Pasar al contenido principal

El CEO de Google reconoce que más de 100 empleados de la empresa llegaron a trabajar en el motor de búsqueda censurado para China

Sundar Pichai says more than 100 Google employees were working on a censored China search engine at one point
Reuters/Jim Young
  • El CEO de Google ha sido interrogado sobre si la empresa tiene planeado volver a China en una reunión del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.
  • En agosto se publicó que Google estaba trabajando en la construcción de un motor de búsqueda censurado para China bautizado internamente como Dragonfly.
  • La respuesta de Pichai a las preguntas sobre google ha sido: "Ahora mismo no existen planes de lanzar un servicio de búsqueda en China".
  • Pero Pichai también ha confirmado algunos detalles importantes sobre el proyecto.

El CEO Google, Sundar Pichai, ha reconocido ante los legisladores estadounidenses que más de 100 empleados de Google han llegado a participar en el desarrollo de un servicio de búsqueda censurado para los internautas de China, lo que constituye la primera confirmación oficial por parte de la compañía sobre el controvertido proyecto que ha ocupado durante meses los medios de comunicación especializados.

Pichai, que se ha enfrentado durante varias horas a las preguntas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, ha sido interrogado sobre los planes de la compañía para China. El CEO ha eludido muchas de las preguntas afirmando que "en este momento no existen planes para el lanzamiento de un sistema de búsqueda en China".

Pero las insistentes preguntas, cada vez más específicas, han acabado dando algunos detalles sobre el funcionamiento interno del proyecto, bautizado internamente como Dragonfly.

"Hemos explorado cómo podría ser el sistema de búsqueda si fuera lanzado en un país como China, eso es lo que hemos investigado", ha llegado a pronunciar Pichai.

Leer más: Cerco al secretismo de las tecnológicas: los ingenieros reclaman saber para qué se usarán sus proyectos

"El número de ingenieros en el proyecto ha variado con el tiempo. En un momento dado teníamos a más de 100 personas trabajando en ello, según tengo entendido", ha reconocido en respuesta a preguntas sobre el tamaño del proyecto.

Las tensiones internas y externas para la compañía han sido significativas en relación al potencial lanzamiento de un sistema de búsqueda censurado para China, ya que los primeros detalles de ese proyecto secreto de Google fueron revelados a primeros de año por The Intercept.

Este martes, en un momento de la comparecencia de Pichai ante los legisladores estadounidenses, un manifestante ha levantado un cartel con el nombre de la compañía y la bandera de China.

Sundar Pichai says more than 100 Google employees were working on a censored China search engine at one point
Joe Perticone/BI

Google llegó a contar con un motor de búsqueda censurado para China en el pasado, pero la compañía decidió cerrar ese servicio en 2010 alegando que los requisitos de censura por parte del gobierno chino se habían vuelto demasiado engorrosos y violaban el código ético de la empresa.

Dragonfly representaría un importante cambio en la postura de Google, posicionando a la compañía en el mercado de Internet más grande del mundo por el número de usuarios activos actualmente y su potencial crecimiento.

Y además