Pasar al contenido principal

4 casos por los que puedes ir al dentista mientras dure el estado de alarma

Dentista coronavirus
Reuters

Las emergencias de salud son motivo justificado para salir de casa durante la cuarentena. Sin embargo, no todas las afecciones suponen una urgencia, y hay que ser consciente de ello para actuar con responsabilidad.

El País, a través de unos consejos ofrecidos por el Consejo General de Dentistas de España, publica los 4 supuestos en los que está justificado ir al dentista:

  1. Una infección aguda en la boca: el principal síntoma es la inflamación, aunque puede haber otros que indiquen mayor gravedad, como la secreción de pus. El dolor y la fiebre también señalan una posible infección.
     
  2. Un dolor demasiado fuerte: puede ser también causa de una inflamación o infección. Lo primero que debes hacer en este caso es tomar un analgésico para reducir la molestia, si no tiene efecto debes llamar a tu clínica, ya que quizás necesites antibióticos.
     
  3. Una importante hemorragia: sólo en caso de sangrados muy fuertes y que no tengan previsión de curarse por sí solos. No está relacionado con la sangre que puede aparecer al lavarte los dientes, sino a cortes profundos que tengan dificultad para la coagulación.
     
  4. Un golpe en la cara que pueda desplazar los dientes: aquí los nervios terminan afectados y genera mucho dolor. Si los dientes se rompen, se mueven o hay un importante corte en el labio es posible acudir al dentista. Estas situaciones las puedes evitar si sigues la indicación de quedarte en casa durante la cuarentena.

Leer más: 10 nuevos síntomas del coronavirus que podrías tener sin saberlo: desde malestar y mareos hasta problemas digestivos

Algo que debes tener siempre en cuenta es llamar por teléfono a la clínica antes de salir de casa. Ellos te explicarán la posible gravedad de la situación, y si es o no necesario que salgas a la calle.

Además, la clínica puede permanecer cerrada durante la cuarentena, por lo que el viaje sería en vano. Si no conoces ninguna clínica abierta debes hacer una llamada al colegio de odontólogos de la población en la que residas.

Si alguno de los anteriores supuestos se cumplen y has conseguido la cita, aún debes seguir algunas recomendaciones de seguridad dentro de la clínica. No puedes ir acompañado a no ser que tengas menos de 18 años, y tendrás que frotarte las manos con el gel hidroalcohólico que te proporcionen.

Y además