Pasar al contenido principal

Científicos chinos encontraron un virus muy similar al COVID-19 hace casi 8 años, una información que sale a la luz cuando la OMS está a punto de entrar en China

Búsqueda de una vacuna contra el coronavirus en Rusia
Reuters

  • Científicos chinos encontraron un virus muy similar al que ha provocado la actual pandemia de COVID-19 hace casi 8 años.

  • Esa cepa ha estado almacenada en el laboratorio de virología en Wuhan, la ciudad china en donde inició el brote de COVID-19 a finales del 2019.

  • Actualmente, la OMS se prepara para entrar en China y así descubrir el origen del virus.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Científicos chinos encontraron un virus muy similar al que ha provocado la actual pandemia de COVID-19 hace casi 8 años en una mina de cobre abandonada en Tongguan, en la región de Mojiang, en el suroeste de China.

En su momento se sospechaba que ese virus estaba relacionado con la enfermedad y muerte de 6 hombres según ABC.

En general, padecieron síntomas respiratorios como los provocados por los coronavirus.

Además, 3 de ellos murieron luego de haber sufrido tos, fiebre y neumonía después de trabajar en la mina y de los 6 hombres, 4 dieron positivo por coronavirus.

Sin embargo, los otros 2 fallecieron antes de ser testados.

Según informa ABC, desde entonces, esa cepa ha estado almacenada en el laboratorio de virología en Wuhan, la ciudad china en donde inició el brote de COVID-19 a finales del 2019.

Leer más: La ciencia española planta cara a la pandemia: 16 investigadores en primera línea frente al COVID-19

Pero según una investigación publicada por el Sunday Times existen evidencias que muestran que China no ha compartido públicamente los detalles sobre la cepa similar a la del COVID-19 ni siquiera teniendo en cuenta que constituye una información fundamental en la búsqueda del origen de la pandemia.

Mientras que fuentes del instituto se negaron a comentar la razón del desconocimiento público de esta información, el hallazgo surge gracias a la tesis de maestría de un joven médico.

Y es que su supervisor era un profesor que trabajaba en el departamento de emergencias del hospital en el que fueron tratados los hombres infectados en la mina según recoge ABC.

La revelación surge cuando la OMS está a punto de entrar en China para identificar la fuente de la pandemia y una de las incógnitas que buscarán responder es si el virus pudo haberse escapado del Instituto de Virología de Wuhan.

Leer más: La vitamina D como potencial herramienta para reducir los factores de riesgo frente al COVID-19

Según The Times, en los últimos años los investigadores del centro recolectaron cientos de muestras de coronavirus provenientes de regiones remotas de China.

Al parecer, esto lo hicieron para llevar a cabo experimentos de alto riesgo con el objetivo de aumentar la capacidad de infección y propagación de los coronavirus.

Y además