Hemos entrado en el centro logístico de Amazon en Nueva York, uno de los más modernos del mundo: así es en persona

Amazon's massive Staten Island-based fulfillment center.
Amazon's massive Staten Island-based fulfillment center.
Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

  • El primer centro logístico de Amazon en el estado de Nueva York abrió el pasado septiembre en el distrito de Staten Island en la ciudad de Nueva York.
  • El centro podría albergar 18 campos de fútbol dentro de sus cientos de miles de metros cuadrados, y más de 3.000 personas trabajan allí.
  • Hemos visitado el edificio para realizar un recorrido por dentro de uno de los almacenes más modernos de Amazon en los Estados Unidos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Amazon abrió en septiembre un centro gigantesco en la ciudad de Nueva York.

Ocupa el equivalente a 18 campos de fútbol y es uno de los más modernos del mundo, con docenas de robots trabajando en sus instalaciones, además del equipo humano de más de 3.000 personas.

Business Insider ha tenido la oportunidad de realizar un recorrido por las instalaciones del primer centro logístico de Amazon en Nueva York.

Echa un vistazo a las siguientes fotos para ver cómo es realmente por dentro.

El primer centro logístico de Amazon en Nueva York se encuentra en Staten Island: está exactamente situado al lado del puente que conduce de Staten Island a Nueva Jersey.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Como puedes ver en el mapa a continuación, el centro, con el nombre en código "JFK8", se encuentra en el extremo más occidental de Staten Island.

La ciudad de Nueva York no tiene muchos grandes espacios abiertos, pero los distritos exteriores, como Staten Island, tienen más espacio libre que Manhattan.La ciudad de Nueva York no tiene muchos grandes espacios abiertos, pero los distritos exteriores, como Staten Island, tienen más espacio libre que Manhattan.
La ciudad de Nueva York no tiene muchos grandes espacios abiertos, pero los distritos exteriores, como Staten Island, tienen más espacio libre que Manhattan.
Google

Google

 

Aparte de la Autopista Staten Island y un puñado de talleres de carrocería, no hay mucho cerca del centro logístico. Me di cuenta de que me estaba acercando porque empecé a ver una tonelada de camiones enormes.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Seguí los camiones por una ruta poco emocionante hasta un polígono industrial, y ahí fue donde vi por primera vez el centro.

Amazon's massive Staten Island-based fulfillment center.Amazon's massive Staten Island-based fulfillment center.
Amazon's massive Staten Island-based fulfillment center.
Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

El aparcamiento estaba bastante masificado, lo que se corresponde con el número de trabajadores.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Los coches del aparcamiento tenían matrículas tanto de Nueva Jersey como de Nueva York, lo que da una imagen de la situación de las instalaciones, ubicadas en el límite de la ciudad de Nueva York, justo al lado de Jersey.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Un food truck sirve el almuerzo en el aparcamiento, al lado de una parada de autobús donde los trabajadores esperan para volver a casa.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Me dirigí al interior para empezar el tour, que fue organizado por el departamento de relaciones públicas de Amazon.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Lo primero que encontré fue un elaborado protocolo de seguridad por la que los empleados tienen que pasar cada vez que entran y salen del edificio:

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

En concreto, a los empleados no se les permite traer un amplio abanico de artículos personales, y hacer fotos está "estrictamente prohibido".

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Antes de irse, todos los empleados deben pasar por un control de seguridad de detector de metales, ya que la instalación maneja millones de productos de consumo:

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Aquí puedes ver algunos de los robots de Amazon que funcionan en las instalaciones, pero en este caso estos han sido firmados y garabateados por los trabajadores y cuelgan del techo en la parte de la entrada de las instalaciones.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Veremos a algunos de estos tipos más tarde en el tour; estos están aquí sólo para saludar a los que entran.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Los empleados entran aquí y, lo que es más importante, pueden coger las cosas que necesitan para trabajar en esta máquina expendedora (gratuita). Tiene guantes de trabajo, chalecos de seguridad de color naranja y cortadores de cajas, que no son exactamente las cosas que hay normalmente en las máquinas expendedoras.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Nosotros comenzamos el tour en el recibidor, lugar de entrada de los productos y donde se clasifican antes de ser empaquetados y enviados cuando llegan los pedidos.

El gerente general de la instalación, Chris Colvin, hablando con un empleado.El gerente general de la instalación, Chris Colvin, hablando con un empleado.
El gerente general de la instalación, Chris Colvin, hablando con un empleado.
Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Estos contenedores de plástico amarillos se denominan "bolsas" en el centro logístico; todo lo que entra o sale de este almacén debe caber dentro de una de ellos. Hay más de 40.000 contenedores de este tipo solo en esta instalación.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

Cabe destacar que estas bolsas también se corresponden con el tipo de elementos que se envían desde este centro: bienes no perecederos de "0,5 metros o más pequeños", según indica el gerente general Chris Colvin. "Y hablando en general, la mayor parte de nuestros artículos son de menos de 11 kg. El ordenador no nos dejaría catalogar un producto que supere los 22 kg".

