La variante del coronavirus en Sudáfrica parece evadir los fármacos de anticuerpos, lo cual es "muy preocupante", según el antiguo director de la autoridad sanitaria de EEUU

Una sanitaria en un hospital de Sudáfrica durante la pandemia del coronavirus

REUTERS/Shafiek Tassiem

  • El doctor Scott Gottlieb, ex comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), ha asegurado que una variante de coronavirus identificada en Sudáfrica era "muy preocupante" porque podría impedir los anticuerpos que tratan de ayudar al cuerpo a combatir la infección.
  • En declaraciones a la CNBC, ha explicado que la evidencia del Bloom Lab, con sede en Seattle, que no ha sido revisada por expertos, sugiere que la variante en Sudáfrica podría escapar parcialmente de los anticuerpos que combaten el coronavirus.
  • Esto significa que los medicamentos de anticuerpos usados para tratar el COVID-19 (o los anticuerpos de alguien previamente infectado con el coronavirus) podrían no ser efectivos contra la nueva variante.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El doctor Scott Gottlieb, antiguo director de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), ha advertido que una variante de coronavirus identificada en Sudáfrica puede evadir los medicamentos de anticuerpos que tratan el COVID-19.

En su intervención en la CNBC este martes, ha dicho que las primeras pruebas del Bloom Lab, con sede en Seattle, que no han sido revisadas por expertos, sugieren que la nueva variante podría escapar parcialmente de los anticuerpos que combaten el coronavirus.

Esto significa que los medicamentos que usan anticuerpos de alguien previamente infectado por el coronavirus podrían no ser efectivos contra la nueva variante, conocida como B.1.351 o 501Y.V2, ha señalado.

No se han detectado casos de la variante, que también parece ser más infecciosa, en España, ni tampoco en otros países donde la enfermedad está en plena propagación como Estados Unidos.

Gottlieb ha afirmado que Estados Unidos está en una carrera contra el tiempo para vacunar a las personas antes de que las nuevas variantes se hagan más prevalentes.

"No lo sabemos exactamente porque no sabemos exactamente cómo se ha comportado esta variante en las personas que han sido tratadas con estos diferentes enfoques", ha explicado. "Las vacunas pueden convertirse en un respaldo contra las variantes que realmente se están afianzando aquí en los Estados Unidos, pero tenemos que acelerar el ritmo de la vacunación".

Una variante diferente del coronavirus de rápida propagación, conocida como B.1.1.7 e identificada por primera vez en el Reino Unido, ha sido detectada en varios estados de Estados Unidos y muy probablemente ha estado circulando durante varias semanas.

También se han detectado varios casos en España de esta variante que se ha extendido rápidamente en Reino Unido e incluso se sospecha que circula desde hace dos semanas por la geografía nacional, aunque para el ministerio oficialmente “no se puede decir que hay transmisión comunitaria” mientras no se realicen las secuenciaciones genéticas de las muestras, explica El País.

El plasma convaleciente de los recuperados reduce un 60% los casos graves de COVID-19, según un nuevo estudio

Acumular menos vacunas para que estén más disponibles

Gottlieb no aboga por cambiar el programa de vacunación —por ejemplo, dando prioridad a la primera dosis, como ha hecho Reino Unido— sino por conseguir más vacunas para el público. Ha señalado que esto podría hacerse "arriesgándose" y almacenando el 25% de las dosis de vacunas que se fabrican, en lugar del 55%, para que haya más dosis disponibles.

Es normal que los virus muten con el tiempo, y con el tiempo ciertas combinaciones de mutaciones pueden crear nuevas variantes. Las variantes identificadas en Sudáfrica y el Reino Unido son motivo de preocupación porque tienen un número inusual de mutaciones, incluso en la proteína S, la parte del virus que se une a las células humanas para infectarlas. Es probable que esto las haga más contagiosas.

La variante en Sudáfrica también se ha asociado con una carga viral más alta, o una mayor concentración de partículas de virus en el cuerpo, lo que posiblemente contribuya a niveles más altos de transmisión, según Reuters.

Por qué no estás del todo protegido del COVID-19 después de la primera dosis de la vacuna

Los científicos siguen investigando exactamente cómo las diferentes mutaciones cambian el comportamiento del virus, incluyendo si las vacunas disponibles funcionarán contra ellas. Los expertos han anticipado que las vacunas seguirán funcionando contra la variante identificada en Reino Unido, pero está menos claro para la de Sudáfrica.

John Bell, profesor de inmunología de la Universidad de Oxford, dijo a Times Radio el domingo que hay un "gran interrogante" sobre si las vacunas funcionarían para la variante en Sudáfrica porque no hay mucha información al respecto.

Richard Lessells, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de KwaZulu-Natal, está investigando esa cuestión. Ha declarado a la Associated Press que esta es "la pregunta más apremiante a la que nos enfrentamos en este momento". 

Otros artículos interesantes:

La FDA no recomienda combinar las vacunas del Covid-19, ni reducir las dosis o prolongar el tiempo entre las inyecciones

Los Gobiernos de Madrid, Murcia y Cataluña recurren a la sanidad privada en su estrategia de vacunación contra COVID-19

Europa aprueba la vacuna de Moderna contra el coronavirus: la distribución en España empezará alrededor del 21 de enero

Te recomendamos

Y además