China aprueba una ley de protección de datos pionera que endurece al sector tecnológico y da más poder de decisión al consumidor

'Valorant'.
'Valorant'.
Riot Games
  • A partir del 1 de noviembre, China pondrá en marcha su nueva y pionera Ley de Protección de Información Personal, cuyo objetivo es "limitar a las empresas el acceso a la vida privada de sus usuarios hasta el mínimo posible".
  • Aunque el documento final aún no se ha publicado, sus borradores destacan nuevas normas que obligan a las empresas a seguir ofreciendo sus servicios aunque los usuarios les nieguen acceso a sus datos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

China ha aprobado este viernes 20 de agosto una nueva ley clave para la protección de datos que endurecerá las reglas de la recolección de datos de usuarios y la gestión de dicha información por parte de las empresas.

La Ley de Protección de Información Personal es una ley pionera en un país en donde hasta ahora la compilación, el procesamiento y la protección de datos se iba legislando caso por caso; todo esto cambia gracias al establecimiento de unas reglas más claras y concisas al respecto. Se pondrán en funcionamiento a partir del 1 de noviembre.

Por ahora, no se ha publicado el documento final de la ley, pero uno de sus 7 borradores anteriores da una idea de sus premisas. 

Destaca la obligatoriedad de obtener primero el permiso de los usuarios para recopilar sus datos, y la posibilidad de estos de pedir el retiro de información cuando quieran. Las empresas estarán obligadas a ofrecer sus servicios a los clientes que no quieran que sus datos sean recogidos (en contraste con la tendencia a bloquear funciones o servicios enteros si se rechaza esta condición).

Además de poder denegar el acceso a sus datos en todo momento, los usuarios también podrán pedir que se les aclare con respuestas concretas cómo su información personal es utilizada.

A la espera de que se publique el documento final, Reuters asegura que el objetivo del mismo es "limitar el acceso a las empresas a la vida privada de sus usuarios hasta el mínimo posible".

También se han intensificado las restricciones para aquellas empresas que quieran transferir datos de ciudadanos chinos fuera del país.

China ha avisado a sus gigantes tecnológicos que, además de acatar estas leyes, protejan con suma mesura los datos de sus usuarios. Cualquier uso indebido o inadecuado se considerará una transgresión de la privacidad de los clientes y la empresa responsable será multada.

En este sentido será fácil señalar a un responsable de un mal uso de los datos debido a que la ley obliga a designar a personas concretas al cargo de la protección de información. Estos responsables deberán pasar por auditorias periódicas para asegurar que no incumplen las normas.

Los expertos consideran la aprobación de la Ley de Protección de Información Personal como el paso final de un proceso de regulación y endurecimiento del gobierno chino hacia las maniobras de empresas tecnológicas con los datos de sus usuarios.

China ya ha aplicado sus nuevas normativas; denunció recientemente a Tencent por un mal uso de 'WeChat' (mascotas en la imagen), su popular app de mensajería.
China ya ha aplicado sus nuevas normativas; denunció recientemente a Tencent por un mal uso de 'WeChat' (mascotas en la imagen), su popular app de mensajería.
Reuters

"El lanzamiento de esta ley completa el trío de la nueva fundación para la gestión de datos en China, y allanará el camino a una era de cumplimiento normativo con respecto a los datos para las empresas tecnológicas", explica Kendra Schaefer, jefa de la investigación de normativas tecnológicas de Trivium China, para CNBC.

Aunque las grandes empresas tecnológicas chinas aún no han declarado sobre la Ley de Protección de Información Personal, estas llevan ya tiempo adaptándose a las nuevas regulaciones, que van más allá de la protección de datos y buscan poner límites más tangibles al difuso mercado del ciberespacio. 

Unas de las más afectadas por las recientes regulaciones es Tencent, empresa que ofrece a sus usuarios videojuegos de éxito como Fortnite, además de redes sociales, servicios de mensajería como WeChat...

Por ejemplo, este pasado verano, el regulador del mercado chino obligó a Tencent a renunciar a sus derechos de exclusividad en música porque había determinado que el titán tecnológico había incumplido las también recientes leyes antimonopolio. 

Y hace una semana, China volvió a denunciar a Tencent por facilitar el acceso a los jóvenes al sistema de pago de WeChat, su WhatsApp particular.

En paralelo a estas denuncias, la propia Tencent colabora con el gobierno de su país en iniciativas relacionadas. Es el caso del lanzamiento de una tecnología que permite reconocer el rostro de los usuarios para impedir que los más jóvenes jueguen a horas intempestivas.

Y es que, tal y como apunta South China Morning Post, el panorama tecnológico en China ha sido clasificado a veces como "el Salvaje Oeste" en lo que respecta a cómo se ha gestionado la información de los usuarios y utilizado como moneda de cambio.

A nivel mundial desde hace ya unos años que se están mejorando las leyes sobre la protección de datos, siempre en defensa del consumidor. Ejemplo de ello fue el actual Reglamento para la Protección de Datos de la UE aprobado en 2018 que da, entre otras cosas, más posibilidades a los ciudadanos de bloquear el control de las empresas sobre su información personal.

Otros artículos interesantes:

El Comité Europeo de Protección de Datos pide más agilidad a la hora de investigar los polémicos cambios en las condiciones de uso de WhatsApp

La Agencia Española de Protección de Datos multa a Vodafone con 8 millones de euros en un nuevo récord de sanción

Tencent quiere fusionar dos plataformas de streaming en China y crear un gigante de 10.000 millones y el doble de grande que Twitch

Te recomendamos

Y además