El CEO de Wallbox cree que Europa "no está a la altura" de EEUU y China en materia de coches eléctricos

Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox
Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox

Imagen cedida por Wallbox

  • A principios de años, Wallbox anunció despidos para intentar ajustar gastos ante unas previsiones poco halagüeñas: solo se van a vender 3 millones de coches eléctricos en 2023.
  • Enric Asunción, CEO de Wallbox, reflexiona también sobre la situación de Europa respecto a China y EEUU en una entrevista con Cinco Días.

Wallbox puede convertirse en una pieza clave para el impulso de los coches eléctricos. Y eso es lo que ha demostrado en los últimos años. Sin embargo, a comienzos de año comunicó el despido del 15% de la plantilla y puso en marcha un plan de recortes con el objetivo de conseguir ahorrar 50 millones de euros

"Gran parte de las ventas en nuestro sector son los cargadores para uso doméstico, algo que depende mucho de la evolución de las ventas del vehículo eléctrico. En noviembre, empezamos a ver que las matriculaciones de coches eléctricos no estaban siguiendo el ritmo previsto por nosotros y el mercado", explica Enric Asunción, CEO de Wallbox, en una entrevista con Cinco Días.

Según destaca Asunción, las previsiones para 2023 es que solo se venderán 3 millones de coches eléctricos, lo que les hizo poner en marcha un plan que les permitiera ajustar sus gastos. "Hicimos un esfuerzo muy grande en reducir los costes operacionales de la compañía, con más de 25 millones, pero, aun así, era necesario hacer recortes en la estructura del personal". 

Parte del problema de este tipo de compañías es el retraso que existe en España a la hora de instalar puntos de recarga. De hecho, nuestro país no llega a los 19.000 cargadores públicos, y la mayoría de ellos son de carga lenta. Esto es algo que perjudica a las ventas de los vehículos eléctricos.

"Nosotros tenemos una compañía llamada Electromaps, que es la app líder en España y el sur de Europa en la carga pública. La clave es que también permite pagar y acceder de forma cómoda a la carga. El gran reto y lo que tenemos que solucionar es que no se creen redes aisladas, que para cada cargador no se necesite una app distinta. Tiene que ser un requerimiento que cuando se instale un cargador público, que este sea interoperable con la app de cualquier fabricante".

 

Esta falta de ventas de coches eléctricos en España es algo que también se refleja en el negocio de Wallbox. La compañía asegura que nuestro país supone solo el 10% de sus ingresos, mientras que EEUU es su principal mercado.

Sin embargo, Enric Asunción no cree que el retraso en la implantación de los coches eléctricos sea una cosa exclusiva de España. Afirma que Europa en general va muy por detrás de China y EEUU

"Creo que Europa, comparado con la apuesta que están haciendo EE UU y China, se está quedando atrás. Tenemos la tecnología, los fabricantes, pero hace falta más, que Europa apoye esto desde el punto de vista del consumidor y del fabricante para liderar en vehículo eléctrico. De momento, no está a la altura".

Por el momento, las principales ventas de la compañía, el 80% de sus ingresos, se basan en las ventas de cargadores para la recarga privada en casa. Esto es algo que esperan cambiar en el medio plazo. "Esperamos que en un par de años la carga pública pase a ser casi un 40% de las ventas. En los próximos 4 o 5 años se va a instalar muchísimo y somos la compañía que más preparada está", concluye.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.