El CEO de Rolls-Royce revela su plan para poner al fabricante de coches de lujo a la vanguardia de la movilidad eléctrica

Imagen de un vehículo de Rolls-Royce
Imagen de un vehículo de Rolls-Royce

Rolls-Royce

  • Rolls-Royce nunca ha sido una marca reconocida por su eficiencia.
  • Aun así, su CEO asegura que la transición a los coches eléctricos se ajusta a su línea de productos.
  • "Es una tecnología silenciosa, nos permite ofrecer potencia y waftability", asegura a Business Insider el CEO de la compañía, Torsten Müller-Ötvös, utilizando un concepto acuñado por la marca que combina velocidad y elegancia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A finales de septiembre, Rolls-Royce anunció que comenzará a producir un nuevo modelo a finales de 2023. Este vehículo, bautizado como Spectre, se parece mucho a los tradicionales de la compañía británica: un enorme cupé con una parte delantera alargada, una cabina espaciosa y puertas con las bisagras hacia delante para facilitar la entrada y salida de sus exclusivos ocupantes.

Pero en lugar de un potente motor de combustión interna, en su interior hay un conjunto de baterías que le convierten en el primer eléctrico puro de la histórica marca británica.

Rolls-Royce no es conocida por su eficiencia. Sus modelos apenas tienen un ahorro de combustible de 6 kilómetros por litro de consumo combinando autopista y carretera urbana, la mitad de la media en Estados Unidos. De hecho, ese derroche es un distintivo de la marca. Sus modelos pesan entre 2,5 y 3 toneladas, con motores de 12 cilindros y parten de precios desde los 315.000 dólares (275.000 euros).

"Ofrecemos el motor más eficiente de entre los de 12 cilindros. Puede sonar gracioso, pero lo digo en serio. El 80% de los Rolls-Royce que se han construido en la historia de la marca siguen en la carretera. Esto es lo que yo llamaría, un producto sostenible en su forma más pura", asegura el consejero delegado de la marca, Torsten Müller-Ötvös, a Business Insider.

El ejecutivo de Rolls-Royce asegura que la movilidad eléctrica tiene varios componentes que se alinean con los valores de su marca. "Es silenciosa, con potencia y nos permite ofrecer waftability", explica, utilizando un concepto interno que hace referencia a su experiencia de conducción, suave y con potencia, como una alfombra voladora. "Nosotros no nos definimos por el sonido", añade.

El analista de automoción de lujo en Bloomberg Michael Dean, coincide: "Con un vehículo eléctrico de lujo, el rendimiento no debería ser un elemento diferenciador. La tecnología y la digitalización sí. Así que, para Rolls-Royce, se trata de ser grande y audaz, supongo".

La marca británica probó la electrificación con el 102EX, una versión con batería de su sedán Phantom, que mostraron a la prensa y a concesionarios. "Ese coche era apenas un compromiso. Pero cuando llegó y mostramos cómo era, la reacción fue tremenda", recuerda Müller-Ötvös.

Asegura que el Spectre está suscitando la misma respuesta. "Las primeras reacciones están siendo increíbles en cuanto al interés de compradores, los primeros encargos de concesionarios. Así que creo que este segmento del mercado está preparado para ser eléctrico", asegura.

No obstante, su posicionamiento seguirá poniendo a la marca por delante de la tecnología. "Le estoy diciendo a todo el mundo lo mismo: primero es un Rolls-Royce, y en segundo lugar, es un coche eléctrico. Y no al revés", advierte el CEO de la marca.

El paso a la movilidad eléctrica de la firma británica no es un tema de altruismo medioambiental, sino de presión regulatoria, pero Müller-Ötvös asegura que sus clientes están dispuestos a comprar un vehículo impulsado por baterías.

"Por una parte está la regulación, y para vender en algunas partes del mundo tendrás que cumplir los objetivos de cero emisiones. Pero mira el éxito del Porsche Taycan. La gente quiere que le vean en un coche eléctrico", afirma.

El ejecutivo tiene claro que su futuro será eléctrico. "Lo último que querríamos es que un Rolls-Royce no pudiera entrar en los centros de las ciudades. Eso sería el final para nosotros, porque nuestros clientes viven en ciudades o se desplazan a ellas diariamente. Así que ir al vehículo eléctrico es algo obligatorio", finaliza.

Otros artículos interesantes:

El CEO de Rolls-Royce revela cómo su compañía acaba de batir su récord histórico de ventas de coches de lujo

Nuevo Rolls-Royce Cullinan: más de 300.000 euros por el SUV más lujoso del mundo

El 'efecto Tesla' está provocando que los coches de lujo europeos pierdan valor más rápido que nunca

Te recomendamos

Y además