Al descubierto la trama de ciberespionaje coordinada por el gobierno chino para fabricar el avión COMAC C919 y competir con Boeing o Airbus

COMAC C919
COMAC C919

Reuters

  • En la carrera de China por construir el avión COMAC C919, que compitiese con Boeing o Airbus, se incurrió en ciberataques, robo de propiedad intelectual y contratación de expertos de la competencia.
  • La acción coordinada por parte del Ministerio de Seguridad Pública implicó a hackers, expertos de varias compañías y miembros de la inteligencia.
  • Se acusa constantemente a China de utilizar tácticas de piratería y extorsión para hacerse con patentes y propiedad intelectual con el objetivo de reducir la brecha tecnológica de distintos sectores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El objetivo de fabricar en China todos los elementos del avión C919 ha provocado uno de los mayores escándalos de espionaje industrial y robo de propiedad intelectual de los últimos años.

Sobre el papel, conseguir fabricar este avión significaba para China competir cara a cara con los grandes de la aviación mundial, como Airbus o Boeing. Sin embargo, para lograrlo ha sido necesaria una estrategia de ciberataques y robo de información

Según los informes de Crowdstrike, el principal objetivo era conseguir la propiedad intelectual necesaria para fabricar el avión COMAC C919 en el país y ha requerido de una estrategia organizada desde el Ministerio de Seguridad Pública con dos objetivos: reclutar expertos que trabajasen en compañías aéreas extranjeras y realizar ciberataques durante años mediante grupos hackers.

Leer más: Los coches voladores del futuro están más cerca de lo que piensas

El equipo de hackers atacó entre 2010 y 2015 a Safran, Ametek, Capstone, Honeywell y numerosas empresas en busca de información patentada que fuese útil para el proyecto del C919.

Según la información de Crowdstrike, los ataques tuvieron éxito y lograron que en seis años se fabricase el motor CJ-1000AX, que sería utilizado en el C919 y sustituiría a los motores extranjeros. Este motor mostraba indudables similitudes con los utilizados hasta el momento.

Regis Duvignau/ Reuters

Sin embargo, cuando los hackers atacaron a la empresa norteamericana Anthem saltaron las alarmas y el gobierno de EE.UU. descubrió lo ocurrido. Tal y como relata ZDNet, pronto se detuvo a hackers que vivían en el país y posteriormente a Yu Pingan, desarrollador del malware utilizado que asistía a una conferencia en Los Ángeles.

Las investigaciones vincularon el caso y a los detenidos con el gobierno chino, lo que llevó a detener también a Xu Yanjun, miembro del servicio de contrainteligencia china encargado de reclutar a expertos de compañías extranjeras.

Esta detención resulta francamente anómala y retrotrae a la guerra fría. Sobre todo en un entorno de guerra comercial como el que se vive actualmente.

Leer más: Estas 7 tecnologías emergentes facilitarán la tarea de los hackers para robar tus datos, según los expertos

Pero a pesar de los esfuerzos, el C919 no está siendo el éxito esperado ni ha logrado alcanzar la tecnología deseada.

Los ciberataques a empresas no se han reducido y China trabaja en el siguiente modelo, C929. Se espera que continúen las prácticas que se denuncian desde Estados Unidos y que China rechaza como suyas, por lo que el conflicto está lejos de acabar.

LEER TAMBIÉN: 4 razones, además de la guerra comercial, por las que los problemas de la bolsa no han hecho más que comenzar, según Morgan Stanley

LEER TAMBIÉN: La tecnología de vigilancia tipo 'Gran Hermano' de China no es tan potente como el gobierno quiere hacer creer

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Guerra Comercial
  2. Ciberguerra
  3. China
  4. Estados Unidos