Pasar al contenido principal

China busca orina contaminada en aguas residuales para pillar a la gente que toma drogas

Chinese authorities want to start sifting through sewage wastewater to catch illegal drug users. Stock photo used for illustrative purposes.
Chinese authorities want to start sifting through sewage wastewater to catch illegal drug users. Stock photo used for illustrative purposes. Carlos Barria/Reuters
  • China quiere ganar su guerra contra las drogas.
  • Sus esfuerzos son tan intensos que algunas ciudades han comenzado a analizar las aguas residuales en busca de rastros de drogas para desarraigar a usuarios y traficantes.
  • Ese trabajo ha ayudado a atrapar al menos a un fabricante. El país planea expandir el programa en el futuro.
  • La cuestión es: ¿las aguas residuales de una persona le pertenecen a ella o al Estado chino?

China está tan desesperada por tomar medidas contra el uso de drogas ilegales que algunas de sus ciudades están analizando las aguas residuales de la gente con la esperanza de encontrar a los usuarios de drogas mediante el análisis de sus desechos.

Las autoridades han estado examinando químicamente las aguas residuales en busca de rastros de drogas o metabolitos — sustancias corporales creadas después de que el cuerpo humano interactúe con ciertos medicamentos —  en la orina de las personas, según un informe de la revista Nature, que cita a un químico ambientalista chino que participa.

No está claro cuántas ciudades han puesto en marcha la operación, pero parece que ya está funcionando en la ciudad de Zhongshan, en el sur del país, donde el consumo de drogas está muy extendido. El programa de análisis de residuos ya ha ayudado a la policía de la ciudad a localizar y arrestar a un fabricante de drogas, dijo Li Xiqing, el químico involucrado.

El programa parece un éxito. Las autoridades municipales se plantean ahora usar los datos para establecer objetivos de arrestos policiales a consumidores de drogas el próximo año, informa Nature.

Los gobiernos locales también planean invertir al menos 10 millones de yuan (1,5 millones de dólares) en el programa de monitorización de aguas residuales este año, dijo Li.

 

Xi Jinping has stepped up China's war on drugs.
Xi Jinping has stepped up China's war on drugs. Reuters Reuters

La ciencia de encontrar drogas en tu orina

Este método de extirpación de sustancias específicas de una gran cantidad de materia se conoce como epidemiología basada en las aguas residuales.

Por lo general, las muestras se recogen en una planta de tratamiento de aguas residuales y se analizan para detectar excreciones atípicas. En el caso de China, las que se forman por la reacción del cuerpo a las drogas.

Sin embargo, estas plantas de tratamiento atienden normalmente a miles a decenas de millones de personas y es difícil detectar a personas específicas, como China espera hacer en su búsqueda de traficantes de drogas.

Daniel Burgard, profesor de química de la Universidad de Puget Sound en el estado de Washington, afirma a Business Insider: "Si la ciudad es grande, no hay manera de seleccionar a una persona específica utilizando una muestra de una planta de tratamiento. Sin embargo, si el muestreo ocurre más arriba de la línea de alcantarillado, los vecindarios pueden empezar a ser comparados entre sí".
 

Scientists may find it difficult to single out specific people from analyzing an entire municipal area's wastewater. Shanghai, China's largest city, is home to more than 24 million people.
Scientists may find it difficult to single out specific people from analyzing an entire municipal area's wastewater. Shanghai, China's largest city, is home to more than 24 million people. VCG/Getty

La epidemiología basada en las aguas residuales no es una ciencia nueva. Los científicos analizaron por primera vez las aguas residuales en la década de los 90 para medir el impacto de los residuos líquidos domésticos, según la agencia de control de drogas de la UE. Ese esfuerzo se expandió para analizar el consumo humano de otras sustancias, incluyendo drogas, alcohol y pesticidas en años posteriores.

Pero la epidemiología basada en aguas residuales nunca ha se había usado para diseñar políticas reales. Como Burgard le dijo a Nature, "la parte digna de mención es que China parece estar actuando en la técnica".

Zhang Lei, investigador de políticas ambientales en Pekín, dijo a Nature que esta epidemiología es una forma más objetiva de medir si las políticas antidrogas del gobierno operan en un área en particular. En otras palabras: el análisis de los desechos humanos es un indicador más eficiente del consumo de drogas que los arrestos y las incautaciones policiales.
 

Police officers carry seized cocaine in Lima, Peru, in 2014. A large amount of Peruvian cocaine flowed through China between 2011 and 2015.
Police officers carry seized cocaine in Lima, Peru, in 2014. A large amount of Peruvian cocaine flowed through China between 2011 and 2015. REUTERS/Enrique Castro-Mendivil

La guerra de China contra las drogas

La creciente inversión de China en la monitorización de drogas demuestra su compromiso contra ellas.

A finales de 2017, había más de 2,5 millones de drogadictos conocidos en China. Más de la mitad tenían entre 18 y 35 años, según China Daily. La policía arrestó a 168.000 presuntos consumidores de drogas, incautó 82,1 toneladas de drogas y destruyó más de 400 laboratorios en 2016.

China fue uno de los principales receptores de heroína fabricada en Myanmar y Laos y de cocaína hecha en América Central y América Latina entre 2011 y 2015, según informó la ONU el año pasado. También se citó como país de origen, tránsito o destino en la corriente internacional de metanfetamina y éxtasis entre 2012 y 2015.

El control de drogas era una cuestión de seguridad nacional, el "ascenso y caída de una nación", informó el diario estatal China Daily en junio, parafraseando al presidente Xi Jinping. Xi hizo un llamado a las autoridades para que destruyeran las bandas de productores de drogas, las redes de traficantes y los sindicatos de traficantes.

"Xi requiere que se erradique el suelo que genera los problemas de drogas", agregó el periódico.

Chinese police are watching.
Chinese police are watching. Feng Li / Getty Images

¿Los residuos de una persona le pertenecen a ella o al Partido Comunista Chino?

El uso de la epidemiología en aguas residuales por parte de China plantea interrogantes sobre la privacidad y los derechos humanos. No está claro si las autoridades locales solicitaron los permisos de los residentes antes de analizar sus desechos.

Teóricamente, si las autoridades chinas quieren restringir aún más su búsqueda de consumidores y traficantes de drogas, podrían colocar muestreadores en puntos de los sistemas de alcantarillado donde los desechos salen de la casa antes de entrar a la línea de alcantarillado municipal, dijo Burgard.

"Pero el muestreo a este nivel plantearía algunas cuestiones éticas y de privacidad, y sería costoso medir muchos hogares de esa manera", dijo. "Plantea una interesante cuestión sobre cuándo los desechos de una persona ya no son de su propiedad."

Como dijo Carsten Prasse, investigador de salud ambiental de la Universidad Johns Hopkins, a Nature: "En China, la población en general está acostumbrada a seguir las instrucciones del gobierno, y los temas relacionados con la privacidad no parecen ser una gran preocupación. La situación es totalmente diferente en los Estados Unidos".

Te puede interesar