Las bolsas, llenas de productos aleatorios, se filtran en estas estaciones donde las personas las desempaquetan en contenedores de almacenamiento más grandes operados por robots.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

A la izquierda de este empleado, se ven las bolsas llenas de productos. Cada artículo se escanea, lo que desencadena una serie de acciones automatizadas que guían al empleado para saber en qué compartimento colocar el artículo.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Hay un proyector Ricoh sobre cada estación que ilumina las luces de guía en secciones individuales del contenedor de almacenamiento amarillo.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Se utiliza un método que puede parecer una locura: aleatorizar artículos significa ser capaz de reaccionar a cada pedido individual en lugar de buscar secciones de productos para cada pedido.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

A medida que los artículos se escanean y archivan, un sistema informático optimiza constantemente los movimientos del trabajador. Y todos esos datos también se comunican a una serie de robots que constantemente mueven los contenedores de almacenamiento donde deben estar.

¿Los pequeños robots naranjas que hemos visto antes? ¡Aquí están en acción!¿Los pequeños robots naranjas que hemos visto antes? ¡Aquí están en acción!
¿Los pequeños robots naranjas que hemos visto antes? ¡Aquí están en acción!
Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

En particular, no hay humanos en esta parte de la planta, y con razón. Los robots transportan cientos de kilos de productos, y no están programados para lidiar con el movimiento humano.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Hay grandes señales que advierten sobre los riesgos de seguridad de interactuar con los robots.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

No obstante, incluso los robots cometen errores: los productos se caen al suelo y deben recogerse. Y ahí es cuando recurres a este caballero de aquí y a su equipo de "Amnistía Tecnológica".

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

En cada una de sus caderas, una ordenador; En cada hombro, tecnología para comunicarse con los compañeros (un walkie-talkie) y con robots (una luz intermitente). Y en sus manos hay una tablet que muestra una pantalla virtual del área en el almacén donde están los robots.

El equipo de Amnistía Tecnológica puede ir a la zona exacta donde los robots están manipulando un producto.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

A medida que los robots se acercan, disminuyen la velocidad o se detienen por completo. Mientras se mueven, disminuyen la velocidad o se detienen según su ubicación. La tecnología que usas es lo que permite a los robots saber que estás allí.

Un objeto cae al suelo justo antes de llegar, así que lo recoge y sale.Un objeto cae al suelo justo antes de llegar, así que lo recoge y sale.
Un objeto cae al suelo justo antes de llegar, así que lo recoge y sale.
Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Después de recibir y clasificar los artículos, su siguiente parada es el departamento de embalaje.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Los artículos se empaquetan en las bolsas amarillas de la firma, se escanean y aparece un montón de información que le dice al trabajador qué tipo de caja usar.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

El dispensador de cinta incluso dispensa una cantidad específica de cinta que corresponde al tamaño correcto de la caja. Si el ordenador se equivoca y un empaquetador necesita una caja de tamaño diferente, el empaquetador puede usar su criterio y solicitar manualmente una mayor cantidad de cinta.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

A partir de ahí, escanea la caja y arroja el paquete a otra cinta transportadora donde se realiza el proceso de etiquetado:

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

El área de envíos que se ve aquí es una de las partes más impresionantes de la instalación. Los paquetes se transportan automáticamente desde la cinta transportadora a diferentes canales únicamente por los listones metálicos que se mueven de izquierda a derecha (las protuberancias amarillas son suficientes para empujarlos).

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Los paquetes se empujan lo más cerca posible de la bahía de envío, donde los empleados juegan al "Tetris" para empaquetar los camiones de la manera más eficiente posible.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

En toda la instalación, se almacenan grandes cantidades de suministros de envío.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Es imposible exagerar las cantidades de suministros de envío que vi por todas partes. Estas son solo una pequeña muestra.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Al salir de las instalaciones, eché un vistazo a una de las dos áreas de almuerzo. No hay ninguna cafetería en el lugar, pero hay docenas de microondas para las comidas congeladas disponibles en las máquinas expendedoras.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Las opciones son ultraprocesados y comida basura: ramen instantáneo, un amplio catálogo de patatas fritas y dulces y comidas congeladas. Las opciones no eran muy buenas.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

Dado que el centro logístico se encuentra en un polígono industrial alejado del resto de Staten Island, no es posible conseguir comida rápidamente fuera de las instalaciones. Hay refrigeradores para que los empleados almacenen la comida que llevan desde casa, unas míseras opciones para comprar in situ y el food truck situado en el aparcamiento.

También me dijeron que a veces había algunas opciones de comida rápida disponibles.

Al salir, di una vuelta por la parte trasera del edificio para ver todos esos camiones desde el exterior. ¡Son muchos camiones!

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

Y con eso, abandoné el primer centro logístico de Amazon en Nueva York, al igual que millones de productos y personas lo hicieron antes que yo.

Ben Gilbert/Business Insider

Ben Gilbert/Business Insider

 

LEER TAMBIÉN: Amazon creará 600 trabajos en 2019 en España: cómo acceder a sus ofertas de empleo

LEER TAMBIÉN: Amazon rebaja 50 euros una de las cafeteras de cápsulas de café monodosis Nespresso más populares

VER AHORA: Los 4 consejos del CEO de LinkedIn España para buscar trabajo en tiempos de coronavirus

    Más:

  1. Amazon
  2. Tecnología
  3. Listas