China hará exámenes de ciberseguridad a las tecnológicas con más de un millón de usuarios que quieran cotizar en bolsas extranjeras

Mostradores cerrados en la sala de salidas del aeropuerto de Hong Kong, en China.
Mostradores cerrados en la sala de salidas del aeropuerto de Hong Kong, en China.

Reuters

  • La Administración del Ciberespacio Chino exigirá a plataformas con más de un millón de usuarios revisiones de ciberseguridad si estas quieren cotizar en el extranjero.
  • El argumento que esgrimen las autoridades chinas es que los datos de las tecnológicas podrían verse comprometidos o manipulados fuera del país.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

China y EEUU se vuelven a ver las caras en otro frente: la cotización de las grandes plataformas tecnológicas en bolsas extranjeras. Ya en diciembre, se sugirió que los planes de Pekín pasaban por obstaculizar estas salidas al parqué más allá de las fronteras del gigante asiático. La razón: países como EEUU exigen una transparencia que el Gobierno de Xi Jinping no está dispuesto a ofrecer.

Ahora Reuters explica que será la Administración del Ciberespacio de China (CAC, por sus siglas en inglés) quien a partir del próximo 15 de febrero comenzará a exigir revisiones de seguridad a aquellas grandes plataformas tecnológicas asiáticas que quieran cotizar en el extranjero. Antes de saltar a bolsa, plataformas con más de un millón de usuarios tendrán que someterse a ese examen.

De la misma manera, el mismo órgano avanzó que el 1 de marzo aplicará nuevas normas que regulen el uso de sistemas de recomendación de contenidos mediante algoritmos. Exigirán a las plataformas que le den a los usuarios el derecho pleno a poder desconectar del servicio y aumentarán su supervisión, detalla la misma agencia de noticias.

El hundimiento de bitcoin y aumento de la regulación sobre las criptomonedas: las predicciones de los expertos criptográficos para 2022

Son dos normas que ya se propusieron en 2021 y que podría afectar a gigantes de la talla de TikTok (cuya propietaria es la china ByteDance) o Alibaba, que han optado por no hacer declaraciones a pesar de que Reuters así se lo solicitó.

Aunque no se conocen los pormenores de la entrada en vigor de estas normas, algunos especialistas ya vaticinan que las plataformas podrán operar en Hong Kong sin necesidad de someterse a estos nuevos exámenes de seguridad tecnológica frente al CAC, ya que la isla se considera parte de China a pesar de ser un mercado offshore.

Tampoco se sabe si la entrada en vigor de estas medidas tendrán un efecto retroactivo. De no tener efecto retroactivo, solo se aplicarían estas normas a empresas chinas que todavía no han saltado al parqué y esperan hacerlo en los próximos meses.

Los peces gordos de Wall Street están mintiendo a todos sobre China, y los inversores podrían terminar quemándose

La Administración del Ciberespacio Chino ya propuso en julio del año pasado estos exámenes a las grandes tecnológicas que quieran cotizar en mercados extranjeros, al entender que existe el riesgo de que los datos se vean afectados, controlados o manipulados por terceros gobiernos. De la propuesta de verano a la norma final se han reducido los requisitos para esos exámenes.

Así, solo grandes centros de datos y operadores de datos críticos, además de las plataformas con más de un millón de usuarios, tendrán que vérselas con esas pruebas de seguridad. Se trata de una iniciativa con la que Pekín pretende mantener la supervisión de las empresas de origen chino a pesar de que coticen fuera.

En diciembre del año pasado, una noticia avanzada por Bloomberg destacaba que Xi Jinping planeaba prohibir a las tecnológicas chinas esas salidas a bolsa en el extranjero. El medio citaba a fuentes conocedoras del asunto, aunque la Comisión Reguladora de Valores de China negó ese extremo.

Otros artículos interesantes:

Los criptomineros han recuperado los niveles récord de actividad previos al veto de China

Un hotel con forma de moluscos marinos en una isla de China: así se inspiran los nuevos edificios en la naturaleza

Amazon impulsó su negocio en China bloqueando reseñas de libros del líder Xi Jinping y siguiendo los 'edictos' del Partido Comunista

Te recomendamos