Pasar al contenido principal

El CEO de Apple, Tim Cook, ha advertido personalmente a Trump de que los aranceles chinos impulsarán a su principal rival, Samsung

El CEO de Apple, Tim Cook, y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.
El CEO de Apple, Tim Cook, y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. AP
  • El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se reunió con el CEO de Apple, Tim Cook, el pasado viernes.
  • Trump explicó este domingo a los periodistas que Cook le dijo que la imposición de nuevos aranceles perjudicaría a Apple y beneficiaría a su mayor rival en el sector de los smartphones, Samsung.
  • Apple va a tener que pagar más aranceles por sus dispositivos electrónicos porque en su gran mayoría se fabrican en China. Samsung no va a tener que pagar aranceles similares.
  • Se trata de un cambio radical en la postura de Tim Cook, que el pasado mes de julio dijo que era "optimista" de que China y Estados Unidos acabarían resolviendo su disputa comercial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Donald Trump ha explicado este domingo que habló con el CEO de Apple, Tim Cook, sobre el impacto de los aranceles sobre las importaciones chinas, así como con cómo afectaba esa medida a la competencia del gigante estadounidense.

Trump dijo que Cook "hizo una buena defensa" de que los aranceles podrían perjudicar a Apple dado que los productos de Samsung no estarían sujetos a aranceles equiparables.

Estados Unidos va a imponer nuevos aranceles en bienes chinos por valor de 300.000 millones de dólares, incluyendo productos electrónicos de consumo, que entrarán en vigor en dos fases: una el 1 de septiembre y otra el próximo 15 de diciembre.

Los gravámenes afectarán a la gama de portátiles de Apple, el iPhone, los Airpods, el Apple Watch y el altavoz inteligente de la compañía, el HomePod. Esto podría desembocar en una subida de precios y encarecer considerablemente los dispositivos de Apple respecto a los que vende su principal competidor, Samsung.

Por otro lado, Estados Unidos y Corea del Sur firmaron un acuerdo comercial el pasado mes de septiembre.

"Me pareció que hizo un argumento muy convincente, así que me lo estoy pensando", dijo Trump en relación a la conversación que mantuvo con Cook, durante una pequeña charla con periodistas que ha mantenido el presidente de los Estados Unidos en un aeropuerto de Nueva Jersey.

Se trata de un cambio radical de opinión de Cook, que ha comentado muy poco públicamente sobre el impacto de los aranceles chinos en la gama de productos de Apple. El pasado mes de julio dijo a los inversores que era optimista en cuanto a que EE.UU. y China podrían resolver sus tensiones comerciales.

"No puedo predecir el futuro, pero soy optimista de que los países saldrán de esta situación", dijo en su momento. "Esperamos que la calma prevalezca".

Los futuros bursátiles de EE.UU. subieron en la apertura del domingo después de los comentarios de Trump. Además de sus comentarios sobre Apple, Trump dijo en Twitter a principios de ese mismo día que su administración "lo estaba haciendo muy bien con China".

Apple no estaba disponible para realizar comentarios al respecto de esta información a la hora de elaborar el artículo.

Y además