Pasar al contenido principal

Bruselas contra Silicon Valley: la UE asegura que seguirá adelante con su plan para regular a las tecnológicas, a las que exige más responsabilidad

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourova, y el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg
La vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourova, y el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg Reuters

  • La vicepresidenta de la CE, Vera Jourova, asegura que seguirá adelante con sus normas sobre contenidos de las plataformas tecnológicas pese a las más de 300 alegaciones presentadas por compañías como Facebook o Google.
  • Jourova señala que "hay que dar más responsabilidad" a las compañías tecnológicas sobre sus contenidos para combatir la desinformación, según ha asegurado a Financial Times.
  • Facebook ha argumentado que las nuevas normas deberían ser iguales para todas las tecnológicas independientemente de su tamaño, pero Bruselas defiende que es necesario dar margen a las compañías más pequeñas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Bruselas no tiene previsto reducir el alcance de las nuevas normativas sobre contenidos en las plataformas tecnológicas pese a la oposición de Silicon Valley. Así lo ha reconocido este martes la vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourova, que ha asegurado que la nueva legislación se centrará en las compañías de mayor tamaño, al igual que sucede con la propuesta para una tasa Google europea.

Jourova ha afirmado en una entrevista a Financial Times que "hay que dar más responsabilidad" a las compañías tecnológicas sobre sus contenidos para combatir la desinformación, en referencia al Plan de Acción para la Democracia Europea, que busca "garantizar que la ciudadanía pueda participar en el sistema democrático mediante un proceso de toma de decisiones fundamentada, exento de interferencias y manipulaciones indebidas", según la CE.

Leer más: Así quiere Bruselas luchar contra el fraude de las tecnológicas: un impuesto del 3% sobre ventas

Hasta el momento, este plan ha recibido 300 alegaciones, entre las que destacan las de Google y Facebook. Sin embargo, Jourova ha restado importancia a estas objeciones, asegurando que “tengo que contar con algo de resistencia. Lo que sea que se nos ocurra creará más requisitos, lo que significará más dinero, más gente, más responsabilidad”.

Las propuestas para este plan sobre publicidad política en periodos electorales comenzarán a presentarse a partir de diciembre, según Financial Times, que destaca que esta normativa se suma a la ley de servicios digitales, que la UE lleva meses preparando para regular la responsabilidad de las compañías sobre los contenidos que se publican en sus plataformas online.

Facebook ha alegado que el Plan de Acción para la Democracia Europea debería imponer las mismas obligaciones a todas las compañías tecnológicas, independientemente de su tamaño, mientras que Bruselas ha defendido que es necesario dar margen a las empresas más pequeñas, que podrían verse incapacitadas para competir con los gigantes de Silicon Valley.

Jourova ha destacado que la UE "no está perdiendo el tiempo en rumores estúpidos e inocentes. Estamos lidiando con algo que tiene un potencial real para distraer a la gente y seducirla con ideologías radicales". La vicepresidenta de la CE ha advertido de que "la desinformación tiene el potencial de crear una multitud fácil de manipular”, en declaraciones a Financial Times.

Mientras, Google ha presentado alegaciones sobre la ley de servicios digitales, en concreto sobre las responsabilidades que tendrán que asumir las plataformas respecto a los contenidos ilegales que no hayan detectado, por lo que ha reclamado que la normativa europea deje claro que los proveedores de servicios digitales no pueden ser responsables si no tienen conocimiento de conductas ilícitas en sus servicios.

Respecto a esta objeción, Jourova ha rechazado aplicar un enfoque demasiado estricto. Por este motivo, ha afirmado que "no quiero ir demasiado lejos en términos de responsabilidad porque las plataformas usarán inteligencia artificial para descubrir los casos de incitación al odio", precisando que, como dijo George Orwell "los sistemas totalitarios comienzan cuando empiezas a controlar el vocabulario de alguien".

Y además