China quiere revolucionar el sector de reparto: en menos de un año tendrá 2.000 robots autónomos en las calles entregando paquetes

El modelo Level-4 de la firma china de comercio electrónico JD en la ciudad de Changshu
El modelo Level-4 de la firma china de comercio electrónico JD en la ciudad de Changshu
JD.com
  • Las 3 principales compañías de comercio electrónico de China, Alibaba, JD.com y Meituan, aumentan sus flotas de robots autónomos repartidores para 2022. 
  • La pandemia ha supuesto un punto de inflexión en el sector de reparto que ha visto como la demanda de envíos se disparaba. 
  • La automatización del sector plantea varias cuestiones; desde la situación de los riders al precio de fabricación de cada robot. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

China pisa el acelerador para automatizar el sector de reparto. Las 3 principales compañías de comercio electrónico, Alibaba, JD.com y Meituan, esperan aumentar ampliamente su flota de robots repartidores para el 2022.

Serán 2.000 robots autónomos los que estarán operativos para el próximo año, según han afirmado varios de los directivos de estas empresas a Reuters. Esta cifra supondría cuadruplicar el número actual de sus flotas

Sin embargo, estos colosos del comercio electrónico llevan tiempo invirtiendo y desarrollando la tecnología necesaria para que, ver a sus robots repartidores circulando por las calles, deje de ser una cosa de ciencia ficción. 

Meituan, por ejemplo, una de las empresas del sector de reparto más grandes de China, comenzó en febrero de 2020 a operar con estos robots, y desde el 2017 tiene un equipo especializado haciendo pruebas para lanzar sus propios drones mensajeros. 

En este sentido, la pandemia ha supuesto un punto de inflexión para el sector del delivery en todo el mundo, pero especialmente en China. De acuerdo con la empresa pública de correos del país, China State Post Bureau, el año pasado se realizaron 830.000 millones de envíos en el país asiático. 

La mayoría de estas compañías de comercio electrónico lanzaron sus primeras pruebas durante el año 2020. Durante el 2021 han seguido desarrollándola en distintas ciudades, como en el caso de Alibaba, que apostó por diferentes campus universitarios de Wuhan. 

Glovo y otras 13 startups de reparto ultrarrápido han captado ya 7.000 millones de euros: prometen entregarte la compra en casa incluso en menos de 10 minutos

Abrumados por la ingente demanda de pedidos y un sector que crece de manera acelerada acortando cada vez más los tiempos de entrega, muchas de estas empresas han visto una oportunidad para apostar definitivamente por la automatización del sector. 

“La pandemia de COVID-19 ha sido un gran impulso" para los planes de implantación de robots, asegura Xia Huaxia, jefe científico de Meituan, a Reuters.

Ya el año pasado, el propio Huaxia afirmaba lo siguiente en el canal chino China.org: “Nos dimos cuenta de que el negocio de la comida para llevar se expandiría rápidamente y que el número de trabajadores que podíamos contratar pronto sería incapaz de satisfacer la demanda”.

Meituan es una de las plataformas de comercio electrónico china más importantes. Actualmente es la reina del reparto de comida a domicilio, el año pasado realizó más de 27 millones de entregas y facturó unos 18.000 millones de dólares. 

Un dron de reparto de la compañía china JD.com
Un dron de reparto de la compañía china JD.com
JD.com

¿Qué pasará con los trabajadores una vez sean sustituidos por los robots autónomos?

Kong Qi, científico jefe de la unidad de conducción autónoma de la compañía JD.com —otro gigante del comercio electrónico en China— comparte una visión optimista del futuro. “Queremos que las personas y los vehículos trabajen mejor juntos y no que los vehículos sustituyan a las personas. Solamente intentaremos sustituir la parte más aburrida del trabajo del repartidor”.

En 2016, un estudio de la consultora McKinsey, ya planteaba que aquellas empresas que operasen en un país con altos costes laborales, deberían empezar a pensar en el futuro de la última milla, y ese futuro pasa por la robotización y la automatización de los procesos.

Los robots no cobran un salario, no descansan ni protestan. Ni siquiera paran para fumar, tal y como alabó Alibaba en un comunicado en su blog.

De hecho, las autoridades chinas en julio de este año ya ordenaron a las compañías de reparto mejorar tanto los tiempos de descanso como los salarios de sus trabajadores. 

Según los datos del portal Salary expert, se estima que un repartidor en China cobra de media al mes alrededor de 8.500 yuanes, unos 1.100 euros al mes al cambio actual. 

Un rider llamado Xiao Wu, compartió su historia como repartidor para la compañía Meituan en Protocol y cuenta que ganaba 5,25 yuanes por pedido (70 céntimos), y que incluso podía llegar a ganar incluso 400 yuanes al día (alrededor de 53 euros). 

Entra en vigor la Ley Rider: estas son las novedades, cambios y los distintos modelos laborales que han elegido Glovo, Uber Eats, Just Eat y Deliveroo frente a la nueva normativa

Sin embargo, Wu asegura que para llegar a los 8.000 yuanes (unos 1.000 euros), tenía que pedalear durante 10 horas, tomándose pequeños descansos y llegando a entregar hasta 8 pedidos en tan solo 30 minutos durante las horas de mayor demanda. 

El futuro pasa por el precio de los robots

Actualmente, los principales inconvenientes de la robotización del sector son algunas limitaciones tecnológicas como el hecho de que los robots no pueden subir escaleras, o que solo pueden operar en lugares con una densidad de tráfico moderada como urbanizaciones o campus universitarios. 

Sin embargo, la principal revolución está en el coste de fabricación de estos robots. 

Según Wang Gand, vicepresidente de Alibaba y encargado del área de conducción autónoma, esos costes han bajado, debido principalmente al descenso de los precios de los sensores que estos vehículos llevan incorporados. 

Los costes de fabricación de un robot autónomo repartidor tanto de Alibaba como de JD.com, están actualmente por debajo de los 250.000 yuanes (menos de 35.000 euros). 

Meituan por otro lado asegura que fabricar sus robots les cuesta en torno a 400.000 yuanes (53.000 euros). Aunque la empresa asegura que para 2025, habrá reducido ese precio hasta los 200.000 (26.000 euros), por lo que podrá fabricar 10.000 unidades de manera masiva. 

Otros artículos interesantes:

Glovo amplía sus tentáculos tras firmar con Fnac y C&A, un ejemplo más de que la guerra del 'delivery' va mucho más allá de la comida a domicilio

Alibaba pone en marcha su propia flota de robots de reparto: autónomos, baratos y más rápidos porque, según la compañía, no hacen pausas para fumar

Robots que diferencian el olor de un perfume o el sabor de un buen vino: 5 maneras en las que la IA imita los sentidos de los seres humanos

Te recomendamos

Y además