Coge aire para leer este artículo: este extraño casco realista de realidad virtual limita tu capacidad para respirar

Casco de realidad virtual

Tatzgern 

Parece un temible artefacto futurista sacado de una película de terror o de una cámara de tortura, pero este casco de realidad virtual que restringe la respiración ya está aquí, y tiene aplicaciones más inocuas de lo que piensas, como el entrenamiento de bomberos o alimentar juegos virtuales inmersivos que requieren usar el aire.

Descrito en la revista científica New Sciencist, este peculiar dispositivo tiene una apariencia similar a un esnórquel de submarinismo. El accesorio, desarrollado por investigadores de la Universidad de Salzburgo, puede controlar la cantidad de aire que llega al usuario que porta la máscara de realidad virtual. Se llama AiRes. 

¿Cuál es su principal cometido? Lograr escenarios de realidad virtual con suministro de aire restringido más realistas. Por ejemplo, puede simular de forma fiel un ambiente lleno de humo al que tienen que enfrentarse los pulmones de un bombero. 

En un plano más lúdico o didáctico, el casco AiRes también puede destinarse a perfeccionar y hacer más inmersivos e hiperrealistas juegos de realidad virtual que exigen la modulación o el control de la respiración, ejecutando acciones como apagar velas o hinchar un globo. 

"La máscara AirRes mejora las experiencias virtuales y tiene el potencial de crear escenarios más inmersivos para las aplicaciones al reforzar la percepción del peligro o mejorar la conciencia situacional en las simulaciones de entrenamiento", explican los autores en el estudio, publicado en ACM.

¿Cómo es un beso en la realidad virtual? Estos investigadores han sido capaces de desarrollar esa sensación

Para producir el aparato, los científicos utilizaron un sensor de flujo de gas de grado médico, conectado a una máscara con una válvula de aire ajustable. El casco de VR fue probado en 12 participantes que experimentaron varios ambientes de realidad virtual. Al ajustar la cantidad de aire que podían respirar, los escenarios se tornaron más realistas. 

Por ejemplo, durante un juego que requería inflar un globo, los investigadores podían ajustar el paso del aire a medida que el globo de realidad virtual crecía. En otro que simulaba un incendio, la máscara  restringió el flujo de aire a medida que los participantes se acercaban al fuego, como si realmente estuvieran en un escenario lleno de humo. 

El sistema permitió medir realmente la inhalación y la exhalación de los usuarios para crear aplicaciones interactivas que usan respiración como entrada, tal y como explica su principal autor, Markus Tatzgern a New Sciencist.

Además, el responsable destaca la dimensión educativa de su curioso artefacto. "Si puedes poner a las personas en los zapatos de otras personas y hacer que experimenten las situaciones de otras personas, entonces puedes educarlas y aumentar su empatía", señala Tatzgern.

Por el momento, no se han hecho públicos la fecha de lanzamiento al mercado de este casco virtual ni tampoco cuál será su precio. 

Otros artículos interesantes:

El arte de dirigir una inmobiliaria desde el metaverso: "Trabajar en realidad virtual me permite acceder a muchísimo talento"

Facebook y Google rastrean el porno que estás viendo aunque uses la pestaña de incógnito de tu navegador

"No es realidad virtual": viajar a la Luna por 500 dólares es posible, y sin tener que salir del planeta

Te recomendamos