones. 

LEER TAMBIÉN: Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

LEER TAMBIÉN: La aventura de comprar casa en 2021: la demanda volverá a crecer y se diversificará, pero la evolución de los precios sigue siendo una incógnita

LEER TAMBIÉN: La trampa de que baje el precio de la vivienda: comprar una casa en 2021 será más difícil a pesar de que serán más baratas

VER AHORA: Manuel Terroba, CEO de BMW Ibérica: “La capacidad de conectarnos y comunicarnos con el cliente a través del coche será fundamental”