El fundador de ChatGPT asegura que Google ostenta un "monopolio aletargado de las búsquedas" y aviva la guerra con Microsoft por la inteligencia artificial

Grace Kay
| Traducido por: 
El CEO de Google, Sundar Pichai (izquierda), y el fundador de OpenAI (desarrolladora de ChatGPT), Sam Altman.
El CEO de Google, Sundar Pichai (izquierda), y el fundador de OpenAI (desarrolladora de ChatGPT), Sam Altman.

Ramin Talaie/Getty; Kimberly White/Getty para GLAAD

  • El CEO de OpenAI, Sam Altman, ha afirmado en una entrevista que ha concedido este martes que Google ostenta un "monopolio aletargado de las búsquedas".
  • Altman defiende que existe un enorme potencial en la tecnología de inteligencia artificial que desarrolla su compañía para cambiar la forma en que la gente busca información por internet.

El director general de OpenAI, la empresa que está detrás de herramientas de inteligencia artificial como el generador de imágenes Dall-E o el generador de textos ChatGPT, Sam Altman, ha lanzado una pequeña pulla a Google, a la que ha calificado de "monopolio aletargado de las búsquedas".

Durante una entrevista concedida este martes, Altman ha señalado que, bajo su punto de vista, la decisión de Microsoft de incluir la tecnología de OpenAI en su buscador ofrece muchas ventajas. La firma de Redmond anunció ese mismo martes la integración de un modelo lingüístico de IA en su "nuevo" motor de búsqueda Bing

Microsoft apuntó que la nueva versión de Bing cuenta con una tecnología de inteligencia artificial "más potente que ChatGPT". Dicha herramienta de OpenAI, que lleva meses generando titulares por su capacidad para hacer prácticamente cualquier cosa, es un generador de texto basado en un modelo lingüístico de IA que puede responder a preguntas de una forma clara y sencilla.

Alternativas a ChatGPT.

"Vamos a descubrir lo que estos nuevos modelos son capaces de hacer, pero si yo estuviera sentado en un monopolio aletargado de las búsquedas y tuviera que pensar en un mundo en el que va a haber un verdadero cambio en la manera en la que funciona la monetización, no me sentiría muy bien al respecto", declaró Altman en una entrevista con Ben Thompson para su newsletter Stratechery.

El director de Tecnología de Microsoft, Kevin Scott, también defendió en esta newsletter que la compañía se encuentra bien posicionada para hacer llegar esta nueva tecnología al público general, y añadió que "el mundo de las búsquedas que tenemos ahora es muy diferente al negocio que había hace 20 años", cuando Google apenas estaba empezando.

"Hay tanto valor aquí que me parece inconcebible que no encontremos la forma de hacer sonar la caja registradora", bromeó el fundador de OpenAI, reconociendo después que es difícil saber cómo se adaptará Google a esta tecnología.

 

La empresa dirigida por Sundar Pichai parece mostrar esa preocupación a la que hace referencia Altman a la hora de mantener el dominio de las búsquedas online. Más del 91% de las consultas que se hicieron en los últimos 12 meses en todo el mundo se realizaron a través del buscador de Google, mientras que Bing apenas logró alcanzar el 3% del total, según datos de SimilarWeb.

ChatGPT ha hecho saltar las alarmas en las oficinas de la filial de Alphabet. Al parecer, Google emitió un "código rojo" el pasado diciembre por el que Pichai ordenó a sus trabajadores que desarrollasen mejores productos de inteligencia artificial

Según el New York Times, el gigante tecnológico llegó incluso a convocar a sus cofundadores, Larry Page y Sergey Brin, con el fin de que ayudasen a abordar este problema. La semana pasada, el creador de Gmail, Paul Buchheit, advirtió de que el negocio de búsqueda de Google se encontraba a solo uno o 2 años de sufrir una "disrupción total" debido a herramientas como ChatGPT.

Alphabet adelantó este mismo lunes su intención de presentar en las próximas semanas su propuesta para luchar contra ChatGPT, Bard

El CEO de Google expresó que Bard ya había sido puesto a disposición de "evaluadores de confianza" y que se abriría al público en los próximos días. Sin embargo, el generador de texto tuvo un tropiezo inicial en su vídeo de presentación que ha provocado que las acciones de Google hayan caído hasta el momento más de un 8%.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.