Pasar al contenido principal

Celebrar las Olimpiadas es una inversión terrible para las ciudades organizadoras

Los Juegos Olímpicos son una inversión terrible y un gran riesgo para la ciudad anfitriona. Lo que sigue es la transcripción del vídeo.

Las ciudades pagan miles de millones de dólares para albergar los Juegos Olímpicos. Pero, ¿vale la pena?

Rio estimó que los Juegos Olímpicos de 2016 costarían dos mil millones y medio de euros. En cambio, el coste final fue más cercano a diez mil millones de euros. La ciudad tuvo que recortar el gasto en salud y seguridad para poder pagarlo. Así es como se ven las sedes solo un año después.

Las ciudades anfitrionas esperan que el aumento del turismo valga la pena y que las nuevas sedes se usen mucho después de los juegos. Sin embargo, los costos frecuentemente superan las estimaciones.

Rusia calculó que los juegos de Sochi costarían diez mil millones de euros. Sin embargo, el coste final fue de alrededor de 40.000 millones de euros. Muchos oligarcas contribuyeron dinero para cubrir la construcción. Rusia terminó ganando solo 43 millones en el esfuerzo.

Leer más: Qué sustancias dopantes se usan en cada deporte y cuáles son sus efectos

China gastó más de 33.000 millones de euros en los Juegos Olímpicos de 2008. Si bien obtuvieron un beneficio de 121 millones de euros, así es como se ven hoy en día los estadios.

Para ayudar a pagar los Juegos Olímpicos de Turín de 2006, el gobierno italiano lanzó un juego de raspa y gana. Finalmente, la ciudad perdió 2,6 millones de euros al ser sede de los Juegos Olímpicos. Hoy, su Villa Olímpica se usa para albergar refugiados.

Los Juegos Olímpicos de 2004 le costaron a Grecia alrededor de 9.000 millones de euros. Muchos de los estadios están en mal estado en la actualidad.

Con presupuestos desorbitados y estadios que nunca se volverán a usar, las Olimpiadas continúan siendo un gran riesgo para cualquier ciudad.

Te puede interesar