Pasar al contenido principal

China se está preparando para declararle la guerra total a la minería de bitcoins

Una granja con ordenadores para minar criptomonedas
Reuters
  • La Comisión Nacional de Desarrollo y Reformas de China acaba de incluir la minería del bitcoin en un borrador de actividades industriales que deberán ser restringidas o eliminadas por completo.
  • Aunque no lo señala específicamente, se sobreentiende que la medida es de aplicación inmediata, una vez el documento pase las pertinentes aprobaciones oficiales.
  • Entre los motivos de esta decisión se encuentra el consumo energético asociado al minado de criptomonedas y un intento por controlar no sólo la economía sumergida ligada a esta práctica sino, en última instancia, también el blockchain como ente completo.

La supervivencia de las criptomonedas en China está cada vez más amenazada. Y es que, si bien divisas como el bitcoin están bajo intenso escrutinio desde 2017 (cuando los reguladores del Gigante Asiático prohibieron las ofertas iniciales -IPO- y ordenaron el cierre de sus plataformas de intercambio), ahora las miras están puestas en la base misma de este esquema financiero.

Así pues, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reformas de China (NDRC, por sus siglas en inglés) acaba de incluir la minería del bitcoin en un borrador de actividades industriales que deberán ser restringidas o eliminadas por completo.

Este listado, que se viene publicando desde 2011, incluye más de 450 otras actividades que no tienen cabida en el régimen comunista, ya sea porque representan alguna amenaza de seguridad, un problema medioambiental o son ineficientes en el uso de los recursos.

Leer más: China quiere acabar con el comercio de criptomonedas

Además, el documento no señala ninguna fecha o plazo de transición para acabar con la minería de criptomonedas dentro de las fronteras chinas. Por tanto, de acuerdo a la legislación local, se sobreentiende que la medida es de aplicación inmediata, una vez el documento pase las pertinentes aprobaciones (ahora mismo está abierto a los comentarios de la ciudadanía, hasta el próximo 7 de mayo).

Son muchas las razones por las que las autoridades han decidido acabar con el minado de bitcoin en aquellas latitudes. La primera de ellas es, obviamente, su enorme consumo energético, difícil de asumir si esta práctica se extendía aún más por un país en pleno crecimiento industrial y demográfico como es China.

La segunda de ellas pasa por la gran economía sumergida que se estaba consolidando alrededor de esta práctica, con visos no sólo locales sino de alcance internacional.

Y la tercera sería más política y de mayor espectro, ligada a una lucha del régimen comunista por gestionar a su medida un nuevo entorno digital - el del blockchain, capa tecnológica subyacente al bitcoin, pero también a muchos otros procesos transaccionales- que es descentralizado y, en un principio, imposible de controlar, manipular o censurar.

Te puede interesar

Lo más popular