Giro en China en defensa de la privacidad: el Gobierno pone coto a la recopilación de datos de los usuarios por parte de aplicaciones y plataformas

El presidente chino, Xi Jinping, durante un discurso a finales de 2020.
El presidente chino, Xi Jinping, durante un discurso a finales de 2020.

REUTERS/Tingshu Wang

  • La administración de Xi Jinping anuncia un documento que entrará en vigor en mayo y que introduce limitaciones a la recopilación de datos de los usuarios en China.
  • Las apps y plataformas tecnológicas podrán recopilar una serie de datos y no ser abusivos extrayéndolos, en un inédito giro a la privacidad por parte del país asiático.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Giro de guión en China. La potencia asiática puede dejar de ser el paraíso para las tecnológicas en el que se había convertido. El Gobierno ha lanzado un documento en el que restringe los datos que las plataformas pueden recopilar de los ciudadanos para hacer negocio.

Este es un importante paso en materia de protección de datos en China, del que se hace eco TechCrunch. Aunque hace escasos días se sabía que órganos empresariales del país estaban buscando la fórmula para sortear las nuevas restricciones pro privacidad que iba a introducir Apple en la nueva versión de su sistema operativo iOS, el camino que han emprendido las autoridades podría ser el opuesto.

No se trata de una legislación al uso ni está claro cómo las compañías tendrán que cumplir con estas recomendaciones: el documento no detalla ni qué sanciones se podrán imponer a las plataformas que sigan recopilando datos de los usuarios a mansalva. TechCrunch destaca que en China varias aplicaciones exigen del usuario incluso datos biométricos para efectuar pagos en línea.

Aunque es razonable que los ciudadanos cedan acceso a las tecnológicas a sus datos de localización para, por ejemplo, usar una app de mapas, el Gobierno chino ha presentado una batería de requisitos para que tanto aplicaciones como los miniprogramas que utilizan servicios nativos en los terminales de allí sean menos lesivos con la privacidad de los ciudadanos.

EEUU, Rusia y China protagonizan una ciberguerra que se ha convertido en el juego de espías más sofisticado de la historia: estas son las armas con las que cuenta cada uno

Con miniprogramas, TechCrunch se refiere a servicios integrados que utilizan apps preinstaladas en móviles chinos como WeChat o AliPay.

El documento entrará en vigor el 1 de mayo y lo firman la Administración del Ciberespacio Chino, el Ministerio de Industria y de Tecnologías de la Información, el Ministerio de Seguridad Pública y Administración del Estado para la Regulación del Mercado.

"Muchos datos extraños son usados a menudo con fines publicitarios, como poder ofrecer anuncios personalizados por localización o en función de los intereses del consumidor", explica Todd Kuhns, gerente de marketing en AppInChina, una compañía que ayuda a firmas occidentales a distribuirse en el gigante asiático. "Los desarrolladores podrán seguir pidiendo datos extra a los usuarios, pero estos tendrán ahora la posibilidad de negarse a expensas de recibir anuncios menos interesantes".

Hasta dónde llegará este giro de guion es algo que todavía se desconoce, pero parece evidente que las autoridades chinas van a ser más estrictas con las tecnológicas del país. Un ejemplo reciente de ello es el fiasco en la salida a bolsa de Ant Group, la fintech del fundador de Alibaba.

LEER TAMBIÉN: Elon Musk niega que los vehículos de Tesla se puedan utilizar para espiar, después de que el ejército de China prohibiese sus coches en sus instalaciones por motivos de seguridad

LEER TAMBIÉN: Mafias de ciberdelincuentes están aprovechando el hackeo masivo a un software de Microsoft para disparar a más de 120.000 servidores vulnerables

LEER TAMBIÉN: China va a facilitar los requisitos para obtener un visado a todos aquellos que se hayan inoculado una de sus vacunas

VER AHORA: Desde personas en paro desesperadas hasta multinacionales del crimen: los perfiles de ciberdelincuente más comunes, según el CEO de Buguroo