Casos de hepatitis grave en niños: España se aleja de las cifras crecientes del Reino Unido, "superiores a las habituales"

Niño con talasemia, hepatitis, llora en un hospital

Faisl Mahmood/Reuters

Los extraños casos de hepatitis grave hallados en niños menores de 10 años de varios países están sufriendo un importante incremento en Reino Unido, pero parecen en niveles dentro de lo normal en España.

Dos semanas después de que se detectasen los primeros casos, en el Reino Unido, y de que la OMS lanzase su alerta sanitaria, el país británico ha informado este jueves 21 de un incremento en 34 más (desde la última actualización, publicada el día 12), lo que eleva la cifra total a 108 niños afectados con hepatitis (inflamación del hígado).

Así, la agencia de seguridad sanitaria del Reino Unido (UKHSA) continúa investigando unas tasas que considera "más altas de lo habitual", en relación con los casos de hepatitis de aparición repentina encontrados en niños de 10 años o menos desde enero de 2022, en los que no se han detectado los virus habituales que causan la hepatitis infecciosa (hepatitis A a E).

De todos ellos, 8 niños (un 7,4%) han recibido un trasplante de hígado, informa en un comunicado la agencia, que afirma que "no hay relación con la vacuna contra el coronavirus", ya que, hasta donde se sabe, ninguno ha sido vacunado frente al COVID-19.

Con el 77% de los casos analizados con resultado positivo en adenovirus (familia muy contagiosa de virus respiratorios), la investigación "sigue apuntando" en esta dirección, aunque aún no descarta otros posibles factores contribuyentes, como una infección distinta (incluyendo por COVID-19) o una causa ambiental.

Los expertos barajan también la implicación de un nuevo patógeno o la exposición a una toxina (parecen menos probables por la propagación geográfica de los casos), o el papel que pueda haber jugado la disminución de la inmunidad por la menor interacción social durante la pandemia, añade Reuters.

"La información recopilada a través de nuestras investigaciones sugiere cada vez más que esto está relacionado con la infección por adenovirus. Sin embargo, estamos investigando a fondo otras posibles causas", confirma Meera Chand, directora de Infecciones Clínicas y Emergentes del UKHSA, según recoge el comunicado de la agencia de salud.

En total, de acuerdo con Reuters, se han identificado más de 130 casos entre los de Reino Unido, el que más con diferencia, y otros países, como Estados Unidos, Israel, Dinamarca, Irlanda, Países Bajos y España.

En España, la semana pasada ya se confirmaron los 3 primeros casos de hepatitis infantil de origen desconocido, que han pasado a ser 5 según han informado las comunidades autónomas y que se habrían elevado a una decena —algunos pendientes de confirmar— hasta el momento, de acuerdo con fuentes sanitarias citadas por El País.

Se trata de una cifra que se ubica dentro de lo esperable, según las expertas consultadas por el medio —que niegan "un incremento como el que motivó la alerta" y una "incidencia elevada"—, y que apenas supone un 5% de los reportados en Reino Unido, si bien las investigaciones siguen en curso.

En este punto, aún “no es posible definir si, como sucede en Reino Unido, estos casos [los comunicados por Madrid y Galicia] suponen un aumento inusual de hepatitis también en España", puntualiza Sanidad y recoge El País.

Las autoridades sanitarias han compartido recomendaciones para ayudar a prevenir la hepatitis —como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse al toser y hacerlo con la parte interior del codo y sobre pañuelos de un solo uso— e indicado los siguientes síntomas: dolor abdominal, vómitos o ictericia (coloración amarillenta de la piel o los ojos), diarrea, coluria (orina oscura) o prurito (picor cutáneo).

Otros artículos interesantes:

España registra los primeros casos de una hepatitis infantil de origen desconocido

La OMS ya investiga los casos de niños perfectamente sanos que sufren extraños y graves daños hepáticos

Por qué los bebés recién nacidos se ponen amarillos

Te recomendamos