Pasar al contenido principal

La ciencia lo confirma: dormir hasta tarde los fines de semana te ayuda a recuperar horas de sueño

Un estudio señala que dormir mucho en fin de semana te ayuda a recuperar horas de sueño
Pixabay
  • Un estudio con más de 44.000 participantes concluye que dormir en fin de semana te ayuda a recuperar horas de sueño.
  • La Universidad de Estocolmo señala que dormir 5 horas o menos aumenta las probabilidades de morir prematuramente.
  • Por el contrario, dormir demasiadas horas cada día también supone un riesgo para la salud.

Quizás ya lo sospechabas o, tal vez, simplemente eres de esos que aprovechan el fin de semana para vaguear en la cama y dormir todas las horas que no has podido durante la semana. Sea como fuere, la ciencia acaba de confirmarlo: dormir de más en los días libres ayuda a compensar la falta de sueño de los días laborales.

Según un estudio llevado a cabo por expertos en el sueño del Instituto de Investigación sobre el Estrés de la Universidad de Estocolmo, dormir más de la cuenta durante los fines de semana ─o en los días libres de los que se disponga─ no sólo presenta beneficios momentáneos, sino que realmente sirve para recuperar las horas de sueño perdidas.

La investigación desmonta décadas de consenso científico acerca del sueño: hasta ahora, se pensaba que la única manera de recuperar horas de sueño era ajustando progresivamente los hábitos a la hora de dormir hasta llegar a una rutina saludable. Por ejemplo, según estas teorías, si alguien duerme cinco horas de media de lunes a viernes ─con un déficit de un mínimo de dos horas por noche─, no sería saludable que durmiese diez horas más en fin de semana.

Leer más: 12 trucos y técnicas para dormir rápidamente

Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Estocolmo han reexaminado estas teorías y han llegado a la conclusión de que dormir de más en los días libres es tan efectivo como establecer rutinas de siete u ocho horas de sueño diarias.

El estudio, publicado en el Journal of Sleep Research, utilizó la información recogida en 1997 sobre los hábitos de sueño de 44.000 personas suecas y siguieron el rastro de los participantes 13 años después. Segmentando en función de la edad, el género o la educación, la investigación concluye que los adultos que duermen habitualmente cinco horas o menos son más propensos a morir prematuramente que quienes duermen seis o siete horas al día.

Paradójicamente, dormir demasiadas horas al día también puede aumentar el riesgo de mortalidad o, al menos, supone un peligro para la salud, según el estudio.

El fin de semana, más saludable de lo que se creía

Pero no hay que alarmarse. Siempre que se disponga de días libres durante la semana en los que recuperar horas de sueño, se pueden evitar estos riesgos: los investigadores concluyen que quienes duermen pocas horas a la semana y aprovechan la cama durante los fines de semana no tienen más riesgos para su salud que quienes tienen una rutina de sueño establecida.

La cuestión no es baladí: los anteriores estudios sólo se centraban en las horas que una persona debe dormir al día para mejorar su salud; sin embargo, esta última investigación ha estudiado por primera vez aquellos casos en los que, por circunstancias laborales principalmente, se duerme el mismo número de horas pero con un reparto distinto.

En cualquier caso, una mortalidad prematura no es el único riesgo de quienes duermen menos: quienes no descansan lo suficiente pueden presentar distintas patologías relacionadas con la memoria, el apetito e, incluso, la personalidad. Por suerte, la mayoría de las personas que trabajan cinco días a la semana ─al menos en Occidente─ disponen de un comodín en sus días libres para evitar estos riesgos para su salud.

Te puede interesar

Lo más popular