Pasar al contenido principal

China acusa a Estados Unidos de "terrorismo económico" y asegura no tener miedo a una guerra comercial

US President Donald Trump and China's President Xi Jinping (not shown) make a joint statement at the Great Hall of the People on November 9, 2017 in Beijing, China. In
Thomas Peter-Pool/Getty Images
  • Un alto funcionario chino ha acusado a Estados Unidos este jueves de incurrir en "terrorismo económico claro" y ha asegurado que China "no tiene miedo" a una guerra comercial, mientras las tensiones con la administración Trump siguen aumentando.
  • Los desencuentros entre Pekín y Washington han aumentado este mes después de que las negociaciones entre los representantes comerciales de ambos países no hayan conseguido alcanzar un acuerdo y hayan desembocado en una serie de represalias arancelarias.
  • El viceministro chino de Exteriores, Zhang Hanhui, aseguró a la prensa en Pekín que la guerra comercial tendrá un "grave efecto en el desarrollo y la recuperación de la economía mundial", pero se ha negado a retroceder ante la amenaza.
  • Las tensiones también se están gestando entre las principales empresas estadounidenses y chinas, a medida que la guerra comercial se extiende al sector tecnológico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un alto funcionario chino ha acusado a Estados Unidos este jueves de incurrir en "terrorismo económico claro" y ha asegurado que China "no tiene miedo" a una guerra comercial, mientras las tensiones con la administración Trump siguen aumentando.

El viceministro chino de Exteriores, Zhang Hanhui, aseguró a la prensa en Pekín que la guerra comercial tendrá un "grave efecto en el desarrollo y la recuperación de la economía mundial", pero se ha negado a retroceder ante la amenaza del incremento de aranceles sobre importaciones valoradas en miles de millones de dólares.

"Nos oponemos a una guerra comercial, pero no le tenemos miedo", dijo Zhang. "Esta provocación deliberada de disputas comerciales es  terrorismo económico claro, chovinismo económico, acoso económico".

Leer más: Por qué es demasiado tarde para evitar una recesión, incluso si se acaba solucionando la guerra comercial, según Morgan Stanley

Los comentarios de Zhang a la prensa se producen antes de la visita de Estado del presidente chino Xi Jinping a Rusia el próximo mes, donde Xi asistirá a un importante foro económico y fortalecerá las relaciones comerciales con Moscú, uno de sus aliados más estratégicos.

De la relación de China con Rusia, Zhang ha señalado que China estaba preparada para afrontar cualquier "desafío externo" que pueda amenazar su estrecha relación.

"Definitivamente, afrontaremos todos los desafíos externos, haremos bien lo nuestro, desarrollaremos nuestra economía y continuaremos elevando el nivel de vida de nuestros dos pueblos", ha afirmado. "Al mismo tiempo, tenemos la confianza, la resolución y la capacidad para salvaguardar la soberanía, seguridad, respeto y seguridad de nuestro país y nuestros intereses para el desarrollo".

Los desencuentros entre Pekín y Washington han aumentado este mes después de que las negociaciones entre los representantes comerciales de ambos países no hayan conseguido alcanzar un acuerdo y hayan desembocado en una serie de represalias arancelarias.

La administración Trump elevó los aranceles sobre productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares (algo menos de 180.000 millones de euros, acusando a China de retractarse de sus compromisos comerciales. China respondió incrementado los aranceles sobre importaciones de EE.UU. valoradas en 60.000 millones de dólares a partir del 1 de junio, mientras la prensa estatal china criticaba la codicia y arrogancia de EE.UU.."

Las tensiones también se están gestando entre las principales empresas estadounidenses y chinas a medida que la guerra comercial se extiende al sector tecnológico, un aspecto comercial clave para ambos países.

Trump ha ampliado sus movimientos contra el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei y ha dado a entender recientemente que la compañía podría ser moneda de cambio en las actuales negociaciones comerciales.

El año pasado, la administración Trump prohibió a las agencias estatales que comprasen o usasen equipos de Huawei, recalcando su preocupación de que la tecnología de esta compañía pueda usarse para el espionaje del Gobierno chino. Como respuesta, Huawei ha demandado al Gobierno de EE.UU., alegando que no se han presentado pruebas para respaldar las acusaciones de que la compañía representa una amenaza para la seguridad.

Leer más: Leer más: María Luisa Melo, de Huawei España, sobre el veto de Trump y la guerra del 5G: "Nadie se va a ver beneficiado"

La tensión entre la administración Trump y Huawei se intensificó aún más este mes después del Departamento de Comercio de EE.UU incluyese a Huawei en una lista negra comercial, lo que impide a la compañía comprar componentes a empresas de EE.UU. sin la aprobación de Washington.

La inclusión de Huawei en la lista negra comercial de EE.UU. ha llevado a muchas de las principales empresas y proveedores de tecnología estadounidenses, incluido Google, a reducir sus vínculos y el flujo de software crucial para la empresa.

El CEO de Huawei, Ren Zhengfei, respondió a las tensas relaciones entre Huawei y las compañías de tecnología de EE.UU., y aseguró a los medios chinos que su empresa está "totalmente preparada" para un conflicto tecnológico con EE.UU.. Añadió además que ignoraría la llamada de Trump si intentase negociar un acuerdo comercial con su empresa.

"Incluso si EE.UU. quiere comprar nuestros productos en el futuro, no se los venderé", afirmó Ren en una entrevista con Bloomberg TV este lunes. "La negociación no es necesaria".

Y además