Pasar al contenido principal

La cesta de la compra cada vez más cara: fruta, patatas y azúcar entre los productos que más suben de precio

Niña en el supermercado llorando en el carrito.
Gettyimages

  • En lo que va de año el precio de los alimentos es el producto que más ha incrementado su coste, en especial la fruta (9,2%), las patatas (4,2%) y el azúcar (3,9%)
  • Debido a la pandemia, el INE ha tenido que elaborar dos nuevos índices para aproximar el Índice de Precios de Consumo (IPC) a la realidad.
  • Durante el confinamiento los Bienes COVID-19 han aumentado un 1,1% y los Servicios COVID-19 han bajado un 1,4%. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El estado de alarma y el confinamiento ya son historia, al menos por ahora, y ahora llega el momento de analizar lo ocurrido.

La actividad económica ha estado limitada provocando que multitud de sectores estén en una situación delicada y muchas personas han visto como su renta disminuía, pero ¿Qué ha pasado con el precio de los productos?.  

Los últimos datos del Indice de Precios de Consumo (IPC), que corresponden al mes de mayo, reflejan una caída de precios del 0,9% provocada por la caída de los carburantes y la energía.

Sin embargo, la inflación subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos, subió un 1,1%, dos puntos por encima del IPC general, algo que no sucedía desde julio del 2009.

Una rareza que se suma al "problema sin precedentes en el ámbito del cálculo del IPC provocado por la crisis sanitaria del COViD-19, ya que supone que parte de la cesta de la compra de este indicador lleva sin estar disponible desde el día 15 de marzo de 2020", según apunta el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Leer más: El coronavirus acelera la transformación del sector alimentario: de una cadena de suministro globalizada a una más corta, integrada y flexible 

Bienes COVID-19 y Servicios COVID-19

En condiciones normales, el IPC se calcula a partir de una cesta de 479 artículos, agrupados en 221 subclases, que finalmente se agregan para obtener el IPC general. "La mayoría de estos artículos ya era posible adquirirlos incluso en la excepcional situación de confinamiento generada por la COVID-19", señalan desde el INE. Sin embargo, hay una pequeña parte de los servicios de la cesta que no estaban disponibles como son los espectáculos deportivos o los servicios de alojamiento. 

La anomalía ha sido tan mayúscula que para ofrecer una información estadística más real, el INE ha tenido que crear dos indicadores para conocer la evolución de los precios de un grupo de productos consumidos preferentemente por la sociedad durante el confinamiento. Los han bautizado como Bienes COVID-19 y Servicios COVID-19. Ahora que el estado de alarma ha llegado a su fin toca hacer balance de que productos (no afectados por la pandemía) se han encarecido. 

Si atendemos a los "índicadores especiales", los bienes COVID-19 han subido un 1,1% y los servicios COVID-19 han bajado un 1,4%. Dentro de estos grupos, se puede desagregar por productos para conocer con más profundidad el comportamiento de los precios. 

Los productos para animales domésticos junto con los alimentos son los que más subidas han registrado durante el confinamiento con un aumento del 2,4% y del 2,3%, respectivamente. El tercer lugar del podio de los que más han subido lo ocupan los bienes para el hogar no duraderos (+1,4%), como puede ser una bombilla. En la tabla siguiente puedes observar la variación de los precios de mayo respecto a marzo, mes en el que se decretó el estado de alarma. 

Los alimentos fueron el producto estrella durante el confinamiento, la leche y la levadura se agotó en las tiendas e incluso los supermercados tuvieron que regular el precio de los productos frescos tras registrar repuntes en el coste de hasta el 25%. Una psicosis que no se convirtió en grandes beneficios para las tiendas de comida, pero sí que propició un cambio en la cadena de suministro, como apuntaba Mauricio García de Quevedo, director general de la Federación Española de Industria de Alimentación y Bebidas (FIAB) en una entrevista con Business Insider: "las cadenas de aprovisionamiento, actualmente globalizadas, serán más cortas, integradas y flexibles". 

Leer más: Los precios de la gasolina son más baratos hoy que el fin de semana en el que se decretó el estado de alarma

Ante la alta demanda se intentó aprovechar el momento para subir precios, pero ¿cómo ha quedado el coste de los alimentos en lo que va de año?. Si allá por diciembre del año pasado llenar la cesta con fruta fresca te costaba 5 euros (precio inventado) ahora su coste se ha incrementado un 9,2%, según el último dato proporcionado por el INE. La fruta es el alimento que más ha aumentado su precio, seguido de las patatas, el azúcar y las legumbres. En la siguiente tabla puedes ver que alimentos han aumentado más en lo que va de año. 

Además de los productos mostrados, otros alimentos muy demandados por los usuarios como el arroz, la carne de ave, el vino, la pasta o el agua mineral han registrado una subida mayor al 2%. En menor medida ha crecido el precio de otros productos como el queso, la carne de porcino o el café. 

Y además