Pasar al contenido principal

El último megrapoyecto energético de China demuestra que el carbón realmente tiene los días contados

El huerto solar flotante en China.
El huerto solar flotante en China. Sungrow

China es uno de los países que más sufre por la contaminación ambiental en el mundo. Es común ver gruesas capas de smog sobre sus ciudades y cada año ocasionan miles de muertes.

Según un estudio de 2016, el carbón es el principal factor en las muertes derivadas de la contaminación atmosférica en China. El equipo, compuesto por investigadores estadounidenses y chinos, aseguró que la contaminación provocada por el carbón resultó en 366.000 muertes prematuras en 2013.

Para mejorar la calidad del aire, el Gobierno chino ha prometido invertir al menos 360.000 millones de dólares en proyectos de energías renovables y generar 13 millones de empleos para el año 2020. El gigante asiático es ya uno de los principales inversores en fuentes de energía alternativas, como la energía solar, eólica e hidráulica.

El último megaproyecto chino, un huerto solar flotante gigantesco construido sobre una antigua mina de carbón en la provincia de Anhui, podría acercar al país a su objetivo.

Sus 166.000 placas solares se activaron en 2017 y pueden generar 150 megavatios, lo suficiente como para abastecer a unos 15.000 hogares, según el South China Morning Post. Se trata del mayor proyecto flotante de energía solar y permanecerá operativo hasta 25 años.

La empresa energética local Sungrow Power Supply estableció el huerto sobre un lago que otrora fue una gran mina de carbón. Después de que una explosión hiciera que la mina se desplomase, se inundó y se formó un lago. Como indica The Guardian, instalar huertos solares en lagos y reservas protege las tierras de cultivo y los ecosistemas de la tierra. El agua también enfría las placas solares, lo que contribuye a su eficiencia.

Los trabajadores preparan las placas en el huerto solar chino.
Los trabajadores preparan las placas en el huerto solar chino. Kevin Frayer/Getty Images

En diciembre una unidad de China Three Gorges Corp. empezó a construir un huerto solar flotante de mayores dimensiones, que tiene previsto activarse para mayo de este año. Situado también en Anhui, este huerto de 151 millones de dólares producirá hasta 150 megavatios para unos 94.000 hogares.

La decisión de instalar un huerto solar en una antigua mina de carbón ilustra la lenta caída de los combustibles fósiles en China y otros países del mundo.

En 2015, Suecia empezó a eliminarlos gradualmente y a promocionar la inversión en energía solar, eólica y redes eléctricas inteligentes, así como medios más limpios de transporte. Ese mismo año, Nicaragua se comprometió a aumentar su porcentaje de uso de energías renovables del 53% al 90% para 2020. Y China es uno de los mayores países que estén dando pasos significativos para abandonar el carbón. El año pasado, el país canceló 104 proyectos en marcha de nuevas centrales de carbón.

Los dispositivos de flotación mantienen a flote el huerto solar.
Los dispositivos de flotación mantienen a flote el huerto solar. Kevin Frayer/Getty Images

Si bien Estados Unidos depende hoy menos de los combustibles fósiles que hace una década, Donald Trump ha prometido impulsar la industria del carbón, que se encuentra en crisis. A mediados de enero, el presidente anunció que aplicaría un arancel del 30% a las importaciones de placas solares que luego bajaría al 15% tras cuatro años. El arancel, que forma parte del programa “Estados Unidos primero” de Trump, podría dañar al sector de la energía solar en EEUU.

Hoy día, el carbón representa todavía más del 40% de la producción eléctrica del mundo, pero los expertos pronostican que en 10 años el carbón tocará techo y después caerá. Al mismo tiempo, otras fuentes de energía más limpias se volverán lo suficientemente baratas como para dejarlo atrás.

Un mercado próximo a la central de carbón y el proyecto solar en la provincia china de Anhui.
Un mercado próximo a la central de carbón y el proyecto solar en la provincia china de Anhui. Kevin Frayer/Getty Images

Te puede interesar