Pasar al contenido principal

El CEO del principal banco danés dimite por un escándalo de blanqueo de 200.000 millones de euros

Thomas Borgen acaba de dimitir como CEO de Danske Bank
Thomas Borgen acaba de dimitir como CEO de Danske Bank Thomson Reuters
  • El consejero delegado del mayor banco de Dinamarca ha abandonado su cargo a raíz de un escándalo de blanqueo de capitales en Estonia.
  • Thomas Borgen ha dimitido tras una investigación del escándalo, valorado en al menos 200.000 millones de euros en transacciones.
  • Danske Bank ha identificado a 6.200 consumidores que pueden haber estado implicados en actividades sospechosas a través de su sucursal estonia.

Thomas Borgen ha dimitido como consejero delegado del mayor banco de Dinamarca, Danske Bank, tras un escándalo de blanqueo de capitales a gran escala en torno a su filial en Estonia.

Danske Bank, que cuenta con alrededor de 475.000 millones de euros en activos totales, ha publicado el miércoles las conclusiones iniciales de una investigación interna sobre sus actividades en Estonia, reconociendo que una "serie de importantes deficiencias" había permitido que la sucursal estonia del banco fuese utilizada para realizar "transacciones sospechosas" entre 2007 y 2015.

Borgen, que había estado al frente del banco desde 2013, ha afirmado en un comunicado que aunque la investigación no ha encontrado ninguna infracción de la ley por su parte, considera que lo mejor es dimitir.

"Está claro que Danske Bank no ha cumplido con su responsabilidad en el caso del posible lavado de dinero en Estonia", ha añadido.

"Lo lamento profundamente. Aunque la investigación llevada a cabo por un bufete externo concluye que he cumplido con mis obligaciones legales, creo que es mejor para todas las partes que renuncie".

La investigación de Danske Bank sobre transacciones sospechosas en su sucursal estonia se centra en las denominadas transacciones de no residentes, es decir, operaciones realizadas por personas que no residen en Estonia pero que utilizan las sucursales del banco en ese país.

Leer más: La Audiencia Nacional imputa a Caixabank por un posible delito de blanqueo de capitales para la mafia china

La investigación afirma haber identificado a unos 10.000 clientes que se ajustan al perfil de no residentes, mientras que 6.200 de ellos se ajustan a lo que el banco denomina "la mayoría de los indicadores de riesgo". De estos clientes, según Danske Bank, "se ha descubierto que la gran mayoría de ellos son sospechosos".

Sin embargo, el documento resalta el hecho de que sólo porque un cliente "muestre características sospechosas no significa que exista fundamento para considerar sospechosos todos los pagos en los que el cliente en cuestión ha estado implicado ".

Leer más: Dimite Carmen Montón como ministra de Sanidad por las irregularidades destapadas de su máster

Además de los 10.000 clientes iniciales, otros 5.000 clientes también han sido identificados por mostrar características de no residentes.

En total, según Danske Bank, estos 15.000 clientes han llevado a cabo 9,5 millones de pagos, que representan un volumen de dinero en circulación de alrededor de 200.000 millones de euros.

"El banco ha incumplido claramente sus responsabilidades en este asunto", ha afirmado el presidente de Danske Bank, Ole Andersen.

"Esto es decepcionante e inaceptable y ofrecemos nuestras disculpas a todos nuestros accionistas, en particular a nuestros clientes, inversores, empleados y a la sociedad en general. Reconocemos que tenemos por delante la tarea de recuperar su confianza".

Te puede interesar