Pasar al contenido principal

El CEO de Gecco explica por qué Barcelona es el mejor sitio de toda Europa para lanzar un negocio de movilidad

Damien Harris Gecco
El fundador y CEO de Gecco, Damien Harris. Gecco

  • El concurso de licencias de motos compartidas del Ayuntamiento de Barcelona ha atraído a multitud de empresas de sharing a la ciudad.
  • Pero, ¿por qué Barcelona? En Madrid, Málaga y otras urbes españolas las motos compartidas no están reguladas, por lo que cada empresa tiene la libertad de desplegar tantas como prefiera.
  • El CEO de la recién creada Gecco, la empresa con el logo de una rana amarilla, explica a Business Insider España qué le ha llevado a preferir la Ciudad Condal para arrancar su expansión mundial.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El Ayuntamiento de Barcelona ha adjudicado este mayo 4.000 licencias de motos compartidas a 12 empresas. Lo hace para ordenar un sector que en la Ciudad Condal no estaba regulado: cada operador podía distribuir por las calles tantos vehículos como gustase, que trabajaban en un limbo legal.

Ahora, solo se puede operar si se ha conseguido una licencia y las empresas deberá pagar 70 euros al año por moto desplegada.

Este concurso de licencias ha atraído a Barcelona a multitud de nuevas compañías de motosharing, que competirán con las que ya operaban en la ciudad: Cooltra, Yego, Acciona, Movo (Cabify) y Scoot —que Bird cerrará a finales de mes, como publicó este medio en exclusiva.

Y una de ellas es Gecco Smart Mobility, creada y dirigida por el australiano Damien Harris, también fundador en 2007 de la empresa de los pequeños coches turísticos GoCar en España, que con su navegador dirigen al cliente y también le narran la historia de la ciudad a viva voz.

Pero, ¿por qué Barcelona? En Madrid las motos compartidas no están reguladas, por lo que cada empresa puede desplegar tantas motos como prefiera y en las zonas que prefiera, como también es el caso de Málaga y de otras ciudades españolas.

Sin embargo, Yego, Scoot, Acciona, eCooltra, Movo, Respiro (Seat), Talban (CityScoot), Tucycle, Avant, Tirkil, Eco-logia y Oiz han decidido optar por operar en Barcelona, a pesar de las protestas de muchas de ellas por el límite de licencias por operador, por el número de actores que ahora deberán competir y por la tasa que hay que pagar.

Leer más: 17 cadáveres: el mapa de las empresas de patinetes que ya no están en España

"Hay mucha competencia, pero también es importante que el trabajo de educar a la población está ya hecho", empieza elaborando Harris en conversación con Business Insider España.

Además, el directivo, que se confiesa gran usuario de servicios de motosharing —aunque no revela de cuáles— afirma convencido que Barcelona es una ciudad "más de motos" que Madrid, donde hay muchos más coches, más tráfico y el usuario tiene más miedo de usar la moto.

En cambio, la Ciudad Condal "es como Roma", indica el CEO y accionista único de Gecco, que en conjunto cree que Barcelona es el "mejor sitio en toda Europa para comenzar en sostenibilidad y movilidad".

Asimismo, Harris está seguro de que el actual modelo con 12 operadores se irá reduciendo conforme pasen los meses, en un proceso que opina que durará entre 3 y 5 años.

"No hay sitio para 9 ni 10 competidores en Barcelona", sostiene, de igual manera que han manifestado otros directivos del sector, como el CEO y cofundador del Grupo Cooltra, Timo Buetefisch, en una entrevista con este medio.

Leer más: El CEO de Cooltra prevé un proceso de concentración en el sector del sharing en los próximos 18 meses que terminará con 3 o 4 actores globales como Uber y FreeNow

Gecco cuenta ya con 348 motos eléctricas compartidas en las calles de Barcelona —que no son de su propiedad sino que alquila a su competidora Cooltra— y que quienes se den de alta en su aplicación pueden utilizar por 0,28 euros el minuto —o menos, si se contrata uno de los bonos que ofrecen—.

La empresa arrancó en julio en Barcelona y cuenta con unos 2.000 clientes, según datos que ha facilitado ellos a este medio, pero su plan es desplegar hasta 900, conforme establezca el Ayuntamiento, y ampliar esa base de usuarios.

Y además