China está empezando a hacer test anales de coronavirus porque considera que son más eficaces que los que se hacen por la nariz

Test de coronavirus en China
Reuters
  • En China ya no sólo hacen pruebas de coronavirus por la nariz: los test anales para detectar el virus son ya una realidad.
  • Las autoridades afirman que este tipo de prueba es más fiable, ya que los rastros del virus permanecen más tiempo en el ano que en el tracto respiratorio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En China se está empezando a detectar el coronavirus a través de pruebas anales. Se trata de la última medida que han puesto en marcha las autoridades sanitarias para diagnosticar el patógeno.

Estos nuevos test se están realizando después de que hayan surgido nuevos brotes de la enfermedad en algunas ciudades del norte del país, que han sido aisladas para evitar la propagación, tal y como informa South China Morning Post

Las autoridades sanitarias chinas aseguran que las nuevas pruebas anales para detectar el coronavirus son mucho más eficaces que las que introducen el hisopo por la nariz. Esto sucede porque los restos del patógeno permanecen más tiempo en el ano que en las vías respiratorias, según recoge The Washington Post

Hay que aclarar que los test anales de coronavirus no se están realizando de forma masiva, sino que funcionan como complemento a las pruebas nasofaríngeas en aquellas zonas donde hay un elevado número de contagios.

Un equipo independiente de expertos internacionales que trabaja para la OMS critica duramente a China por su fallida respuesta contra el coronavirus al inicio de la pandemia

"El test rectal aumenta la tasa de detección de personas infectadas", ha anunciado el subdirector del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital Yu An de Pekín, Li Tongzeng, en unas declaraciones a la cadena china CCTV

La prueba consiste en introducir un hisopo de algodón de entre 2 y 3 centímetros en el ano. Previamente el hisopo se moja con una solución salina. Durante varios segundos se recogen restos de heces, una vez terminada la exploración los expertos analizan las muestras en un laboratorio para buscar el rastro del virus.

Eso sí, las propias autoridades chinas reconocen que este método resulta especialmente incómodo para el paciente, y que debido a ello debe funcionar como alternativa a las muestras que se recogen en nariz y garganta.

"Teniendo en cuenta que la recolección de hisopos anales no es tan cómoda como la de los hisopos de garganta, puede ser una buena opción en grupos clave, como los de las personas que están en cuarentena", ha explicado el doctor Li Tongzeng.

LEER TAMBIÉN: 9 señales que indican que el COVID-19 está atacando tu cerebro

LEER TAMBIÉN: La salud mental de los adultos jóvenes sigue en peligro por la pandemia del coronavirus

LEER TAMBIÉN: ¿Es seguro volar en avión en tiempos de coronavirus? 5 argumentos que te convencerán de que no existe riesgo

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año