Pasar al contenido principal

El Gobierno chino prefiere cerrar TikTok en EEUU a una venta forzosa tras el veto de Trump a la red social

La aplicación de TikTok sobre un fondo con la bandera de Estados Unidos
La aplicación de TikTok sobre un fondo con la bandera de Estados Unidos

REUTERS/Dado Ruvic/File Photo

  • El Gobierno de China, uno de los actores principales en la venta forzosa de TikTok, prefiere que la red social de vídeos cortos deje de operar en EEUU a transigir a una venta forzosa.
  • El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prohibió la popular aplicación el pasado agosto a menos que una gran empresa estadounidense la comprara.
  • El bloqueo se enmarca en la Clean Netwok, una macropoeración de la Administración Trump para atajar la influencia china en internet en EEUU.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Antes muerta que estadounidense.

El culebrón tecnológico del verano ha sido sin ninguna duda la prohibición en Estados Unidos de TikTok, la conocida red social china de microvídeos, a menos que la compre una empresa con sede en el país. De esta forma la operación, consecuencia directa del nuevo Clean Network que baraja el Gobierno de Donald Trump, forzaría la venta de la exitosa aplicación para que pudiera seguir operando en EEUU.

Ahora bien, si hace unas semanas nos enterábamos de que este negocio tendría que estar avalado por el Gobierno chino, ahora todo apunta a que Pekín prefiere abandonar el mercado norteamericano antes que traspasar la empresa a una empresa de la competencia, probablemente Microsoft, Oracle o Twitter. ByteDance, matriz de TikTok, no tiene más opción que obedecer.

La decisión unilateral del Gobierno de China podría no haber sentado demasiado bien en la empresa, que lleva semanas negociando el traspaso de sus acciones y que planeaba cerrar la operación antes de final de mes. Así, según ha adelantado Reutersel Ejecutivo habría decidido abortar la venta "para no parecer débiles ante la presión de Washington".

Leer más: Esta medida de Trump puede crear en EEUU una censura en internet como la que ya tiene su rival geopolítico, China: así funciona el 'Clean Network' que se acaba de anunciar

Preguntado este viernes sobre el contencioso, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Zhao Lijian, aseguró que la Administración Trump —representada principalmente por el presidente y su Secretario de Estado, Mike Pompeo— estaba "abusando del concepto de seguridad nacional" para prohibir aplicaciones chinas como TikTok y Wechat, además de bloquear sus servidores cloud y provocar un cisma en la venta global de aplicaciones.

La alternativa

Zhang Yiming, fundador y CEO de ByteDance.
Zhang Yiming, fundador y CEO de ByteDance. Reuters

Los posibles compradores de TikTok, no obstante, también tienen sus propios planes para seguir adelante con la operación y sortear a las autoridades chinas. Si su departamento legal da el visto bueno, la empresa pretendiente seguiría adelante con la adquisición. Pero no de la app, sino de sus activos sin algoritmos clave. 

Si esta es la vía que tomaran los estadounidenses —y los díscolos empresarios de TikTok— para abandonar la correa de Pekín, la propia Administración china también prepara su propia respuesta legal: la nueva regulación de exportaciones de tecnología aprobada el 28 de agosto, que retrasaría cualquier acuerdo a octubre y daría al traste con la venta.

Leer más: El veto de Trump a TikTok y WeChat tiene precedentes: Apple y Google han aceptado peticiones de otros países para vetar cientos de apps en los últimos 2 años

Así, en medio de este juego de poderes, ByteDance y su fundador, Zhang Yiming, se encuentran en una tierra de nadie donde, pase lo que pase, perderá su influencia en uno de los grandes mercados del mundo, sea el que sea, y el aval de su Gobierno.

La prohibición de TikTok y la venta forzosa a EEUU

Donald Trump

A principios de agosto, el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció la implantación de Clean Network, la ofensiva comercial particular del Gobierno contra las empresas tecnológicas chinas.

En este marco, y como barbecho para anteponer la orden ejecutiva, Trump firmó dos órdenes ejecutivas para prohibir TikTok y WeChat en las tiendas de aplicaciones en Estados Unidos, bloquear sus servidores cloud y forzar a la empresa matriz de TikTok en China, ByteDance, a vender sus activos en el país. Sólo con el anuncio, el Gobierno se aseguraba la adquisición de una empresa emergente y una papeleta ganadora para las elecciones del próximo noviembre.

La idea, tal como la expusieron varios funcionarios del Gobierno, era evitar la influencia de la red social en los hogares estadounidenses, donde se ha vuelto tremendamente popular en los últimos tiempos. El argumento de Trump, en este caso, es que TikTok plantearía riesgos de seguridad a la población, ya que sus datos personales estarían controlados por una empresa "enemiga y controlada por el Partido Comunista chino", según esgrime la proposición de ley

Leer más: El negocio de TikTok en Estados Unidos no se podrá vender sin el visto bueno del Gobierno de China

En conjunto, la idea de una Clean Network tal como la plantea el tándem Trump-Pompeo resuena para más de uno como un nuevo Gran Cortafuegos en EEUU similar al que usa China contra los servicios de internet extranjeros. Por resumirlo rápidamente, se trata de un sistema de filtros, algoritmos y un equipo de funcionarios que impedirán que ciertas informaciones se publiquen en el internet que llega a tu casa. 

En un cúmulo de medidas cruzadas, esta Red Limpia prohibiría a las empresas estadounidenses hacer negocios con las aplicaciones chinas, pero la orden inicial de TikTok además deja espacio para una venta forzosa del brazo estadounidense de TikTok a una empresa de sede nacional, probablemente Microsoft o Twitter. La orden de WeChat, por contra, ofrece menos margen de maniobra, ya que se centra en prohibir todas las transacciones con la propia app, independientemente de quién sea su propietario.

Y además