El CEO de Moderna espera que surjan más variantes del virus en los próximos meses: las dosis de refuerzo de las vacunas serán necesarias

Stéphane Bancel, CEO de Moderna.
Stéphane Bancel, CEO de Moderna.
Reuters

Reuters.

El CEO de Moderna, Stephane Bancel, espera que surjan más variantes de COVID-19 en los próximos meses. 

Así lo ha reconocido en una entrevista este jueves para la CNBC, en la que el director ejecutivo de la compañía ha hecho ver que bajo la visión de lo ocurrido en América Latina o la tragedia que experimenta India, es más que probable que el nuevo coronavirus siga mutando a medida que el hemisferio sur se aproxima a las estaciones de otoño e invierno.

“Siguen surgiendo nuevas variantes de preocupación en todo el mundo. Y creemos que durante los próximos 6 meses, a medida que el hemisferio sur entre en otoño e invierno, podríamos ver surgir más variantes preocupantes”, afirma Bencel a la cadena estadounidense.

A las anteriores variantes circulantes, detectadas en Reino Unido y Sudáfrica, ahora se le suman las cepas identificadas en India o Brasil que amenazan con provocar nuevos repuntes de los casos debido a una mayor capacidad de propagación. 

"Es posible que necesitemos una cuarta estrategia a medida que aprendamos más sobre la variante india, por lo que creo que la ciencia es muy clara para nosotros, y es que no hemos terminado con el virus", sentencia el CEO de Moderna asegurando que por ello "se necesitarán dosis de refuerzo".

Las dosis de refuerzo serán clave en la lucha contra el virus, según la experta que dirige la secuenciación en Reino Unido

Una visión compartida también por Özlem Türeci, directora médica de BioNTech quien el pasado mes de abril afirmaba que es probable que se necesite una tercera dosis de su vacuna Pfizer y recordatorios anuales.

Las mutaciones que experimenta el virus hacen que este pueda adaptarse mejor y evadir la inmunidad generada. De ahí que las dosis de refuerzo de las vacunas se coloquen cada vez más como la clave para lograr acabar con la pandemia, en un escenario similar a lo que pasa con la gripe.

Los comentarios de director ejecutivo de Moderna llegan un día después de que la firma haya dado a conocer los resultados positivos mostrados por una dosis de refuerzo de su vacuna frente a las variantes  B.1.351 y P.1 identificadas por primera vez en Sudáfrica y Brasil, respectivamente. 

También estas declaraciones se producen después de que la firma haya logrado alcanzar su primer trimestre rentable. 

Un año después de iniciar los ensayos de su vacuna ya autorizada contra el COVID-19, la biotecnológica  cierra los 3 primeros meses del año fiscal con unos ingresos de 1.937 millones de dólares —más de 1.582 millones de euros al cambio actual—, frente a los 8 millones de dólares —6,6 millones de euros— del mismo periodo del año anterior. 

Otros artículos interesantes:

Moderna ingresa más de 1.582 millones de euros: primer trimestre rentable en la historia de la compañía, pero no supera las previsiones de los analistas

Las dosis de refuerzo serán clave en la lucha contra el virus, según la experta que dirige la secuenciación en Reino Unido

España apoya a Biden y pide liberar la patente de las vacunas contra el COVID-19: "O nos salvamos todos o no nos salvamos ninguno"

Te recomendamos