Pasar al contenido principal

China obligará a pasar una prueba de reconocimiento facial para poder dar de alta una línea telefónica

Demostración de un sistema de reconocimiento facial
Reuters
  • A partir del 1 de diciembre el Gobierno chino impondrá a las operadoras telefónicas un nuevo requisito para que los ciudadanos contraten nuevas líneas.
  • Si una ley de 2013 ya obligaba a presentar fotos actualizadas a la hora de contratar una línea, ahora los clientes tendrán que superar un test de reconocimiento facial, detalla Quartz.
  • El Gobierno de Xi Jinping defiende que el objetivo es salvaguardar los derechos e intereses de los ciudadanos chinos en internet.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A partir del 1 de diciembre, si quieres contratar una nueva línea de teléfono móvil en China, tendrás que registrarte en la operadora usando tu cara. El Gobierno de Xi Jinping impondrá a partir de entonces un nuevo requisito a operadoras y clientes que quieran hacer un alta nueva: hacer una prueba de reconocimiento facial.

Lo ha comunicado el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información del gigante asiático en un comunicado que puedes consultar —en chino— pero del que se ha hecho eco Quartz. La administración defiende que la medida busca "salvaguardar los legítimos derechos e intereses de los ciudadanos en el ciberespacio".

El comunicado ministerial es del pasado 27 de septiembre, aunque la medida entrará en vigor el 1 de diciembre. Además de las nuevas altas telefónicas con reconocimiento facial, el Gobierno chino también mantendrá prohibido a partir de entonces el cederle el número de teléfono a un familiar, amigo o vecino.

Leer más: La Autoridad Catalana de Protección de Datos va a examinar al instituto de Badalona que usa reconocimiento facial para controlar la asistencia a clase

La nueva ley actualiza una regulación de 2013 que exigía a los ciudadanos chinos mantener sus documentos de identidad en regla y hacerse fotos explícitamente en caso de que quieran contratar una línea telefónica.

El objetivo de la nueva medida es comprobar mediante reconocimiento facial que el cliente es quien dice ser, comparando su cara con el de la foto dada. Por supuesto, si un usuario chino quiere contratar una línea por internet, tendrá que enviarle a la operadora un vídeo corto explicando que es quien dice ser.

A pesar de que el comunicado del Ministerio defiende que el objetivo es proteger a los usuarios de estafas, hay malestar ante la medida. Quartz recoge un comentario de un ciudadano chino en Weibo comentando la noticia.

"¿Cuántos años han pasado desde que se introdujo el registro mediante obligatorio nombre verdadero? Las estafas no han parado. Seguir recolectando nuestra información sensible viola nuestros derechos civiles", advierte.

Y además