China va a analizar miles de muestras de sangre en Wuhan para determinar el origen del COVID-19

Un cine en Wuhan es desinfectado mientras la zona se mueve para reabrir durante la pandemia de COVID-19 el 20 de julio de 2020.
Un cine en Wuhan es desinfectado mientras la zona se mueve para reabrir durante la pandemia de COVID-19 el 20 de julio de 2020.
Getty Images
  • China se prepara para analizar miles de muestras de sangre en Wuhan para descubrir el origen del COVID-19.
  • En el Centro de Sangre de Wuhan se conservan hasta 200.000 muestras que abarcan todo el año 2019, tal y como ha señalado la CNN
  • Se cree que en Wuhan se produjeron las primeras infecciones de COVID-19 en humanos.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

China se dispone a analizar miles de muestras de sangre en Wuhan para descubrir los orígenes del COVID-19, según ha informado la CNN.

Se cree que en esta ciudad de la provincia central china de Hubei se produjeron los primeros contagios de COVID-19 en seres humanos, y la Organización Mundial de la Salud señaló en febrero que las muestras de sangre podrían ayudar a los investigadores a averiguar cómo empezó exactamente la pandemia. 

Las autoridades chinas han conservado hasta 200.000 muestras de 2019 en el Centro de Sangre de Wuhan, por si fueran necesarias como prueba contra cualquier demanda relacionada con las donaciones, según el informe. 

Los funcionarios chinos aseguran que, una vez que pase el período de espera de 2 años para octubre y noviembre de 2019 —que es cuando los expertos creen que el virus infectó a los humanos por primera vez—, los investigadores comenzarán a analizar las muestras de sangre, ha informado la CNN. 

3 teorías que podrían explicar las causas del COVID-19 prolongado, según expertos españoles

"Esto proporciona lo más cercano en el mundo que hemos visto de muestras en tiempo real para ayudarnos a entender el momento del evento del brote", ha dicho a CNN Yanzhong Huang, un miembro senior de salud global en el Consejo de Relaciones Exteriores.

La OMS anunció el mes pasado que reiniciaba su investigación sobre los orígenes del COVID-19 en China, ya que siguen existiendo teorías contrapuestas sobre el origen de la enfermedad. 

Algunos —incluidos políticos estadounidenses— han acusado a China de ocultar la causa del brote, alegando que el COVID-19 se filtró desde un laboratorio de Wuhan.

Un grupo de científicos han dicho que el origen más probable de la enfermedad es el contagio natural de animales a humanos, posiblemente en un mercado de carne de la zona.

Un destacado científico lanza la voz de alarma: el mundo necesita comprender los verdaderos orígenes del COVID-19 para prevenir el "COVID-26 y el COVID-32"

Varios miembros de un equipo de la OMS que visitó China en enero habían dicho que las autoridades chinas se negaron a entregar información clave, como los datos brutos de los pacientes de los primeros casos, que podrían haber ayudado a determinar cuándo y cómo empezó el COVID-19.

“Nadie creerá los resultados que comunique China a menos que haya observadores cualificados, como mínimo”, ha declarado a la CNN Maureen Miller, profesora asociada de epidemiología de la Universidad de Columbia.

Otros artículos interesantes:

Un gráfico muestra los efectos secundarios más comunes de las dosis de refuerzo contra el COVID-19 de las vacunas de Pfizer, Moderna y Janssen

La directora del máximo organismo sanitario estadounidense cree que la humanidad debería unirse para combatir el COVID-19: "Estamos luchando entre nosotros y no contra el virus"

Las vacunas reducen el riesgo de COVID-19 grave en al menos un 90% de los casos según un inmenso estudio en el que han participado 23 millones de personas

Te recomendamos

Y además