Pasar al contenido principal

China ocultó la gravedad del coronavirus para abastecerse de suministros médicos, según un informe de inteligencia de EEUU

Xi Jinping, presidente de China
Xi Jinping, presidente de la República Popular China Reuters
  • El análisis de 4 páginas del Departamento de Seguridad Nacional sostiene que China aumentó las importaciones y disminuyó las exportaciones de suministros médicos en enero.
  • El documento obtenido por The Associated Press —y con fecha 1 de mayo— ve la luz en plena vorágine alcista de las críticas de Donald Trump al país asiático.
  • El documento de Inteligencia de EEUU también sostiene que China demoró informar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) acerca del peligro real del coronavirus
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Coronavirus

La tensión entre EEUU y China vuelve a crecer tras un fin de semana lleno de polémica en el que Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, cargaba nuevamente contra el país asiático a causa del COVID-19 afirmando que el coronavirus podría haber sido creado en un laboratorio el país oriental.

En esta ocasión, las miradas se centran en un análisis de inteligencia llevado a cabo por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), a fecha 1 de mayo y que consta de 4 páginas en total.

Leer más: La pandemia de coronavirus podría durar 2 años y no estará controlada hasta que se hayan inmunizado dos tercios de la población mundial, según advierte un reciente estudio

El documento revelado por The Associated Press —y clasificado como "solo para uso oficial"— sostiene que las autoridades chinas "ocultaron intencionalmente la gravedad" y se "demoraron en informar a la OMS" del peligro que suponía el nuevo coronavirus.

Asimismo, el informe especifica que el objetivo del gigante asiático era "importar suministros médicos del extranjero al tiempo que se aprovisionaban" a costa de "reducir las exportaciones de material sanitario".

Entre estos artículos destacaban el aumento drástico de las compras de "máscaras faciales, batas quirúrgicas y guantes".

Por su parte, China argumenta que informó a la OMS del brote el 31 de diciembre, contactó con los Centros para el Control de Enfermedades de EEUU el 3 de enero e identificó públicamente al patógeno el 8 de enero.

Conclusiones del informe de inteligencia

Según el DHS, esta hipótesis se sustenta en una probabilidad del 95% tomando como base las variaciones de las importaciones y de las exportaciones de China de enero y febrero de 2020 respecto al mismo periodo del año pasado.

En total, las exportaciones sufrieron un descenso generalizado interanual del 15,9% —situándose en 260.725 millones de euros—, mientras que las importaciones bajaron solamente un 2,4% —hasta los 265.837 millones de euros—.

A esto le agrega el retraso con el que fueron revelados los datos, que situaron la caída del comercio exterior en un 9,6% durante el primer bimestre del año.

Suspicacia que brotó en las autoridades norteamericanas —y en los mercados— al coincidir con la repercusión que supuso para la economía china el brote de coronavirus.

Impacto patente en el parón de la actividad industrial y hasta en la importación de artículos no sanitarios. Así lo muestra, por ejemplo, la compra de carne bovina argentina, que supuso un derrumbe en las exportaciones por parte del país americano, según del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC.

Si bien, según la CNBCel análisis no agrega "evidencia pública que sugiera que fue un complot intencional de China para comprar los suministros médicos del mundo" mientras ocultaba la verdad sobre el coronavirus.

Críticas de la administración Trump

La revelación de este informe coincide con el enésimo ataque del presidente de los Estados Unidos a China tras unas declaraciones en las que especulaba con que el país asiático "podría haber desatado el coronavirus debido a algún tipo de error horrible".

También el secretario de Estado Mike Pompeo dijo el domingo que había "enormes evidencias" de que COVID-19 se había originado en un laboratorio chino.

“Si bien, en el historial de China consta haber infectado al mundo anteriormente debido a laboratorios de calidad inferior”, matizó el secretario de Estado norteamericano en una velada referencia al SARS.

China responde señalando la lenta respuesta de EEUU ante el coronavirus

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, sentenció el pasado viernes que “el gobierno de EEUU ha ignorado los hechos y se ha comprometido a pasar la pelota en un intento de eludir su responsabilidad por la incompetencia en la lucha contra la epidemia.”, en contestación a las declaraciones de Donald Trump.

Respuesta que señala los pasos en falso dados por EEUU en la lucha contra el COVID-19 —pese a contar con casi 2 meses para prepararse para la pandemia—, tras el anuncio público por parte de China el 20 de enero acerca del virus. 

Más allá del cruce de acusaciones entre las dos primeras potencias mundiales, los expertos sostienen que el virus surgió naturalmente en los murciélagos y que la posibilidad de que el brote haya sido causado por un accidente de laboratorio es muy baja.

Unas explicación en consonancia con el argumento de la CNBC, que sostiene que la coyuntura actual es fruto de "obstáculos burocráticos y controles estrictos sobre la información" en detrimento del ímpetu por "silenciar a los médicos que advirtieron sobre el virus desde el principio".

Y además