El CEO de 4 Day Week apela a dejar de pensar en la semana laboral de 4 días cómo una jornada más de descanso

Trabajar menos horas por el mismo salario dará a los trabajadores más oportunidades de disfrutar del tiempo libre.
Trabajar menos horas por el mismo salario dará a los trabajadores más oportunidades de disfrutar del tiempo libre.
Ippei Naoi

Getty Images

  • Existen conceptos erróneos sobre la idea de la semana laboral de 4 días.
  • Se trata de reducir las horas de trabajo más que de un día extra de descanso, según el CEO de la campaña 4 Day Week.
  • Una empresa que adopta un horario laboral más corto se enfrenta a algunos costes "superficiales".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La empresa neozelandesa Perpetual Guardian dio en 2018 a cada uno de sus 230 empleados un día libre a la semana. Tras un periodo de prueba de 8 semanas, reportó un incremento del 20% en su productividad y pasó a convertir la semana de 4 días en una medida permanente.

Tal fue el éxito de Perpetual Guardian que su anterior directora de ventas y marketing, Charlotte Lockhart, y el CEO, Andrew Barnes, se animaron a lanzar la campaña 4 Day Week Global. El objetivo es motivar a otras compañías a realizar sus propios periodos de pruebas. En julio, Kickstarter anunció que tomaría parte en esta idea.

"Si hace 18 meses le hubiéramos preguntado al mundo si sería posible dirigir el mundo desde la mesa de la cocina, nos habría respondido que no", cuenta Lockhart a Business Insider. Sostiene que añadir la idea de la semana laboral de 4 días podría ayudar a resolver conocidos problemas del espacio de trabajo como el burnout (trabajador quemado) y la productividad. Aunque Lockhart añade que existen algunos conceptos erróneos acerca de cómo funciona la semana de 4 días en la práctica.

En realidad se trata de reducir horas de trabajo en lugar de un fin de semana de 3 días

La idea de una semana laboral de 4 días es ligeramente engañosa en sí misma, según Lockhart, quien reconoce con humor: "Desgraciadamente, decir 'Semana laboral de horas reducidas' no igual de llamativo".

No se trata necesariamente de tomarse un día entero libre, sino de buscar cómo pueden las empresas reducir horas, fundamentalmente sin reducir el salario. Esto se reduce a tratar de mantener una conversación centrada en una mejora de la productividad.

Dos estudios recientes llevados a cabo en Islandia han ocupado cabeceras por su "éxito abrumador". En ellos, en lugar de reducir el número de días a la semana en la oficina, los trabajadores redujeron su jornada laboral de 40 a entre 35 y 36 horas.

Lockhart afirma que los trabajadores deben abandonar la idea de un largo fin de semana de 3 días. Aunque es cierto que hay algunas compañías que ofrecen este modelo, se trata de un concepto que puede adoptar varias formas.

A lo largo del periodo de prueba de 8 semanas, Perpetual Guardian cambió su modelo de trabajo para dar a cada trabajador un día libre a la semana. Se les pagaba por un 37,5 horas, pero solo trabajan una media de 30 horas semanales.

"No todas las empresas pueden cerrar el viernes, no es así de práctico. No queríamos que el servicio de atención al cliente decayera, así que dijimos al personal que tenían que encontrar un horario que les resultara apropiado para trabajar, cuenta Lockhart. Esto hizo que el personal se tomara diferentes días libres entre lunes y viernes. Diferentes factores, dependiendo de si tenían hijos o de la estructura de su equipo, influían en cómo se decidía. Lockhart avisa de que "es importante reconocer que superficialmente habrá un coste adicional por la reducción de horas.

En 2017, 80 trabajadores sociales en Gotemburgo (Suecia) vieron cómo su jornada laboral se redujo a 6 horas. Como resultado, las autoridades municipales tuvieron que contratar 17 empleados más para cubrir las horas adicionales con un coste de 626.000 euros, lo que supone un aumento de las nóminas de aproximadamente el 22%.

El coste adicional de cubrir a los trabajadores sanitarios en los dos pruebas piloto públicas llevadas a cabo en Islandia añadió un coste combinado de más de 25 millones de euros al presupuesto anual del Gobierno de 5,9 mil millones.

Lockhart cree que se trata de un compromiso entre unos mejores resultados de bienestar y los costes inmediatos.

No es apropiado para cualquier compañía

En última instancia, al igual que cualquier otro programa de cambio, en éxito de una semana laboral de 4 días dependerá de la cultura de la propia empresa.

"Si hay una cultura de acoso laboral en el espacio de trabajo, tendrás una cultura de acoso laboral en el espacio de trabajo. Si hay una cultura de exceso de trabajo, entonces hay una gran variedad de conversaciones que se deben tener acerca de cómo cambiar eso", sugiere Lockhart. El factor diferencial será los niveles de confianza que existan dentro de la compañía.

Asimismo, Lockhart añade que "no se trata de cambiar una buena cultura de trabajo por esto".

Otros artículos interesantes:

El CEO de la plataforma de 'crowdfunding' Kickstarter explica por qué su empresa va a implantar la semana laboral de 4 días

Esta firma de ciberseguridad española ha abrazado el teletrabajo al 100% y está probando la jornada de 4 días porque quieren captar "el talento" que "no quiere regresar a la oficina"

Japón y Telefónica España abogan por la jornada laboral de 4 días para favorecer la conciliación personal y profesional